martes, 10 de septiembre de 2013

Este jueves un anuncio...



En la prensa de 1900 se reflejaba el romanticismo que la invadía en la época, cuando media Europa ya había pasado por ello -siempre a la cola, nosotros-: el amor frustrado o prohibido, el romper con los estancos católicos o familiares, la melancolía de lo imposible, sentimientos lúgubres, inadaptación, soledad, exhibicionismo del egocentrismo y pérdida de pudor, porque al hombre romántico le gusta que se sepa que vive al margen...

Estos recortes de la prensa de inicios del XX, reflejan la impaciencia y el arrebato de un enamorado, Leopoldo, lleno de dolor y padecimiento por su amado, T. F.:


Su amado le ha dejado y él se siente fatal, se pregunta si todavía le quiere y espera que así sea porque se siente morir...


Afortunadamente, su T. F. no ha caído en la trampa de las difamaciones y mentiras sociales; Leopoldo se lo agradece y, aunque se siente todavía desgraciado por la separación, decide quitar tierra de por medio y ponerse a disposición de su amado acercándose a él.


No han ido bien las cosas. Leopoldo se va a Estados Unidos y le pide a T. F. que al menos no le tenga sin correspondencia.


Paz y amor para todos... Oooommmm...




59 comentarios:

  1. Ayyyy, esos superlativos me matan. Beso cafeinado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo casi muero con el BENDÍGOTE, parecía una marca de engrudo para pegar losas en el cemento...

      No, no, cafeínico, porfa.

      Abrazos.

      Eliminar
  2. buenísima elección de recortes de anuncios históricos ¡muy bien censura!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olé por mí, entonces :))

      Gracias, Lao. UN beso y un cafelito, que es la hora precisa.

      Eliminar
  3. Original. Me ha encantado este Romanticismo popular.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa forma de hacerlo público es lo que dejó boquiabierta. Gracias, Pedro, un abrazo para ti también.

      Eliminar
  4. La forma de hablar en esos tiempos era muy peculiar amiga, al leer esos anuncios me llego el recuerdo de unas cartas que mi abuela tenia de antiguos enamorados que guardaba celosamente, y que llegue a encontrar a escondidas de ella, la forma de escribir era muy parecida, las cartas también correspondían a principios de siglo xx,...ya que mi abuela era una dignisima dama española nacida en 1902,....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué emocionante tener ese material en casa y poderlo disfrutar. De esas historias puede salir un buen libro ilustrado, tú que escribes tan bien sacarías un hermoso partido de la información.

      Eliminar
  5. Dicen que la distancia es el olvido.... ♩♪♫♬

    Besos, paz, amor... y a relaxing cup of café con leche, censura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... Pero yo no concibo esa razón, lariro, lariroooo...

      Ahí te van un par de "relaxings" y un abrazo, L.

      Eliminar
  6. NO HAY CÓMO L@S ROMÁNTIC@S. PORQUE ELL@S SI VALORA LOS SENTIMIENTOS.
    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, pero era solamente en su propio beneficio y con la intención de que se notase cuánto sufrían... no sé yo si me gusta el asunto... MMmmhhh :)))

      Un besito, compañero.

      Eliminar
  7. No lo tomes como una desconsideración, pero me cuesta Dios y ayuda, el leer tus entradas. No culpo al tamaño y color de la letra, seguramente mis ojos, ya cansados, no dan más de si.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que lo siento, pero si aumento el tamaño de la fuente parece una cosa desgarbada! Si tienes alguna idea con la que pueda mejorar, se agradece un canasto lleno.

      Gracias.

      Eliminar
  8. Esos anuncios tenían vocación de llegar al fin del mundo, aún no había internet, claro...Puede que ahora sea más fácil la comunicación, pero se echa de menos ese "romanticismo" que casi tocaba el punto de la desesperación...(sonrio).Muy interesante tu hallazgo, como siempre original y ameno.
    Mi gratitud y mi abrazo inmenso por tu creatividad y cercanía.
    ...Gracias por el cafelito.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que era el sistema más rápido, no sé cuánto tardaba en llegar una carta al domicilio de alguien, pero al menos, con este sistema de comunicación, no te abría nadie el correo.

      Gracias a ti, siempre por esa amabilidad y cariño.

      Un beso. De nada.

      Eliminar
  9. Soberbia entrada. A veces me pregunto como consigues escarbar de una forma tan atinada en los entresijos del pasado para traernos historias como la de hoy. No obstante, permíteme una pequeña consideración. He tenido que leerla dos veces para responderme a la pregunta que me estaba haciendo ¿cómo sabe que es amado y no amada?. Yo me estaba imaginando a T.F. como Teófila Felipa, por ejemplo, hasta que he reparado en ese "puedes escribirme tranquilO" que me había pasado inadvertido.
    Un fuertre abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También quedé sorprendida por esa O, así me hizo gracia la historia de los dos amantes. Por lo visto, alguien le fisgaba el correo a T.F., por eso le dice, el querido Leopoldo, que si se va lejos, al menos puede escribirle tranquilo. Hay que ver las cosas que se encuentran...

      Gracias, Pepe. Un beso a los dos bien gordo.

      Eliminar
  10. Chiquilla, pienso como Pepe, tienes un arte para encontrarnos este tipo de cosas tan interesantes, que siempre aprendo algo nuevo cuando vengo a tu casa a tomarme un cafelito (para mi descafeinado, gracias ;) )

    Una buena aportación Verónica.

    Un beso x 4

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te lo descafeíno rápidamente, amiga, para que te sientas como en tu casa.

      Gracias, un beso.

      Eliminar
  11. Los sms del romanticismo. Si hubieran tenido en su mano la tecnología actual no podríamos disfrutar de estos textos que nos has traído. No sé donde rebuscas.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ver cómo la tecnología había avanzado, unos años antes hubiera sido impensable la publicación de estos textos!

      Un abrazo y tu cafelito.

      Es que, ya sabes, soy una "rebuscona" de la Historia social... ajajajaa!

      Eliminar
  12. He rectificado mi comentario,porqué he estado leyendo en los comentarios que usaban los mismos adejtivos y loas.
    Pepe dice Soberbia entrada!
    PLLP, la considera original!
    Leonor disfruta siempre con tus textos.
    LAO Paunero, anota tu elección como buenisima.
    Pues reunes todos estos superlativos, que son
    los que yo pensaba decirte.

    Saludos entrañables

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caray, me vas a sonrojar, amiga! Muchas gracias. El simple hecho de que me guste lo que leo y pueda, de alguna forma, hacer que os entretenga o agrade cualquier curiosidad, es una gran satisfacción. Gracias, Montserrat.

      Eliminar
  13. Interesante, relacionar el jueves de anuncio con la época romántica y algunas de sus exageraciones. Y ahora me acuerdo de cómo empezó esa época, a principios del XIX en Alemania (creo recordar), dicen que la última visión común en la historia del pensamiento europeo.

    Beso + carajillo al ron!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, bienvenido sea ese carajillo de ron, si es con hielo y un poco de limón, ya ni te cuento...

      Si, comenzó en Alemania, los españoles solo dimos los últimos coletazos al movimiento.

      Un beso y ahí te va uno quemadito.

      Eliminar
  14. El amor, que nos visita desde el pasado. Francamente interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Auxi. Sería emocionante poder escribir estas misivas. No sé por qué pero más de uno ya sabría quiénes eran Leopoldo y su T.F. querido.

      Eliminar
  15. No sé si sentir lástima por Leopoldo o por la gente obligada a leer sus anuncios, no lo decido aún.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, imagino que con esos devaneos epistolares, al menos ellos lo pasaron bien. De los demás depende o no difrutar, compadecerlos, espantarse, echar sal por encima del hombro...

      Un saludo, José A. Cafelito.

      Eliminar
  16. He de decir que si me dedicaran tamañas palabras...Esta(n)dos Unidos se me antojaría demasiado cerca para salir corriendo!!!!
    (Muy buena la selección, por otra parte)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Polo Sur te vendría bien? jajajaja!

      Muchas gracias por tu amabilidad.

      Eliminar
  17. Una genialidad esos recortes, me pregunto de donde sacas esas cosas? Pero no me importa de donde vengan si las compartis con nosotros deleítandonos como hoy.
    Qué amor, qué declaraciones, me encantaron.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tuvieran que esparcirme, lo mejor sería una biblioteca de postín para poder seguir rebuscando como fantasma cuando cerrasen y apagasen las luces ¿Divertido, eh? BUuuu :))

      Un abrazo y un cafelito.

      Eliminar
  18. El adórote es mortallllll, jajajja!!
    Muy bueno, Censu!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues del mismo estilo que el bendígote...

      Gracias, Sr. Oso.

      Besito y café recién preparado.

      Eliminar
  19. Me ha encantado el estilismo que has usado, ejemplo de la literatura epistolar de la época romántica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegra que te gustase, tengo que reconocer que me gustó la originalidad de estos textos en esa época.

      Eliminar
  20. Curiosísimos esos recortes de prensa, y ya en esa época y sobre todo declarando un amor prohibido, porque en algún recorte se ve claramente.
    Muy bueno
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagina el boom que eso debía causar entonces ¡¡¡Qué osadía!!! :))

      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  21. Que romántico y que atrevido, alla por el novecientos, enviar mensajes desesperados de amor a otro hombre. Mariposillas en el estómago al abrir el diario cada mañana (a mi no me importaria probar)
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues podrías hacerlo tú, un mensaje sorpresa a alguien que no se lo espera y así, cuando abra el diario mientras se come el chocolate con churros, se emocionará!

      Un besito, compañera!

      Eliminar
  22. Es una pena que se acabe el romanticismo, con lo hermoso que era. Y para muestra un botón... La recopilación de los recortes nos enseñan mucho del amor, ese que no tiene límites, ni fronteras, y si todo era prohibido... mejor.
    Feliz fin de semana. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues paree que el pobre romanticismo ha quedado mal parado y comercializado con el paso de los años. Aunque se le catalogue de cursi, es maravilloso tenerlo dentro y sacarlo a pasear de tanto en tanto.

      Un abrazo, cafelito y buenfinde.

      Eliminar
  23. Qué lenguaje utilizaban tan rebuscado! con lo fácil que es decir ahora tqm (te quiero mucho) ja ja,ja.
    Muy bueno! como siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, TQM???? Jajajaja! Muy bueno, Charo. Qué risa.

      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  24. Cuanto amor se desprende, esto ya no es lo que era, por lo menos, a la hora de expresarnos. Un abrazo y felicidades por la elección.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, mi dulce compañera, responsable de esas calorías que me hacen pecar, jajajaja!

      Gracias por venir, me gustó recibirte con un recién hecho café.

      Beso.

      Eliminar
  25. En los asuntos del amos, no se cambia, está visto que no se cambia, así pasen mil años. Pero que anuncios tan fantásticos nos traes.
    Un beso x 4

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te vas, me dejas y me abandonas...
      El amor, amiga, siempre duele en el mismo sitio, a que sí?

      Beso y cafelito.

      Eliminar
  26. Mira que el mundo gira, estos anuncios serían hoy tuits, ¿no?
    Una excelente aportación, olvidados esos avisos en prensa, pero interesantísimos. Besos.

    ResponderEliminar
  27. El amor manifestándose a través de anuncios y a través del tiempo... que al parecer, no ha logrado que este ir y venir del amor se pierda en él... Verónica sabe como rescatarlo! sos una genia!, pues te las ingenias maravillosamente para capturar historias y permitirnos disfrutarlas.
    Besos!
    Gaby*
    (para Juan Trujillo, que pruebe con el zoom, a mí me salva cuando se me dificulta leer -y eso que estoy estrenando lentes!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias, puedo imaginar la época y, tengo la intuición de que tal vez era más tolerado ese mundo de "amores prohibidos" en pleno romanticismo, por su originalidad y transgresión, que ahora. Digo yo... ya saldrán los dogmáticos a apalearme como siempre.
      Un abrazo y gracias de nuevo.

      Eliminar
  28. Curioso y romántico... me imagino que si no fuera por las iniciales más de una/o jugaría con esa posibilidad de preguntarse ¿seré yo?... En estos tiempos que corren sería todo un experimento insertar estos anuncios en los contactos, seguro que los resultados serían, como poco, llamativos.
    A estas horas una vasito de leche, mejor...
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que los anuncios salen muy caros comparados con un par de "uasaps"...

      Un beso, compi. Pues hágase la leche.

      Eliminar
  29. Amiga, te he dejado un premio en mi blog, puedes recogerlo cuando quieras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. "siempre a la cola, nosotros"
    Censu, esta vez no estoy de acuerdo contigo. Olvidas que en el siglo XVII, el Siglo de Oro, la literatura española gozó de muy buena salud y era el espejp en el que se miraban todas las literaturas españolas. Es cierto que muchas veces hemos ido a la cola, pero creo que en Literatura no tenemos nada que envidiar a los europeos.
    Un beso.
    Por favor, no me des más cafés que luego no puedo dormir. ¿Qué tal una infusión? Ja, ja!

    ResponderEliminar
  31. Tu aporte siempre generoso en originalidad, novedad y café. ( como ya están próximos al almuerzo, vayan unos panqueques para cuatro!!)
    Un placer amanecer este domingo, leyendote

    Besos

    ResponderEliminar