miércoles, 16 de octubre de 2013

Este miercueves celoso...



Decía el amigo Aristóteles, el que heredó el negocio de Platón y luego se lo pasó a Teofrasto, que los humanos tenemos la facultad de apasionarnos, de sentir pasiones en distintas intensidades, y que éstas pasiones conllevan siempre dolor o placer; así, el deseo, la ira, el miedo, la envidia, la alegría, el odio, el pesar, los celos o la compasión, son pasiones. Todos tenemos la capacidad de experimentarlas, y depende esa experimentación de una cualidad con la que no nacemos sino que adquirimos para enfrentarnos a ellas; es decir, que nadie nace controlándolas, sino que hay que crear el hábito para estar en disposición, buena o mala, para sentir dichas pasiones. 
Por ejemplo, si sentimos unos furibundos celos que nos hacen verlo todo negro, estamos en mala disposición; si los sentimos de forma proporcional, no dañina, estamos en disposición buena. Por eso, las pasiones, los celos, por ejemplo, no dependen de nuestra elección o voluntad y son ardientes, porque por ellas, esas irracionales, somos conmovidos. 


59 comentarios:

  1. Las pasiones como generadores de dolor o placer. Las pasiones también se interrelacionan entre ellas, de modo que, los celos por ejemplo, ya que de ellos hablamos, pueden estimular otras pasiones como ira, cólera, miedo, odio, y esto puede producirse con tanta intensidad, que el control sobre ellas se vuelva imposible o muy complicado.
    Gracias por participar, Vero. (No tanto por no avisarme), que me he tenido que enterar por la prensa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Perdón, perdón, perdón!!! esta cabeza de chorlito me la tienen ocupada dos activas criaturas... menos mal que la prensa es eficiente para las cosas importantes.

      Un beso a los dos y vuestro cafelito.

      Yo have a mail...

      Eliminar
  2. Veroooo, siempre el equilibrio inestable de las partes.
    Petó i cafetó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que sí que no, sombra y luz...

      Beset, companya.

      Eliminar
  3. Es difci de controlar ciertas pasiones. Cuando los celos se disfrazan de envidia. ponte a temblar, porqué despues viene al ira el odio i la cólera. Y ahi entramos en lo mas peligroso del asunto. Hay que curar las heridas pequeñas para que no se hagan mas grandes.
    Hoy también tomaré un cafetito Gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo ese tipo de pasiones son maravillosas si podemos entenderlas y vivirlas de manera sana. La envidia verde por esa casa con piscina que tienen algunos, o la ausencia de michelines de algunos cuerpos serranos, jajajaja!

      Un beso y ese cafelito que hago especialmente para ti, companya i amiga meva.

      Eliminar
  4. Eso lo decía Aristóteles porque estaba celoso de Platón, ¿qué duda cabe al respecto?

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que estuviera celoso porque llegó a dar la vuelta a los conocimientos de su maestro. Eso fue precisamente lo que le distanció de la escuela platónica, bueno, además de que era macedonio y los antimacedonios se la tenía jurada...

      Un saludo, compañero, cafelito.

      Eliminar
    2. Celos, cinco letras, dos sílabas. Eso es todo. De lo contrario nunca hubiera dicho nada sobre los errores de su maestro, se los hubiera guardado para él solito...

      Saludos!

      J.

      Eliminar
    3. Celos o tirria, no importa, el caso es que no le tragaba.
      Un cafelito y gracias por volver, me chiflan los respondones. Y la polémica más.

      Eliminar
  5. Si, las pasiones nos prueban siempre...Por eso hemos de ejercitar la paciencia,la calma y la valentía...Mirarlas de frente y saber qué todo pasa, que nada permanece. La pasiones llegan como la vida, para que aprendamos a ser fuertes en el camino...Sonrío...Claro, que esto no es fácil, a veces nos lleva todo una vida.
    Mi felicitación por la profundidad de tema, Verónica.
    Mi abrazo grande y mi cariño...Gracias por ese cafecito, rico, rico...Feliz miércoles, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, con la cabeza apasionada no se puede pensar. Toda una vida y mucho más, esas pequeñas cosas sin importancia que nos sacan de nuestras casillas; sabemos que son nimiedades y aun así no podemos dominarlas.

      Un beso, María Jesús, feliz tarde noche. Chocolate fresquito para hoy.

      Eliminar
  6. Cuando se tienen celos, lo que manda no es el amor, es el amor propio.
    Un abrazo y gracias por el café.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O la falta de confianza en uno mismo...

      De nada, sírvete cuando quieras.

      Eliminar
  7. Digo yo que todo en su justa medida es lo que tiene que ser, pero para muchos es dificilillo, para muchos más casi imposible, triste, pero es así.
    Un abrazo Vero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese justo medio que no existe, que nadie ha visto más que en las pinturas. Ni practicando consigo vislumbrarlo, chica.

      Un besito, Chelo.

      Eliminar
  8. Platón a su vez lo heredó de Socrates. Aunque se dice que Platón fue un personaje de Socrates. Platón sospecho que tenía envidia de músicos, a quienes pensaba prohibirles ciertos modos musicales, y de los poetas, a quien no los respetaba. Eso si mi memoria de demiurgo no le engaña.

    ¿Que se siente tener comentarios de dos demiurgos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me siento muy emocionada :))

      Al revés, fue Sócrates el personaje de Platón, aunque se les llamaba Sócrates a unos cuantos que iban por el ágora pregonando, No se sabe cierto, dicen que Platón le utilizaba para poner su palabra en otra boca y eludir responsabilidades para no perder clientes en su escuela: es posible.

      Si, en República hay muchas referencias a cómo crear o eliminar a los ciudadanos no perfectos, o cómo educarles...

      Tu café con ron negro.

      Eliminar
    2. Uy, no me digas que escribí al reves. Quise escribir Sócrates, personaje de Platón.
      ¿Y que se siente tener comentarios de dos demiurgos, que además contestan a la respuesta?

      Eliminar
    3. Son ustedes divinos, me embarga la emoción, no me salen las palabras... Así? Jajajaja!

      Un cafelito bien cargado de pecaminosos ron negro y un abrazo, compañero.

      Ya me extrañaba ese error en ti...

      Eliminar
  9. Malas mezclas son esas que nos relatas, y como en casi todo, un punto de celos, no mata a nadie....Lo peor es cuando ocupan todo tu tiempo, y te hacen desdichado.
    La mayoría de las veces porque confundimos sentimientos, o nos sentimos inferiores al objeto de nuestro deseo.
    TELEGRAMA IMPORTANTE:
    Guarde tu haiku, y concursas cerrando el torneo, el día 27 de Octubre- domingo...Solo nos quedan tres domingos y después las votaciones ¡ Estoy disfrutando tanto ! Que me da pena que se acabe. jajajjaja.
    Gracias por el café y besos cariñosos, querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso pienso yo, el complejo de inferioridad es el causante de esos maliciosos celos. O la falta de confianza en el otro porque ya ha dado motivos...

      Gracias, dudaba en si te había llegado.

      Eliminar
  10. muy buen relato y rico café Censura!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, señor Lao. Un placer servirte.

      Eliminar
  11. Digo yo que mejor será no tenerlos ni en su justa medida, porque siempre habrá quien no los sepa controlar y joderá el patatar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira tú que a mí tampoco me gustan en ninguna medida... Ya somos dos, de momento.

      Eliminar
  12. ¿Celos? Se curan con buenos atracones de más celos. O teniendo celos de tus celos.
    Brrrrrr...
    Café lleno de celos, por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noooo, mis cafés están libres de toda culpa, saben bien y entonan el cuerpo... Deja los celos para los descafeinados con sacarina :)))

      Tu abrazo de hoy y un cafelito normal!!

      Eliminar
  13. Siempre seré una irracional, celosa, apasionada y desastrosa. ¿Será el café? En verdad soy celosa en la justa medida, ya cuando aparecen los cuernos me desequilibro un poco Censu, lo normal. Un besazo linda. Hoy ando con frío, quiero un cafecito con brandy!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que depende de la seguridad que se siente por la costilla o con el churrasco, jajajaja!

      Yo te lo hago con el azúcar quemadito, chorrete generoso de ron negro y mucho cariño.

      Eliminar
  14. Exacto, que tire la primera piedra quien no se haya puesto alguna vez pelín celosón, jajajaja. Bah, es algo consustancial con el ser humano, y no indica desequilibiro alguno. Otra cosa es la enfermedad de los celos; esos celos que llegan a matar.

    Pero vamos, nada que ver. Lo que ocurre es que siempre se tienden a mezclar las cosas.

    Un café + ron + tequila + limón, jajajajaja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, así es; el que te pique que tu pareja sea mirada con OTROS buenos ojos, no es una mala señal, hasta hace sonreír esa pizca de celillos... es muy sano.

      Jopé, me vas a emborrachar :)))

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Todo en su justa medida, si nuestra actitud es desproporcionada, entonces vienen los problemas y a veces las desgracias.
    Muy bien explicado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues en eso lleva la humanidad milenos, buscando ese punto medio, amiga Carmen.

      Gracias. Tu abrazo y tu café.

      Eliminar
  16. El poder de las pasiones y a todo aquello que nos mueven -bueno o malo. Somos bastantes complejos si nos ponemos a pensarlo bien... Decir amor, te amo, tenerlo ahí, y... martirizarnos con dudas y obsesiones, sin dudas es porque algo nos anda fallando, porque un poquito, se vale, pero demasiadoooo, ufff! torna cualquier relacionamiento humano, insoportable.
    Me tomo el cafelito y te dejo un bombón!
    Besos:
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues prefiero ser apasionada y vivir con intensidad que permanecer en la insulsez; eso sí, en ese poquito que tú dices y que muchos tratamos de aprender... a ver si lo conseguimos, jajaja!

      Un beso y gracias por el chocolate, Hmmmm... ricoooo.

      Eliminar
  17. Un buen punto de vista sobre los celos, una pasión que puede ser buena o mala, depende de como nos toque. Pero creo que influye también el grado de inseguridad que tengamos sobre nuestra persona, para darle más intensidad a esa pasión, o poder manejarla.
    Beso enorme :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, porque aunque desconfiemos del otro por motivos que ya nos haya mostrado, si estamos seguros de nosotros le mandamos a paseo y listo, se acabó el que nos dé motivos.

      Un beso y tu cafelito, Sindel.

      Eliminar
  18. Qué interesante, me has hecho reflexionar. Creo que estoy en un termino medio... También coincido con lo que dice Sindel, que muchas veces los celos tienen que ver con nuestro estado de inseguridad.
    Un beso:
    Jime

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues, amiga Jime, te doy la enhorabuena. No en los celos porque no tengo, pero en otras pasiones todavía tengo que aprender mucho, ese medio me cuesta sudores :)))

      Un cafelito con abrazo. Gracias por venir.

      Eliminar
  19. Amiga, te dire otro secreto: Cierto grupo de investigadores de la Universidad de Minnesota acaban de descubrir que los hombres, tal y como temian algunos, no somos animales racionales sino puramente irracionales...

    No saben como comunicarlo a la sociedad cientifica.

    Un abrazo fuerte, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasa, pasa, tengo el confesonario abierto.
      Acabas de desmontar la razón de mi vida, ¿Ahora qué? Tendré que hablar de la sinrazón irracional de mi existencia... Qué desdicha.

      Un abrazo, compañero, ahí te dejo el cafelito de hoy.

      Eliminar
  20. Debemos ser capaces de controlar nuestras pasiones, si con ellas dañamos a otros y los celos dañan, a quien los siente y a quien los padece. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, con el tiempo se aprende y, muchas veces, ese mal que hacemos a quien queremos nos duele más a nosotros mismos.

      Gracias por venir, un beso.

      Eliminar
  21. Yo creo que las pasiones nos hacen humanos pero tenemos que intentar controlarlas y no dejar que nos controlen a nosotros. ¿Quién no ha sentido celos alguna vez? ¿o envidia? ¿o ira?...la gente excesivamente perfecta no me gusta, porque yo tampoco lo soy .
    Me vendría fenomenal ahora un cafelito de los tuyos, !tengo las manos y los pies helados!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasa y toma lo que te apetezca, siempre estará a tu gusto. Lo de controlarse es emprender la guerra con la razón y no es fácil...

      Un abrazo bien gordo.

      Eliminar
  22. Celos naturales como la vida misma. Aprender a controlarlos puede ser dificil si no se cuenta con la suficiente madurez. Cuando no se sienten celos es cuando hay que hacérselo mirar ;-)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, esos celillos son como las cosquillas no deseadas: INCÓMODOS solamente, jajajaj!

      Un abrazo, Alberto.

      Eliminar
  23. Como funámbulos en la cuerda, asi son las pasiones. ¿Dónde el equilibrio?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el centro de la cuerda...

      Un besito.

      Eliminar
  24. Pues sí, tiene su lógica y teóricamente es perfecto. Lo imprevisible es saber en que momento esa pasión se desborda en cantidad y calidad que pone en peligro todo el raciocinio que se nos presupone.
    Es como una adicción (otra pasión) que no hace daño hasta que mata.
    Muy claro y didáctico, sólo me falta el cafelito.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí te lo dejo servido.
      La razón es un don muy preciado y tiene como compañero un corazón frío, porque como se ponga a altas temperaturas ganará siempre la sinrazón...

      Un abrazo y tu cafelito.

      Eliminar
  25. Creo que hay sentimientos o pasiones que no podemos controlar. Aunque intentemos reprimirlas, acaban saliendo a flote. En fin, tomo nota de la doctrina que nos dejas, pero yo me conozco... y no se si surtirá efecto.

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, eso suele pasarnos a los muy apasionados con todo en general... nos emocionamos. Mejor eso que ser un rancio.

      Un besito y tu café.

      Eliminar
  26. Controlar las pasiones es siempre tarea difícil... y los celos, supongo que más si vienen de serie, deben ser un sin vivir...
    Mejor vivamos seguros las pasiones, nada de inseguridades nadando en el ambiente.

    Besos... y mi descafeinado? :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me gusta apasionarme, es un poco la sal de la vida. Al menos de la mía.

      Un beso y cuídate mucho.

      Eliminar
  27. No me van los celos, ni poco ni mucho, no creo que sean sinónimo de amor.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cosquilleo no te lo quita nadie, pero no son celos, es la sensación de inseguridad tal vez...

      Un beso, compañero.

      Eliminar