martes, 26 de noviembre de 2013

Este jueves de cementerios...



La tierra removida sorprendía cada mañana a Lorenzo el enterrador. Siempre en el mismo lugar, invariablemente. Sin cuestionarse nada más que un acto con el objetivo de avanzar su jubilación, escuchaba la cantinela de su hermana María: "Lorenzo, no te metas en líos, arregla la tierra y calla la boca". Aquella tarde Lorenzo desbrozaba el camino viejo de la parte de atrás, el cementerio estaba cerrado y el ruído a su espalda era como un eco a su trabajo. Dio la vuelta al mauoleo de Pietro, el conde de Nuovo Lazzaretto y, por lo que parecía, un topo removía la tierra. Ahí estaba la razón. Un topo. Pondría trampas y arreglado el asunto. 
La trampa era de su abuelo, vieja y oxidada, la engrasó y se acercó a la tierra removida para semienterrarla. Algo blanquinoso sobresalía de la tierra. Lorenzó aclaró la tierra con la mano y desenterró el objeto. Un cráneo en posición horizontal con un ladrillo incrustado en la mandíbula le echó hacia atrás por la sorpresa. Inmediatamente recordó la historia. Era ta tumba de la joven Alexandra enterrada el 26 de noviembre de 1513, la mujer vampiro causante de todas las plagas del pueblo. El exorcismo había terminado. Ya habían pasado los quinientos años.


En la isla de Nuovo Lazzaretto se encuentran enterrados los llamados vampiros venecianos, es interesante la tumba del siglo XVI con el cuerpo de una mujer que fue enterrada con un ladrillo que le impedía cerrar la boca y por tanto morder. Era una técnica de exorcismo para combatir los vampiros europeos ya que se les creía causantes de plagas.


Más sepulcros y tumbas en casa de Charo.



PREMIO, PREMIO... ESTA VEZ DE MANO DE SINDEL.

Generosamente, nuestra ave fénix nos ha dejado un premio a todos. La condición única es responder a las preguntas y otorgarlo, únicamente, a blogs de menos de 200 seguidores, pero como casi todos sois veteranos y vuestros blogs están que se salen de fans, pues a vuestro gusto lo dejo... Es todo vuestro.



1- Cuál es tu autor favorito.
Autor de qué, de composiciones musicales, teatro, cine, novela, periodismo?
Estoy un poco desfasada en todo y me he vuelto muy selectiva, obras concretas lo definiría, más que el autor en sí; por ejemplo, el teatro español del XIX sigue apasionándome.
2- Cuánto hace que creaste tu blog.
Éste es reciente, nació por la censura y abusos que sufrió el anterior. Poco más de un año.
3- A qué cosas tienes miedo.
A los humanos y su mezquindad. A los que te juzgan sin preguntar. A los maliciosos. A los difamadores. A los ambiciosos sin control. A los irresponsables. A los carentes de escrúpulos...
4- Qué lugar visitarías en tus vacaciones.
Cualquiera con los míos y mis amigos favoritos, si hay agua cerca mejor.
5- De qué cosas no puedes prescindir.
De leer antes de dormir con el diccionario al lado. Imposible.
6- Qué palabra define tu carácter.
Cáscara.
7- Cuánto tiempo te pasas frente a la computadora.
Depende, de nada a un par de horas.
8- Algo dulce o algo salado.
De las dos cosas, acompañadas siempre con un buen cava fresquito brut nature.
9- Qué tipo de música te gusta más.
Ningún estilo en general. La buena melodía de cualquier género. Desde Corelli a la Polla Records. Desde Quico Veneno a las suites de Bach.
10- Cuántos libros llevas leídos este año.
Una cincuentena...
11- Con qué animal te identificas.
Con la lagartija y con solo tres ocupaciones: estar tranquila sobre una piedra caliente por el sol, piscar alguna mosca de tanto en tanto y beber del rocío...



55 comentarios:

  1. ¡Madre mía! ¡Qué dolor de mandíbula!

    Tus miedos serán eternos.

    Café en el infierno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería un buen castigo, pero en vida, para los chupasangres, jajaja.

      Café aceptaré en cualquier lugar, y hasta con un ladrillo en la boca!

      Eliminar
  2. Me da la impresión de que Alexandra va a volver y que Lorenzo va ser su familiar, el que la cuide durante el día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no se me ha ocurrido pensar en qué va a pasar... podría ser un buen final de amor entre generaciones anacrónicas.

      Eliminar
  3. tétrico relato Censura! quien te dice si habrá sido cierto ¿?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no, no... no me asustes! No me digas que lo que sale de mi imagnación puede ser cierto, porque me espanto sola!!!

      Eliminar
  4. Ahí comenzó el problema del ladrillo, mucho antes del actual.
    Les hubiera salido más bbarato un canto rodado y más contundente.
    Lorenzó no dormirá tranquilo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser que la estaca no estaba de moda y les pillaba, además, lejos del río :)))

      Eliminar
  5. Uffffff, cierto, me ha recordado ciertos rituales que se realizaban para cuestiones parecidas, como endemoniamientos y demás. Y a lo mejor la víctima va y era epiléptica. O era una anciana solitaria con tierras...

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, seguro que sí, igual esta maldita por haber nacido de pies...

      Gracias por venir, compañero. Un besito.

      Eliminar
  6. No conocía esa forma de exorcismo, pero me parece tan válida como las demás... E inútil, por supuesto, mira que creer que se puede atrapar a un topo...

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni atrapar un topo ni acabar con los chanchullos de cualquier índole... Igual está Alexandra detrás de todo esto. Fíate, fíate...

      Un saludo y tu cafelito de hoy.

      Eliminar
  7. Oins pues entre esto y la Caballé y Raphael, no voy a poder dormir.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, es verdad, ya nos están machacando con el anuncio... ¡Qué susto!, ¿eh?

      Eliminar
  8. Unas respuestas estupendasssssss!!!!! Y lo de la lagartija me encantó. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Liova. Te dejo un espacio en mi piedra... :))

      Un beso y tu café.

      Eliminar
  9. Aprendiendo contigo como siempre, tus relatos llegan acompañados de una lección. A más de uno le metía yo un ladrillo en la boca algunas veces.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a más de dos, amiga mía... Creo que volvería el auge del ladrillo si lo hiciéramos público, jajajaja!

      Un besito.

      Eliminar
  10. Excelente relato.
    Felicidades por el premio :D
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias.

      Un beso, sírvete tu cafelito.

      Eliminar
  11. Pues con la crisis del ladrillo imperante, no sería mala idea para los muchos vsmpiros que nos estan chupando la sangre. Totsl, dentro de 500 años no estaremos para asistir a su resurrección.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso decía yo más arriba, seguro que las fábricas comenzaban a contratar personal y se renovaban, con la de chupasangres que hay. Te imaginas la publicidad?

      "NUEVOS DISEÑOS DE LADRILLOS PARA MANDÍBULAS GRANDES O DESDENTADAS..." :)))

      Un abrazo a los dos.

      Eliminar
  12. Fíjate que parece más efectivo que lo de la estaca en el corazón. Sin embargo, desconocía esta técnica. Será que lo de espetar corazones vampíricos siempre queda más cinematográfico y glamuroso. Siempre aprendemos cosas nuevas contigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaa, no quedaría muy fino en un "filn jolibudiano" al chico de la película incrustando un ladrillo en la boca del vampiro, jajajaa!

      Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  13. Me ha gustado mucho lo del ladrillo, no lo había oído, pero me lo apunto :)
    Yo también me preguntó qué ocurrirá ahora...

    Enhorabuena por el premio!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues vamos a tener éxito porque ya veo que somos muchos con ganas de meter ladrillos en bocas ajenas, jajaja!

      Gracias. Un beso, teresa.

      Eliminar
  14. El relato me ha gustado mucho. Tienes una mano buenísima para el cuento corto, ojalá te prodigaras más en este género porque, lo dicho, los disfruto mucho.
    Un fuerte abrazo para los cuatro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, amigo, no me sale dar valor a las cosas que escribo... Gracias por tus palabras, eres muy amable conmigo.

      Un beso.

      Eliminar
  15. A pesar del esfuerzo que tienen que hacer mis ya cansados ojos, para leer la grafía de tu entrada, el brillante relato que has ideado para justificar la rara fotografía, me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si ya la he hecho más grande!!! O es la fuente lo que te molesta, porque la cambio rápidamente.

      Gracias, Juan.

      Eliminar
  16. Leerte Vero, es casi como leer antes de dormir con el diccionario al lado, eres imprescindible, cuando se trata de enriquecerse con historias y situaciones poco conocidas. Da chuchito ese cráneo con el ladrillo incrustado en sus fauces, pero más chuchito le habrá dado a la chica tener que atragantárselo. Muy buen aporte!
    Besos: Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gaby!! Ohalá en ciertos ámbitos pensaran lo mismo que tú; pero ya ves, pronto prescindieron de mí, ya leerás por qué en la próxima entrada.

      Un beso y tu cafelito.

      Eliminar
  17. Me ha sorprendido muchísimo tu relato, no solo por lo bien escrito que está sino por la historia que cuenta y la nota explicativa que adjuntas al final (por cierto en letras muy muy pequeñitas). Nunca había oído nada de ese ritual de enterramiento de los vampiros.
    Y la foto es espectacular!!!!Enhorabuena y gracias por participar.
    Ah, disculpa por ponerte en la foto el nombre de Censura, no me acordaba de que era Verónica, pero si quieres te lo cambio ¿vale?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Charo. Ya he aumentado la fuente de letra. Yo tampoco sabía nada del tema, pero casualmente vi la imagen y me salió el relato. Gracias por tus palabras, No pasa nada, no me importa el nombre, como quieras me parece bien.

      Un besito-

      Eliminar
  18. Que impresión me causan la imagen y la historia! Eran muy extrañas las creencias de esa época y la manera de vencer el mal, demasiadas supersticiones.
    Me pareció muy interesante!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería un buen tema de investigaciòn el ver la forma en que las personas fueron enterradas durante cierta época... pero eso de dedicarse a desenterrar, hmmmm, no sé yo...

      Un besito.

      Eliminar
  19. Una historia sorprendente al igual que la imagen.
    Un abrazo

    Lola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lola. Me alegra verte por aquí!

      Un cafelito con abrazo.

      Eliminar
  20. Buen relato. Y de ágil lectura. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  21. Muy buena historia, que sorpresa encontrarse con eso. Y muy bueno la información que nos das de cómo se enterraban a los vampiros, y porque les ponían el ladrillo.
    Siempre aprendo algo al leerte.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me agrada que te gustase el cuento porque encontrar curiosidades para mí siempre es fácil, el problema es crear el relato posteriormente!

      Gracias. Un besito y tu café.

      Eliminar
  22. Sorprendente tu relato, produce escalofríos pensar que puede ser cierto. Besote compañera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que no! No me asustes tú ahora :)))

      Un besito y tu café de sobremesa.

      Eliminar
  23. No me extraña que el pobre enterrador se quedara pasmado ante semejante encuentro. Curioso lo del ladrillo, como simpanticos los comentarios al respecto. Me lo pase muy bien en este paseo Censu, pero no es nada raro pasarlo así, cuando se te visita.
    Un abrazo multiplicado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, compi.
      No sé si esta curiosidad es real o inventada para la red, pero es morbosa, al fin y al cabo... :))

      Un beso bien gordo.

      Eliminar
  24. Hurgar entre las viejas leyendas, de tu mano y tus letras, nunca deja de sorprenderme, Vero. un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mónica. Mis letras solamente tienen valor con vuestra lectura.

      Un beso.

      Eliminar
  25. Desde luego, para ser enterrador hay que ser de una pasta especial, yo descubro ese cráneo y no paro de correr hasta llegar al polo norte. Miedoooo es lo que he sentido en mi piel contigo.
    Besos amiga Censu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, Lucía, pues ya somos dos, tu al Polo Norte y yo al Polo Sur... jajajaj! Vaya dos gallinas..., jajajaja...

      Un beso, compañera. Feliz finde.

      Eliminar
  26. ¡Quinientos años con un ladrillo en la boca...! Yo no sé si podría soportarlo. Bueno, si es del duro de Jijona, no sé, no sé...
    Interesante, muy interesante, y hasta me lo he imaginado de principio a fin.
    Besitos a cuatro morritos.

    ResponderEliminar
  27. Un relato muy interesante (lo que por aquí no es novedad).- Me ha dejado de boca abierta, lo que resulta un peligro, no vayas a ponerme un ladrillo, una estaca o un pedazo de pan (hay que cuidar las calorías que llega el verano, y perdoneseme la frivolidatttt).
    El comportamiento humano... cuánta curiosidad provoca y qué fuente inagotable resulta.
    Un enorme abrazo!!

    ResponderEliminar
  28. Como siempre, un pedazo de historia, hecha relato.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Se cumplieron los 500 años, a cuidarse todos loe Jueveros, serán las primeras victimas, por su sangre tan "Dulce", je je
    Bendiciones Censura, buen relato.

    ResponderEliminar
  30. Gracias por ilustrarnos. Imagino que la Iglesia de aquellos tiempos tenía muchas fantasías. Algo imprescindible para mantener su poder sobre el pueblo. Nos guste o no, es nuestra historia. Un abrazo y gracias por tu cafelito.

    ResponderEliminar