viernes, 20 de diciembre de 2013

Otro cuento de realezas...


Como lo mío es leer y criticar los convencionalismos establecidos... mal que me pese los tantos y cuántos que debo seguir en mi modus vivere, pues me he acordado esta mañana de algo que leí sobre Catalina, la de Portugal y que la historia no es como la cuentan sino como se interpreta a posterori...

Esta guapa y encorsetada moza fue la sexta de los hijos de Felipe el guapo y Juana la loca, que ni guapo ni loca como sabéis bien. Al ser enclaustrada con su madre pues sufrió todos los malos tratos que le tocaron de rebote y en directo.

Cuando su hermano Carlos I llegó a España, cuenta la historia que se la llevó para evitarle más torturas (je) y la casó, con la intención de salvarla (jajaja), con el uno de los reyes más ricos, con el objetivo de compensarla y favorecerla (Juuuaaaaaa, jjjjaaaaajjuuuuaaa...)


No sé si Juan III, su señor monarca esposo, sería buena gente pero sí era muy "trabajador" porque le hizo más de una docena de abortos, y nueve hijos que fallecieron todos de niño, menos Juan que falleció a los 17 años y dejó un nieto, llamado Sebastián, a la abuela Catalina y al abuelito Juan.

Cuando muere el rey y no habiendo ya ningún hijo de por medio, le tocó hacer de monarca al pobre Sebastián que tenía tres años. La abuela manda, la abuela rige.


Entonces fue cuando al hermano que la salvó, ejem ejem... le llegó la oprtunidad de cobrársela y  le dijo de unir los dos reinos, España y Portugal; evidentemente, Catalina le dijo que nanai, que a España no le debía nada y que ella era portuguesa, y que su cuñado Enrique podía hacerse cargo de todo.

Catalina se murió con 71 años; unos meses más tarde y por casualidad, Sebastián muere también en una batalla y Enrique se coronó rey.


Este elemento iba por "buen" camino desde bien joven, primero metió la cabeza en lo sacro para que Portugal tuviera voz, voto y fuerza en los asuntos católicos porque, hasta entonces, eran solamente asunto de dominio español. Con veintidos años ya era arzobispo, en breve se le sumó el título de gran inquisidor, luego le pusieron el gorro de cardenal que fue sustituido en poco tiempo por la corona... rápido ascenso, eh? 

Moraleja: En la vida no hay nada como tener claros los objetivos y... las espaldas bien cubiertas.

Cafelito para mis reyes y reinas lectores...

12 comentarios:

  1. Pero que manera más guay de contarnos historias de la realeza.
    Me lo paso bien leyéndote.
    Besos.
    Un cafetito para mi, auque no sea reina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que visto desde la parte del pueblo, esta gente siempre nos da mucho morbo, jajajaa! Debo ser yo el HOLA de la Historia de la realeza pasada, por hablar mal de ella no me censuran... :))

      Un besito.

      Eliminar
  2. Ya sabemos una cosa más censu, al menos yo. Ahora a la buena moza como que se le ve un poco tiesa, lo mismo es que andaba jodida de la columna. Digo yo que Felipe el guapo, sería un tipo a lo George Cloney.

    Beset y cafelet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan Cloney que rompía los espejos con su fealdad... lo que no sé es si tomaba el cafelito de cápsulas como los guapos, jajaja!

      Beset, Rafa.

      Eliminar
  3. Y luego llegó Felipe II y los unió a la fuerza...
    Y el Duque de Alba le arruinó la fiesta.
    O algo así.

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, da igual el orden en el que los ponemos, al fin y al cabo, ellos se juntan y las arcas los crían, algo así... como tú dices. :))

      Un abrazo, compañero.

      Eliminar
    2. Y el pueblo paga, por supuesto...

      J.

      Eliminar
  4. Y que no hayamos mejorado nada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Para qué? Nosostros con el culo en el sillón viendo el fútol estamos mejor... y a ellos tamoco les interesa el cambio, no?

      Eliminar
  5. Pues yo lo tengo muy claro, voy a fundar el Partido Monarquico Independiente...

    Y cuando mi partido gane, yo seré el Rey...

    Y me casaré con una Reinona

    Y me ire a cazar bufalos a la Luna...

    Si eres buena, te puedo ofrecer algun cargo.

    Ya diras

    Un abrazote, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es que sea buena, es que soy espectacularmente buena y currupia, porque para obtener un cargo de realengo hay que ser algo piruja. Pero ueno, si eres el rey y puedo pedir, me quedo con la plaza de cafetera, está libre? :)))

      Un abrazo y buen domingo.
      Ah, tengo la escopeta cazabúfalos preparada con polvorones, dicen que a los búfalos se les hace difícil pasarlos sin anís.

      Eliminar
  6. Dado el ajetreo de estos días con tanta fiesta, preparativos, visitas, comidas, familias y demás, me acerco hasta aquí para desearte unas felices fiestas y un 2014 cargado de sueños cumplidos y salud, de mucha salud, para seguir estando presente en este mundo virtual en el que tantos amigos encontramos.
    Brindo por ti y todos los tuyos.
    Mos.

    ResponderEliminar