miércoles, 9 de diciembre de 2015

Este jueves: ANIVERSARIOS CRUZADOS...


Y llegó quintilis como cada año. Martius - aprilis - maius - iunius y quintilis mensis se sucedían sin contemplaciones pero de forma calma. De quinto mes pasó a ser el séptimo y a ser llamado Iulius en honor al ya fallecido emperador.

Y así se rindió pleitesía a los siete mares...
Y fueron siete los días de la semana...
Siete los pecados capitales...
Y siete caras tuvo el heptaedro...
Fueron siete los enanitos de Blancanieves...
Y siete los grandes sabios de Grecia, aunque uno de ellos pagó por entrar en el círculo...
Do, re, mi, fa, sol, la, si...
Los Magníficos fueron siete y siete los samurais...
Y también siete las Maravillas del mundo...
Siete las Bellas Artes y siete las vidas del gato...
Fueron siete las plagas y siete esferas las del dragón...
Siete los colores del arco iris...
Siete las edades del hombre y siete las colinas de Roma...
Siete los Infantes de Lara y siete leguas las botas...

En el séptimo mes nací...
En el séptimo mes me uní...
En el séptimo mes llegaron mis hijos de Oriente...
Y Julio se llama ni niño...





Y ahora, el cafelito...


28 comentarios:

  1. Gracias por venir, gracias por leerme, ahí tenéis sobre la mesa el cafelito caliente, chocolate o té, a vuestro gusto...

    ResponderEliminar
  2. Incuestionable lo que aportaste a los Aniversarios cruzados, tu vida personal y además algo de referencias historicas.
    Bien hecho.
    Te mando un capuchino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, las palabras "bien hecho" las necesitaba :))

      Hummmm, mejor un americano, si? La espumita no es lo mio ni en la cerveza... jajaa.

      Eliminar
  3. Número que reúne potencial simbólico si los hay. (Y carradas de hojas impresas). Aun así, con todo el encanto.
    Besos, siete cafelitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi amigo Oso, hola, compañero, siempre me alegra ver tus comentarios, eso significa que inviertes tu tiempo en leerme y te lo agradezco,

      Beso.

      Eliminar
  4. Y fueron siete las novias para siete hermanos, ¿De verdad hay siete puertas en el infierno? Y no olvidemos las siete versiones de Microsoft Windows y podríamos seguir con el siete, pero tu ya has contado lo importante y sobre lo importante lo mejor
    En el séptimo mes nací...
    En el séptimo mes me uní...
    En el séptimo mes llegaron mis hijos de Oriente...
    Y Julio se llama ni niño... Gracias por el café y por la entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, muchas gracias por venir. Es bonito verte por aquí y comentando con ganas. Un abrazo.

      Eliminar
  5. MUY INTERESANTE TU POST, MUY INTERESANTE.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  6. Muchos sietes a lo largo de la historia y también de tu vida. No sabía que hubiesen tantos sietes simbólicos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos más sietes :) pero también de otros números, la Nueva Era de cada momento parece que saca nuevas características numéricas. Cada cual...

      Un abrazo y tu cafelito de hoy.

      Eliminar
  7. Aplaudo!!!
    Un número fantástico el 7 ...me encantó tu aporte, felicitaciones.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alma. Cualquier número puede ser pródigo si así lo consideramos. Yo creo que hay que ser amigable con estas cosas pero nunca supersticioso, hay personas que llevan al extremo las coincidencias, ¿verdad?

      Un abrazo bien gordo.

      Eliminar
  8. El siete es el número de la suerte y de la infinitud "setenta veces siete".
    Estás cubierta con el halo del número siete.
    Me encantó tu entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tracy, ya digo yo que Apolo que protege.
      Un abrazo y me alegra que te gustase la entrada.

      Eliminar
  9. Te mando siete abrazos para que encajen bien en tu heptahistoria que hilvanas con mano tan segura como ligera. Siete cafelitos son muchos para un día, espero que los repartas. Y como no, siete besos por participar con tanto acierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los cafés me los raciono :)

      Los siete abrazos y los siete besos los tomo de una vez que me hacen falta.

      MUACS

      Eliminar
  10. Boquiabierta me he quedado :-)
    El número 7 es uno de mis predilectos. Uno de esos que escribes sin pensar, en cambio, no es el que siempre nombro. ¡Qué cosas!

    El siete es tu sino, no cabe duda. Un magnífico número como esta entrada, te lo aseguro.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, hay que ver las circunstancias de la vida y las casualidades. Los humanos somos quienes organizamos en la dirección que nos place más, pero otras coincidencias que son arbitrarias, parece que se definen igual. Muchas gracias por venir. Otro beso para ti.

      Eliminar
  11. No hace falta leerte siete veces para emocionarse.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, mi corazón, gracias por venir. Abrazos.

      Eliminar
  12. ¡Cuántas coincidencias! Y lo mejor, los hijos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves... sin pensarlo, parece que las buenas nuevas coinciden. Beso.

      Eliminar
  13. Respuestas
    1. Muchas, amiga mía. Tenemos mucho que celebrar el verano :)

      Eliminar
  14. También es 7 el número de la primera misión Apolo tripulada y que nadie se acuerda...y mi número de la suerte..besoss, interesante entrada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es el número de Apolo por excelencia porque nació el mes de julio, el mes llamado hecatónbeon debido a las hecatombes o fiestas dedicadas a las ofrendas hacia cierta divinidad. En esas clebraciones, el humo y el aroma de la carne asada que subía al cielo era para la divinidad y lo material, chuletas y solomillos, jajaja, para los humanos.

      Un abrazo, compi. Cafelito y gracias.

      Eliminar
  15. Me encanta el siete, siete, siete.. Y el café, desde entonces, no lo había vuelto a tomar tan rico. Un beso.

    ResponderEliminar