jueves, 21 de enero de 2016

Este jueves: "Sucedió a bordo..."

A bordo del bosque y a trino de pájaro navegué durante tantos años.
Sujétate fuerte naturaleza terrena, zarparemos calmos de nuevo.



Cerraron el astillero de desguace y el barco guerrero, reliquia de la Segunda guerra mundial, quedó abandonado en la bahía. En su centenario casco oxidado se acomodó una frondosa vegetación durante cuarenta años creciendo. En el SS Ayrfield viven en armonía varias especies de animales.






Hoy no hay café...


28 comentarios:

  1. Y bien bonito que es; como se enteré alguno del PP, se adueña de él.

    Nada, nada, sino hay café casi que mejor. Las hierbas y tés son más sanos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. El barco fue incautado por la naturaleza. Breve e interesante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No conocia la historia de este barco. Original y armonioso. los pájaros estarán como en el paraiso.
    Gracias por la Ensalada. La he aliñado con aceite del nuevo y me ha sabido a gloria.

    ResponderEliminar
  4. Es muy bonito que a la naturaleza le llegue alguna vez la hora de viajar.

    ResponderEliminar
  5. Te agradezco que hayas picado mi curiosidad hacia ese barco. He entrado a curiosear y me ha cautivado su característica de bosque flotante donde viven varias especies animales. Siempre nos ilustras en tus escritos.
    Ya te he enlazado, aunque se te olvidó comunicarme tu participación.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. La naturaleza es inteligente y convierte en belleza lo que toca, le ha dado una nueva vida al barco. Saltibrincos

    ResponderEliminar
  7. Tal vez la imagen de una nave abandonada como registro de un pasado que nunca volverá sea la muestra más precisa de lo que tanto nos inquieta...el paso del tiempo con sus irreparables consecuencias.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En este caso, es la Naturaleza la que ha decidido intervenir
      =)

      Eliminar
  8. Me parece una imagen preciosa y su historia también...
    Besines...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, H...
      Fue divertido buscarla.

      Beso.

      Eliminar
  9. Bonita la imagen y no son necesarias más palabras. Es como si la vida diera una bofetada a algo tan frío como el cascarón de un barco. Lo que una vez fue para sangre hoy es para vida.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, asterisco. Yo creo que la bofetada debería dárnosla a los humanos, que no pensamos en nada bueno :))

      Un beso, gracias y cafelito.

      Eliminar
  10. Una bella estampa sin duda alguna. Lo más impresionante es toda la flora que a crecido de forma proporcionada por lo que deduce que lleva varios años existiendo así. Está bien sino hay cafecito. Será la próxima.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yessy, sí, parece que lleva más de cuarenta años el proceso de la flora en ese barco.
      Hay imágenes que impresionan, sobre todo las del barco en la puesta de sol.

      Un beso, compi.

      Eliminar
  11. Qué bonito! voy a buscar más información, que como a Pepe la curiosidad me puede.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás que fotos más chulas.

      Un besito.

      Eliminar
  12. La naturaleza en su esplendor, preciosa imagen y precioso escrito. Besos.

    ResponderEliminar
  13. La naturaleza en su esplendor, preciosa imagen y precioso escrito. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Molinera. Si dejásemos tranquila a la Naturaleza nos iría mejor a los brutos de los humanos.

      Un beso, compi.

      Eliminar
  14. Se ha unido a la naturaleza, ese era su final.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ella ganó la guerra por las buenas, no aprendemos, Carmen.

      Abrazos.

      Eliminar
  15. Todo un símbolo... algo que se creó para la guerra y la muerte, hoy está lleno de vida.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Madre Natura es muy sabia y nosotros muy lerdos :))

      Cafelito y beso.

      Eliminar
  16. Gracias, chicos, cuánta gente ha venido a verme, estoy feliz.
    Os leo a todos, leo y leo y muchas veces no me siento satisfecha y vuelvo a leeros con más profundidad.
    No, nooo, no soy pelota, es verdad de la buena. Aportáis riqueza a mi imaginación, gracias de nuevo. Un beso y vuestro cafelito siempre a punto.

    ResponderEliminar
  17. Qué alegría que aquel barco acabara siendo un auténtico Arca de Noé.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía me estoy riendo después de pasar por tu blog :))

      Eliminar
  18. Preciosa foto y preciosa historia...la naturaleza siempre tan sabia!
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. El viaje de nacer, crecer y posiblemente morir, sin cruzar el río. A veces la vida está en tres metros cuadrados.
    Besos

    ResponderEliminar