miércoles, 2 de marzo de 2016

Este jueves: "Blanco y negro"


BLANCO
Agrada a todos y es aceptado en cualquier ideología. Tiene alta autoestima y proyecta una inmejorable imagen de sí misno. Se siente fuerte y seguro; maneja bien a sus adversarios y controla su estrés. 
El presidente de la Excelsior Science Research Business Company elabora el plan hipócrita frente al espejo, cada mañana finge, produce los cambios hormonales necesarios configurando su cerebro para ser asertivo y logra a diario su mejor actuación. Y así fue hasta que realmente lo interiorizó. Logró ser un hipócrita redomado. 


NEGRO
Con su esposa no lo era.

Para nosotros...
Para los hipócritas dañinos...



Dicen que a esta forma de actuar se le llama hipocresía organizativa y sirve para protegerte de agentes adversos. ¿La habéis usado alguna vez? Yo sí, para enfrentarme a uno de mis más podridos enemigos; por cierto, no hubo daños y logré lo que quería porque la actuación fue para un par de oscars, modestia aparte. 

Mi regalito de parte de Nieves...

19 comentarios:

  1. Podrías ponerme un "ristretto" ????...si, uno corto, aromático y con un mínimo de azúcar .
    Gracias..
    Ahhh ¡¡¡ mamma mía ..cuesto a sigutto un café buono ¡¡
    Salut

    ResponderEliminar
  2. Bueno por lo que dices con ese que comentas que no hubo daños, doy por sentado que no le partiste las piernas.

    Besos Censu.

    ResponderEliminar
  3. Es una forma de vida los hay a montones
    Es mentira disfrazada de palabras
    Cariños

    ResponderEliminar
  4. Mejor alejarse de ellos y disfrutar de un café. Saltibrincos

    ResponderEliminar
  5. Me gusta leerte y de paso me tomo un cafecito con bastante azucar

    ResponderEliminar
  6. Esta es una especie que se ha distribuido por muchos lugares del mundo...quizás sean los que hereden la tierra, pero dudo que puedan vivir por mucho tiempo..entre ellos mismos se acabarían...
    Muchos dan una especie de aura positiva al publico y dentro de sus hogares son unas bestias...ese si que es un mundo en blanco y negro

    ResponderEliminar
  7. Me hubiese gustado verte Censu, imagino que con el conocimiento que tenés lo habrás puesto color gris jajjajja. Besos linda, siempre un placer venir a visitarte.

    ResponderEliminar
  8. Muy ácido tu aporte, nunca tan aceptable el concepto hipocresía como en el contexto organizativo que nos muestras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. No la he usado nunca, pero dados tus mgníficos resultados habrá que probar.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Bueno, a veces puede ser de utilidad para según con que personas. Ya me gustaría aprender esa técnica. Ya me la enseñarás cuando nos veamos por Castellón.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Para mi que la hipocresía es la herencia de la cobardía. No obstante, algunos la utilizan o utilizamos por comodidad...


    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Lo primero que me ha producido tu relato ha sido un ataque de risa, pensando en unas cualidades que se atribuyen a los negros. Luego me pongo serio y te diré me fastidian esas diferentes caras, esa gente que gana una batalla diplomática tras la cual no hay nada.
    Besos, amiga. Me gustó mucho tu página web.

    ResponderEliminar
  13. La hipocresía fractura a la persona en dos partes: una exterior que muestra sinceridad; la otra, todo lo contrario, malvada. Siempre ha habido hipócritas, y posiblemente, seguirá habiendo. Hoy este mal parece haber sido muy “perfeccionado”. Nunca la he usado, pero si llegase a necesitarla, créeme que le echaría mano. =)
    Beso

    ResponderEliminar
  14. Habrá que probar con tan buenos resultados que muestras
    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Ufffff... a mí por un momento se me cortó la respiración... estas personas que para "el mundo" son perfectas, y luego, dentro cuatro paredes, son la reencarnación del Diablo... me hacen temblar, y no de buena manera.

    ResponderEliminar
  16. MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR TAN IMPORTANTE PLANTEAMIENTO.
    ABRAZOS

    ResponderEliminar
  17. Muchas gracias por leerme, comentar y dejarme pasar un buen rato con todos vosotros.

    Ejem... me han llegado dos mails preguntándome si soy igual que en el relato, si soy capaz de cambiar así. No, no, no, para nada; solamente me salió perfecta la actuación frente a un indecente tipo que tenía como miembro de un tribunal de oposición. Precisamente lo contrario, peco de honesta al decir las cosas como son.

    Un beso a todos y os espero en la próxima entrada.

    ResponderEliminar
  18. Fantasmas con máscaras... Los conozco bastante bien, la verdad. Pero no hay que dejar que echen raíces y cuanto antes se arranca la mala hierba, mejor crece la flor.


    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  19. Esa hipocresía social es una infame cualidad más común de lo que nos imaginamos. Sólo en la intimidad son capaces de quitarse el barniz del que se cubren y mostrar su verdadero rostro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar