martes, 9 de enero de 2018

Este jueves: "Reyes..."


Imagen relacionada

Amante de la roja flor de loto, tú, Adriano obvias a tu esposa Vibia Sabina de digno corazón. Deja que tu hermoso amante se ahogue en el Nilo, deja que se pierda su alma y reina sin mácula tu amplio imperio. Olvida a Antinoo, el bello niño que te sirvió en el placer y murió por ti, ya que únicamente con su muerte, tú, emperador, vivirás más allá de lo que los hados designaron.



Resultado de imagen de antinoo flor de loto roja

La flor de loto roja apareció en las arenas del desierto por las gotas de sangre del león que mató Adriano cuando trataba de atacar a su pequeño amante Antinoo.




Feliz día y buen café...

Imagen relacionada



15 comentarios:

  1. Es que antes la pedofilia se trataba de otro modo...
    =(
    Un abrazo, Vero

    ResponderEliminar
  2. Un texto donde nos damos cuenta que hasta lo más cultos tenían malas acciones , iban desde maltrato a su esposa a mantener relaciones pedofilas .. Muy interesante la historia de Adriano y su esposa + amante..
    Un abrazo y feliz martes.

    ResponderEliminar
  3. Nunca hay nada nuevo bajo el sol.

    ResponderEliminar
  4. Jolines vaya entrada, y es que cada vez que leo algo tuyo me quedo alucinando, buenisimo, besos.

    ResponderEliminar
  5. Romanos intensos... siempre doblegados al deseo
    Bss

    ResponderEliminar
  6. Preciosísimo texto, ha sido un placer leerte.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Corto e intenso, tu relato "real". Adriano desde otro punto de vista... No, no hay nada nuevo bajo el sol. Gracias por participar!

    ResponderEliminar
  8. Y al final, una hermosa flor, como ya han dicho, nada nuevo hay bajo el sol

    ResponderEliminar
  9. Uf... me quedo con la flor de loto... pero en un contexto menos libidinoso. Gracias por tu texto.

    ResponderEliminar
  10. Muy buen texto Vero. En esa época los amantes jóvenes estaban a la orden del día.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Qué buena historia, qué buena imagen la de la flor naciendo en el desierto gracias a las gotas de sangre.
    Todo un símbolo de la vida por amor.

    Beso!

    ResponderEliminar
  12. Me recordó a los fragmentitos que solía traducir en latín *__* Intensa entrada.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Precioso relato, con simbolismo y todo. Una historia como las que llevamos dentro socialmente.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Un placer leerte, ha sido corto pero intenso.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Estos reyes, siempre cazando leones... cuando son las leonas las que atacan.

    En fin.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar