domingo, 22 de abril de 2012

Procrústis...



Un personaje curioso y extraño os presento hoy, un individuo llamado Damastes, Polipemón o Procrústis, cuya mitológica historia nos da una buena muestra del comportamiento humano -algo salvaje, pero muestra. El llamado Προκρούστης, que significa 'estirador' o 'alargador' y por deformación y ley del mínimo esfuerzo ha acabó siendo llamado Procusto, vivía en una montaña y tenía una posada. Hasta aquí todo normal. Bueno, pues cuando llegaba un viajero solicitando hospedaje, el buen Procústis, le ofrecía una cama de hierro teniendo en cuenta su altura; si era alto le proporcionaba una cama corta y si era bajito, una cama larga (Apolodoro, Biblioteca III 16); aunque cuentan las malas lenguas que tenía un solo lecho que estiraba para los bajos y alargaba para los altos (Diodoro Sículo IV 59, 5) ¿Para qué? Pues lo que hacía el posadero era lo siguiente, ya fueran altos o bajos, les ataba de brazos y piernas abiertas a la cama; a los larguiruchos les cortaba lo que sobresalía y a los enanos les martilleaba y descoyuntaba hasta hacerlos largos. El caso era que encajaran en la medida que a él se le antojaba. 
Un día se encontró con la horma de su zapato; apareció Teseo, que iba de viaje de Trecén a Atenas, y éste convenció al posadero a probar la cama, vete tú a saber con qué intenciones este Teseo. Le puso en la cama corta, le cortó manos, pies y cabeza al posadero para que estuviera bien ajustado a la cama. 

Este tipo de razonamiento es uno de los más usados de entre las llamadas falacias pseuocientíficas, en que las personas que deben dar conclusiones científicas o argumentos basados en la ciencia para apoyar sus hipótesis, cambian la realidad para que se adapte a su hipótesis previa. ¿Os habéis dado cuenta de la cantidad de personas que actúan así en su vida cotidiana para justificar lo injustificable? Hasta la propia conciencia...



16 comentarios:

  1. Desde luego me encanta tu blog, cuantas cosas voy a aprender, estoy muy contenta. Muy interesante esta historia que nos traes, y con cuanta gente identificamos este razonamiento. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cuánto me alegro, compi! Ni te cuento la fiesta que hicimos con las piruletas de chocolate y fideos de colorines de azúcar!!!
      No me quedaron tan estéticas como las tuyas, evidentemente, pero sí que estaban bien pegadas al palo y bien chulas plantadas en un vasito con arroz.

      Un besito y un cafelito.

      Eliminar
  2. Anónimo23/4/12 0:22

    Cambiar la realidad para que acabe justificando hipótesis. Me recuerda el teorema del punto gordo. No sé si lo conoces, pero decía algo así como:

    Si una recta no pasa por un punto, se hace este tan gordo hasta que la recta pase por él.

    Un poco drástico en sus métodos el Procrustís este, ¿no?.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostras, sí!!!! Me acuerdo de lo del punto gordo, hacía siglos que no lo escuchaba. Tienes razón, es lo mismo pero sin mitología!

      Un poco salvaje el hombre...


      Besito a los dos.

      Eliminar
  3. jaja, caramba con el método! pero es verdad, si podemos VER al MIRAR, nos daremos cuenta de esto en nuestro dia a dia...nos volvemos obtusos y todo tiene que encajar con lo que pensamos, de no ser así, no sirve, y "lo despedazamos"...nada simple esto de abrirnos y aceptar la mirada del otro...que feliz estoy de recuperar el espacio!!!!! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo feliz de recuperarte, amiga mía!
      Es un poco como esos juegos de los bebés de encajar piezas geométricas en el agujero que le corresponde... cuando pretenden introducir el cuadrado en un triángulo y no les cabe, hacen fuerza, si todavía no les cabe, lo tiran bien lejos y se mantienen enfurruñados con el juego un buen tiempo!!!! Pues con los adultos igual, no?

      Un beso y gracias por tus palabras, tu apoyo y tu comprensión.

      Eliminar
  4. Le aplicó Teseo su medicina al Procrústis, no se puede cortar por lo sano aquello que sobra o falta, existen razones que el cerebro adapta a cada medida.
    Bella cerámica, sí señora. Se está muy bien en esta casa de las luces, ¿un cafelito? Petons molts.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que se puede cortar por lo sano lo que sobra, observa un poco a tu alrededor y verás como sí que que la sociedad elimina lo que le sobra, precisamente ESOS que tienen cerebro adaptado de la misma forma. Si tu cerebro no fluye en la corriente de la mayoría, te amputan a una velocidad de vértigo; a no ser que quieras vivir como una pata de palo toda la vida...

      Bueno, ya me entiendes.
      Un buen café con ron negrita, azúcar de caña, una rodajita de limón y mucho hielo... a tu salud, templà! Gràcies.

      Eliminar
  5. Bueno si los conozco porque casualmente yo soy una. Te adapto el argumento rápidamente para que se acomode a mis intenciones (o por lo menos eso es lo que dicen en mi casa, gente mala, criticona y desalmada mi familia)
    La verdad que a Proco (familiarmente) se le iba un poco la mano con su hobby. Y encima era medio estúpido, mirá que aceptar probar la cama ... quien sabe como lo convenció Teseo jajajaja!
    Me hiciste reir mucho, lo que no es poco un lunes, odiado lunes
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues por la vestimenta que llevan los dos y la pose que presentan... no sé yo si el Teseo y el amigo "cercenador" tenían malas intenciones... jajajaja!

      Muy lista tú en el empleo de las falacias, eh? Picarona! ;))))

      Un beso.

      Eliminar
  6. Bueno, había oido hablar de hobbies raros, pero éste del fulano le gana a todos!jejejeje...eso sí, me imagino que la posada no debe haber resultado un buen negocio...con esa forma de tratar a los clientes, no creo que haya habido muchos que buscaran hospedarse allí!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya llevas razón, tampoco yo pasaría mis vacaciones en esa posada, menudo hotelito!!! Pero bueno, da igual, vivir en esta sociedad ya es como vivir en esa eterna filosofía procrustiana. No tenemos remedio los humanos...

      Besito.

      Eliminar
  7. ¡Mi tesora! Este “procrustisiano” razonamiento también tiene aplicación en el terreno de la política! Y ya que estamos, en la historia. De acuerdo a la conveniencia (y a la “cama” de turno) los hechos se estiran, se cortan, se descoyuntan…y justifican lo injustificable.
    :)
    Y sí, dan ganas de convertirse en Teseo…
    Muy buen trabajo! Besazo con cafelito guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Me has pillado, ¿se me notan las ganas de ser el héroe Teseo, verdad? Jajajaa! Mira que eres aguda!

      Gracias. Un besito y cafelito para las dos, algún día será con una buena charla por delante.

      Eliminar
  8. Aquí por mejemplo en una época se dejaba practicamente sin atención mpedica a lso neonatos de 800 gr para abajo,para que no engrosen los numeros de mortalidad infantil entoences como morian antes de la fecha en la que aparecen en esos numeros se adjudicaron el haber bajado la taza de mortalidad infantil,en esa misma epoca fué cuando llegué a la maternidad con perdidas y sin ecografia previa ni ningun estudio me pusieron con las personas que tenian legrados cuando me di cuenta de que a las que estaban alli les removian sus embarazos,me fui a las trompadas con el policía,es decir porque mi embarazo parecia fragil era mas facil que no complique los numeros,un pensamiento similar al del posadero,luego vino todo el trayecto largo que hice cuando decian que Mili era un saco anembrionado,me gustó tu post! un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, luego dicen que hagamos caso de las estadísticas, amiga mía. Las estadísticas, entre que las manipulan y que los datos son los que les interesan, son capaces de cortarte la cabeza para que entres en sus cálculos de decapitados anuales.

      Así es.

      Un beso y gracias por venir.

      Eliminar