martes, 17 de julio de 2012

Este jueves: "Lo curioso..."




Creo que para quienes me conocen para bien, para regular o para mal... sabrán que en mí se constata ese término: CURIOSA. La curiosidad suele ir ligada al idealismo, pero el significado peyorativo que se le otorga para definir a aquellos que necesitan controlar lo que les pasa cerca, únicamente por puro temor, me resbala porque no me define; también los que afirman que los idealistas son personas que sueñan y nunca actúan, me resbala porque es falso. Dama andante SOY con escudo y lanza untada de aceite antidogma y antimediocre.

Pienso que me va al pelo, o no... vete tú a saber si me veo yo así y los demás se ríen de lo lindo, la sentencia pronunciada hace unos años por Giuseppe Ingegnieri o José Ingenieros, un italo-argentino fallecido el siglo pasado y cuya función de psiquiatra criminólogo, además de muchas otras profesiones aprendidas por su curiosidad innata (sí, la curiosidad forma parte de nuestro genoma, así que es innata) y que dice así: La curiosidad intelectual es la negación de todos los dogmas y la fuerza motriz del libre examen.


En su libro "El hombre mediocre" (1913) divide a los humanos en tres grupos que no critica, sólo describe como:
El hombre inferior que no se adapta, no se desarrolla y solamente es capaz de imitar conductas que asemejan una falsa adaptación social, siempre por debajo de lo moral y de lo legal.
El hombre mediocre que no elabora ideales y no se cuestiona nada, se limita a vivir en la rutina y a aceptar lo que la tradición le ha inculcado sin cuestionárselo, actúa según la cómoda conveniencia social y es dañino, ignorante, maleable, manipulable, envidioso y cobarde. Es el borrego social por excelencia que pisotea SIEMPRE a quien destaca o le puede hacer sombra. 
El hombre idealista que trata de entender el pasado hoy, para modificar el porvenir, tiene imaginación para crear o seguir ideales y se encuentra siempre en pleno estado de transformación. 

José Ingenieros le define así: El idealista es soñador, entusiasta, culto, de personalidad diferente, generoso, indisciplinado contra los dogmáticos. Como un ser afín a lo cualitativo, puede distinguir entre lo mejor y lo peor; no entre el más y el menos, como lo haría el mediocre.


Muchas de sus ideas fueron retomadas y remodeladas por José Ortega y Gasset, y definidas en "La rebelión de las masas".

Otra sentencia de Ingenieros de regalo: En todos los tiempos y lugares el que expresa su verdad en voz alta, como la cree, lealmente, causa inquietud entre los que viven a la sombra de intereses creados.

64 comentarios:

  1. Qué madrugadora!
    Qué bueno y necesario es ser curiosa e idealista por naturaleza, sí señora, me apunto a eso.
    Me quedo con lo de: "la curiosidad intelectual es la negación de todos los dogmas..."
    Besos veraniegos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa, hola. Me colé, le di a publicar en lugar de guardar y lo dejé. Gracias por tus palabras. Un beso fresquito hoy, dicen que mañana será el día más caluroso de la semana!!! UF!

      Eliminar
  2. UUyyy Vero!...siempre corriendo publicando los jueves hasta en martes! ajjaajaa...alguna vez te vas a adelantar tanto que publicarás el jueves de una semana durante el jueves de la semana anterior!jajajaja

    Sobre la bondad de la curiosidad como motor del avance de la sociedad y la evolución humana no voy a agregar yo algo más sustancial que lo expuesto por José Ingenieros. Lo que no comparto con su categorización de los distintos tipos de personas que identifica es -pese a que nos aclaras lo contrario- cierto pensamiento determinista que deja de lado la importancia de la adecuada incentivación del medio para generar esa sana curiosidad. O sea, no creo que se trate solo de una cuestión genética, opino que las adecuadas condiciones donde se nace y vive determinan gran parte de las potencialidades humanas.

    Como siempre logras darle una vuelta de turca al tema juevero y hacernos pensar en positivo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues generas polémica, querida mía, porque bien sabido es que en el mismo ambiente varios hermanos, uno puede ser curioso y los otros dormirse en los laureles y con menos curiosidad y vitalidad que un a remolacha. Podrías decirme que entonces tampoco está en los genes porque la tendrían todos. Nada es determinante más que cada uno en sí mismo. Los compartimentos estancos del determinismo son la base de la psicología, debe ser por eso que ando reñida con ella y con quienes la practican. De Ingenieros hay que tomar sus descripciones de forma medio irónica, quedarse con el "humor negro" de las palabras, nadie es así o asá... pero entiendo lo que me dices y es cierto, el más inteligente en un ambiente labriego y sin un sólo libro en su mano, tendrá curiosidad por ver en qué momento o con qué tierra su cosecha es mejor, cambiará las semillas, observará... otro igual de inteligente en un ambiente, pongamos rodeado de libros en una familia de artistas, médicos, escritores o abogados, da igual, puede que se dedique a perder su vida sin jamás experimentar la más mínima de las curiosidades...

      Los humanos somos complejos, amiga.

      Ahora nos hace falta una charla con ese café :)))

      Eliminar
  3. p.d lo que supongo es una imagen de cierre, se ve como un rectángulo con un logo de origen...(se ve que los muchachos tomaron sus precauciones para evitar que alguien reprodujera la imagen por su cuenta!)

    ResponderEliminar
  4. Sí señora, en su comarca, sí que se madruga, será que vale la pena, apreciar el paisaje, sobre todo en tiempos de calor....
    Jose Ingenieros, debería estar más vigente y ser más citado, porque realmente es para tener en cuenta, reflexionar sobre lo que nos propone y practicarlo.
    La curiosidad bien entendida, nos puede llevar muy lejos (...y que me lo digan, jajaj)

    besos y abrazos mil

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tan lejos, a veces la curiosidad vuela...
      No conocía a Ingenieros más que con ese libro suyo que leí, el nombre me pasó desapercibido hasta que lo vinculé con Ortega... hay que ver las neuronas.

      Un par de besos gordos y de calidad :)))

      Eliminar
  5. Un gran pensador, sin dudas.

    Influyò sobre otro gran ensayista : Josè Scalabrini Ortiz, y su "El hombre que està solo y espera".


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo conocía a este escritor como miembro de FORJA, no conozco su obra. A ver si la encuentro por la red.

      Un besito y un cafelito.

      Eliminar
  6. Bendita curiosidad que nos separa o nos une a la hilera de los mediocres. Interesante, me estudiaré y sabre de que lado estoy...aunque temo delatarme. Toda mi YO está permanentemente detras de los visillos de la vida...curioseando.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Detrás de los visillos impresos, detrás del papel me escondo yo, ahí está mi forma de matar la curiosidad, igual que la tuya.

      Un beso, Rosa.

      Eliminar
  7. Desde luego que las sentencias de José Ingenieros sobre el hombre idealista son muy buenas, pero la pregunta que habría que formularse es: Cuántos hombres hay que cumplan con los requisitos citados para considerarlo hombre idealista?... yo creo que son muy pocos y que escasean más que el azafrán.

    Besos compañera, y seguimos con el cafelito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he conocido a un par de hombres y a una mujer, todos luchadores y curiosos, cada uno a su nivel. Pero tengo que decirte que se les ahogó poco a poco, se les arrinconó hasta que les asfixiaron, les cansaron y se hicieron poco sociables o fallecieron... a estas personas se las teme, compañero, debe ser por eso que no las vemos.

      Ahí va, hoy un carajillo del tiempo. UN beso.

      Eliminar
  8. Documentas el hecho de que la curiosidad no es "mala" solamente el uso que se hace de ella es el que puede convertirla en algo deseable o indeseable.
    Las definiciones... perfectas, siempre se aprende al tomar café en tu casa.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuel, hola, amigo!

      Esa dañina curiosidad, la costumbre de pegar la oreja, de leer los papeles que llevas en la mano, de escuchar tras las puertas, me altera los higadillos...

      El verano se presenta viajero?
      Gracias por venir, un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola Vero, el cotilleo es inseparable al ser humano, hay un anuncio en la tele curioso, dice algo asi como "una pared, un agujero, mirar..... basico"
      Un beso

      Eliminar
    3. Y tanto que sí, pero de cotillear a ser fisgones hay una diferencia, no? Eso espero, jajajajaa!

      Un par de besos, Manuel.

      Fíjate a dónde nos ha llevado la curiosidad juevera y cómo cotilleamos de los que no vienen a los encuentros, para bien, para bien!!!!! :)))))

      Eliminar
  9. La curiosidad mueve, despierta inquietud por las cosas, y eso es bueno, intentar saber de que se trata, lo que tenemos delante nuestro y si esta lejos lo buscamos en Google (chiste malo). La curiosidad es innata en el ser humano y en los animales, ya cual fuera su motor, también es instinto de preservación y crecimiento. Grandes aquellos de curiosidad humilde que ayuda a los demás.

    Es cierto siempre se aprende en tu casa.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Innata en unos y no-nata en otros, porque los hay que repiten años y años las mismas frases, los mismos chistes... y nunca sienten curiosidad por saber o se preguntan el por qué de las cosas.

      Yo pienso que la curiosidad debe sentirse por uno mismo, por su desarrollo y crecimiento, por amor propio. Yo sin evolución no soy.

      Un beso, Cecy.

      Eliminar
  10. Magnífica Entrada sobre Giuseppe Ingegnieri.
    Yo me considero, también, un Aférrimo idealista a mis curiosas pre-convicciones. Creo que distingo bien entre lo mejor y lo peor y no tanto entre lo que es más o menos.
    Me ha encantado esta Entrada, tu fuerza...Tu Personalidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pedro. Lo más o lo menos creo que afecta menos con los años, debe ser que la experiencia nos lo va demostrando a algunos, porque hay otros que se dedican a acumular, para mostrar a los demás su poderío y eso ya les satisface; este tipo de personas, conozco a algunas, pocas, pero es cierto que de curiosas no tienen nada... bueno, les chifla preguntar si tu televisor tiene más o menos pulgadas que el suyo o si tú tienes Ipod o Ipad y de cuantos Gb...

      De todo hay, a mí se me pasan las horas fisgando papeles!

      Un abrazo, compañero.

      Eliminar
  11. hOLA!!!!! Una entrada documentada con mucho rigor!!!! así, así!!!! Yo también soy una pizca curiosona pero sin malda, eh???? Muchos besitos y cafelito desde Cáceres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me tienes a mí fisgando por esas zonas de Cáceres tan bonitas, es mi cuenta pendiente y todo llegará algún día.

      Gracias, me alegra que te guste y que pases por aquí, ¡¡¡sobre todo a dejarme un café!!! :)))

      Besos a cientos.

      Eliminar
  12. Estoy de acuerdo con todas estas sentencias, el hombre idealista es el que puede cambiar la sociedad y no le da miedo, en cambio el mediocre tiene miedo a los cambios y a las rutinas; aunque a veces todos somos un poco cobardes ante lo desconocido, ¿oh no? yo creo que si, la valentia es algo inhato en el idealista.
    Un abrazo
    Por cierto, no sé como se quita el verificador de palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los idealistas están censurados, amiga, desde siempre, y no pueden cambiar nada más que su medio más próximo. Yo no tengo miedo a nada si voy acompañada :)))

      A ver si te ayudo, vas a

      Diseño... configuración... entradas y comentarios...Mostrar la verificación de palabras... NO

      Y listo, fuera verificador.

      Un beso, Carmen

      Eliminar
  13. FULLL PLANTEAMIENTO. UNA CURIOSIDAD AYUDA A DEFINIR FUTUROS. UN PLACER VISITAR SU ESPACIO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, la curiosidad abre muchas puertas al conocimiento. Muchas gracias a ti.

      beso y café.

      Eliminar
  14. Una buena ampliación de lo que conocíamos como curiosidad, y una seguidora de esa teoría. Buen trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, si hay una cotilla de la Historia, esa soy yo, por excelencia, jajajaa!

      Un abrazo y un café. Gracias por venir.

      Eliminar
  15. Muy buen planteo el tuyo querida Censura... En verdad, la estática del conformismo que lleva a quedarse con las cuestiones sin indagar, replantear e ir un poquito más allá, marca diferencias. La curiosidad es una herramienta más que tenemos y que nos acerca a conocimientos de interés ayudándonos a no quedarnos flotando en la superficie de las cosas.
    Puede molestar o fastidiar a algunos, pero por algo será.
    Besitos al vuelo:
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las personas curiosas además son muy observadoras y eso, si eres honesto, conlleva la pena capital porque no suelen mentir ni ser hipócritas... aunque a ser prudente se aprende! Jajajaj!

      Un beso, seamos molestonas pues. Cafelito gratis!

      Eliminar
  16. Bendita curiosidad, claro está que hablo de la de aprender, conocer cosas nuevas, no la de fisgar en la vida de los demás, yo con la mía, voy sobrada.
    Me gusta mucho la definición del hombre idealista, ahora mismo escasean, te lo puedo asegurar.
    Me encantaron las viñetas, la de Forges es genial. Y desde luego hay que venir a curiosear a tu casa, se aprende mucho, y además me encanta la nueva decoración.
    Un besito acompañado de un café helado, es que aún nos acompaña el calor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya somos dos, si no tengo ni tiempo ni de me.. cómo voy a meterme en la vida de los otros, allá cada cuál con su abanico.

      Gracias por el café, me viene de perlas ¿le pusiste rodajita de limón? Ah, vale... :)))

      Beso.

      Eliminar
  17. Como siempre he aprendido algo más gracias a tu "curiosidad", esa que te lleva a investigar con tanto interés. He estado un buen rato reflexionando sobre esas definiciones del hombre. Habría que ampliar los grupos. Y la definición del Sr.Ingenieros sobre el idealista también habría que discutirla. Son todos los idealistas generosos?. Es imprescindible ser culto para ser idealista?. Qué es exactamente ser culto?. No puede ser soñador quien no es culto? No son los mediocres también afines a lo cualitativo, independientemente de que lo sean a lo cuantitativo?.

    Me tomaré un cafelito contigo y lo discutimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, vale... estoy lista. Yo creo que son generalidades que encima yo he generalizado, pero te respondo para que no se diga que soy gallina :)))

      Son todos los idealistas generosos? No creo, pero el que es idealista y honesto por naturaleza, gusta de compartir sus pensamientos y se acelera si las cosas son injustas o descabelladas. generosos con lo material, pues no lo sé pero los que conozco sí lo son, y mucho.

      Es imprescindible ser culto para ser idealista? Culto no, pero tener inquietudes intelectuales o vitales sí. Un labrador puede ser idealista en cuanto a la parcelación, los fertilizantes, los ácidos de la tierra, ver cómo hacer las cosas más productivas, más hermosas, más sostenibles, más sabrosas... y nunca haber leído un libro (es un ejemplo, no digo que los labriegos sean incultos, hay licenciados más burros que un asno)
      Qué es exactamente ser culto? Ya te he respondido arriba, muy elementalmente.
      No puede ser soñador quien no es culto? Y tanto que sí, pero se verá más limitado en sus ensoñaciones o más libre, según se mire.
      No son los mediocres también afines a lo cualitativo, independientemente de que lo sean a lo cuantitativo? No, jamás. Un mediocre sólo pretende ser visto o considerado por la cantidad. Y por la cualidad si va ligada al dinero, por ejemplo, en cantidad...

      Bueno, más o menos... Beso y café, compañera. Me haces pensar y no tengo café a mano! espanto!

      Eliminar
    2. Estoy bastante de acuerdo con tus respuestas, Coincido más con esas reflexiones tuyas que con don José Ingenieros, quizá si leyera más a fondo su libro encontraría explicaciones.
      Un beso y un cafelito.

      Eliminar
  18. Espero que tu entrada provoque la curiosidad de conocer a Ingenieros. Yo tengo "El hombre mediocre" en una viejísima edición de la desaparecida editorial Tor, el librito no resistiría otra lectura, jeje. Si es por curiosidad, el título me llamó la atención pero su contenido me maravilló (aunque hay partes que invitan a discrepar). Y siguiendo sobre el tema de los idealistas, no olvidemos a otro filósofo Rodó y su Ariel...
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay mucho que discrepar, y tanto que sí, sólo saqué el ejemplo porque me pareció más o menos ajustado a lo que quería decir y me vino a la memoria.

      Voy a fisgonear en ese filósofo que me añades...

      Un saludo, Luis.

      Eliminar
  19. Reitero lo que ya te he dicho en varias ocasiones. Llego hasta tu blog con mi libreta de apuntes movida por la "curiosidad" de lo que aprenderé hoy entre tus letras. Me llevo el nombre de Giuseppe Ingegniere, por suspuesto. Aunque creo que, a día de hoy, sus definiciones, a tenor de los resultados, hubiesen sido de otro modo.

    Los mediocres campan a sus anchas por nuestro país, empujándonos al peor de los abismos. Y me ciño a la definición que da la RAE:

    Mediocre: se dice de la persona que no tiene capacidad para la actividad que realiza.

    Ahí queda eso. Ni más, ni menos.

    Te dejo un cafelito del tiempo, con cuatro besotes.

    Lupe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esa definición de mediocre, aplicada a la administración y órganos de gobierno de este país, y se quedan los mostradores y el parlamento más vacíos de lo que habitualmente están!!!

      Uy, qué bien, el cafelito que me faltaba, gracias, Lupe! Un beso bien gordo!!!!

      Eliminar
  20. Me gusta pensar en la curiosidad como aquel "sólo sé que no se nada" del filósofo, desde la perspectiva del que todo lo pone en principio, en tela de juicio. Pero también pienso que la curiosidad, si no es activa, si sólo nos sirve para adquirir conocimiento sin que este revierta de alguna manera en los demás, es una curiosidad incompleta, estanca, cerrada.
    Un fuerre abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hay "demás" que no merecen que se esparza el esfuerzo de algunas curiosidades. Curiosear es una cosa, lo que hago yo en el blog, busco, recuerdo, añado, me divierto... pero cuando la curiosidad intelectual llega al nivel de la investigación, es cuando hay que ser prudente y no dar perlas a los cerdos. Lo sé por experiencia universitaria...

      La frase completa es muy bonita, está en La Apología de Sócrates que escribió el amigo Platón, y que fue: "Solo sé que no se nada y, al saber que no sé nada, algo sé; porque sé que no sé nada".

      Dos besos.

      Eliminar
  21. Es un verdadero placer conocerte. Y para comenzas la lectura de este artículo me ha dejado un buen sabor... de buen café. Como puedes ver admito tu invitación. Tardaré unos días en degustarte. Un abrazo y muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Julie, por venir. Ya te dije que me gustó muco la recogida de información en tus entradas de blog.

      Un café siempre esperándote en esta humilde casa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Es un post que hace cuestionarme: en qué categoría estaría yo?? te aseguro que tengo dudas :)

    Es una buena reflexión acerca de lo que significa tener deseos de conocer lo que se desconoce, de querer averiguar más o bien conformarte con lo que se tiene y se sabe.

    Curioso.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si ya dudas de algo, seguro que sabes en que categoría te encuentras...

      Conformarse no entra en mi vocabulario, en ningún aspecto! Qué horror!

      Un beso y un café.

      Eliminar
  23. Me encanta el giro Vero, la curiosidad siempre ligada a connotaciones negativas, en cambio si no fuera por ese sentimiento no se hubieras descubierto tanta cosas.
    De entre la definición de esos tres tipos de personas, dan un poco de miedo los mediocres ¿no crees?
    Hora de un buen café ¿lo tomamos?
    Besos multiplicados, que llevo días recordadoos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, hora de café! Ahora voy!

      Pues dan más miedo cuando los tienes cerca y más todavía cuando uno de ellos es tu jefe...

      Un beso, compañera.

      Eliminar
  24. "Por sus actos los conoceréis..."

    Je, je, pues yo diría que la división de Ingenieros, para no ser crítica contiene descripciones muy valorativas.

    El posteo hace una linda defensa del espíritu crítico y y el afán superador.
    Te felicito :)

    En lo personal, la curiosidad no me acompaña mucho. Siempre fui bastante indiferente y pocas cosas llaman mia tención.
    Lo bueno es que en general por esas pocas cosas pongo mucha, mucha voluntad :)

    Un beso, Censu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, compi! Yo creo que la motivación es más intensa pero más selecta con los años. Uno dedica más pasión a pocas cosas grandes y deja algunas pequeñas para disfrutar... los años pesan, jajajaa!

      Muchas gracias por tus palabras, así es, se conoce a las personas por su manera de hacer además del qué hacen.

      El espíritu crítico y la mente abierta es un arma muy temida por algunos; lo malo de esos algunos es que son los que ostentan los puestos de responsabilidad y suelen tener el poder o la capacidad de aplastar a los pensadores activos.

      Gracias por venir. Beso y café.

      Eliminar
  25. Estoy completamente de acuerdo Vero en que la curiosidad que nos lleva a aprender, a investigar y a crecer es buena. Pero la curiosidad hacia la intimidad de los otros me parece enfermiza. Me gusta mucho como tocaste el tema, y me enteré de unas cuantas cosas que había olvidado.
    Un placer como siempre pasar a leerte.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sindel. No me ha interesado nunca lo que ha pasado en casa de otro. La curiosidad diaria por cosas, aunque sean minúsculas, es importante para avanzar; pero hay que ser valiente y correr riesgos, la curiosidad no es para cobardes o dogmáticos.

      Un beso y un cafelito.

      Eliminar
  26. Me ha encantado esa reflexión que haces, con ayuda de grandes pensadores, sobre el ser humano. La curiosidad, no solo no mata al gato sino que le abre puertas al conocimiento. Una persona que no tiene curiosidad, nunca saldrá de su mediocridad, su casa y su pueblo. Me ha gustado mucho tu entrada, te felicito. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marta. En eso pensé cuando hice la entrada, en que hay dos curiosidades, ambas relacionadas con la inquietud, por saber de los demás o por saber más, y también unidas al morbo! Porque, no me digas que no tiene morbo descubrir cosas desconocidas????

      Un beso.

      Eliminar
  27. Esta reflexión que haces sobre la curiosidad de los tipos va muy bien con los tiempos que corren (algo habrá influido, digo yo). Entre la curiosidad del individuo inferior, penosa, la del mediocre, que da espanto por extendida, y la del idealista, que quizás ahora esté bien vista (o bien criticada, que para eso ciertos grupos sostienen una clara dominancia mediática), pero que habitualmente se les ve como locos e iluminados y a los que se les tira a los leones a las primeras de cambio. La sociedad prefiere a los mediocres. Desgraciadamente.

    Son las cinco de la tarde, venga ese cafelito bien fresquito.

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el pobre Ortega levantara la cabeza y viera que una de sus obras ha llegado a reproducirse como una plaga e institucionalizarse como una lacra, no sé si sería feliz por haber acertado o desdichado por que así sucediese...

      Menos mal que lo traes fresquito, compañero! No quier llover y esto parece un horno...

      Besito.

      Eliminar
  28. Hola Vero!, sin dudas la curiosidad es el motor de la evolución, igual me prendo un poco en el debate anterior, a mi me parece que la determinación genetica es relativa, las condiciones ambientales hacen lo suyo, pero esta visión ha dependido siempre de la rueda que gira y gira, una vez se está mas por el determinismo y otras por la condiciones socio.ambientales, ultimamente estamos mas en la segunda sobre todo desde que se descifró el genoma humano y se vió que somos geneticamente mas o menos todos iguales, contrario a las teorias raciales, Lombrosso, Ferri, que tanto eco tuvieron a principios del siglo XX.
    Para mí es especialmente cara esta cuestión de los genes, ya hablaremos porqué, o mejor ya te enterarás por mi blog más adelante, ¿somos realmente esclavos de nuestros genes, de lo que nos viene dado?, se sabe que nuestra herencia genetica es caprichosa, es sabido que ciertas enfermedades se manifiestan en un hermano y no en otro, o se saltean generaciónes, y sin embargo comparten carga genetica, o ¿en definitiva quienes somos tiene que ver con la vivencias, somos permeables a lo que vivimos y podemos salir del determinismo?
    En fín, interesante lo has puesto amiga, te dejo un gran beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo más bien hablaba de un Determinismo biológico, que defiende el comportamiento humano según su estructura genética pero basada en que es el mismo humano el que extiende ese determinismo a sistemas sociales muy "enredados" y adaptados a un sistema que le favorece, a mi modo de ver, en su evolución como depredador.

      Ya nos contarás en tu blog, dejarme en ascuas sin acabar de dejarme matar la curiosidad.... malévola! Jajajajaa!

      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  29. la curiosidad
    impulso innato, de un gen del ser humano, que le otorga el poder del conocimiento, del instinto de querer saber, crear, de involucrarse en ciertas situaciones tal vez un poco incomodas como también curiosas y sorprendentes... "GRAN MOTOR DE LA EVOLUCIÓN HUMANA"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo yo, sin atrevidos no habría descubrimientos... Hay que ser osado cada uno a su nivel. Yo no daría la vuelta al mundo en un velero, por ejemplo! Pero sí pasaría doce horas sin comer ni me... en una biblioteca antigua ¡¡¡y 20 también!!!

      Eliminar
  30. Creo que hay diferencia entre la curiosidad intelectual y la otra, supongo que depende mucho de como quieras llevar la vida. Últimamente, hay un sentimiento idealista, tal vez por lo que ocurre, sería interesante poder vivir que emerge de él y hacia donde nos lleva... aunque a veces creo que es complicado con tanto "mediocre" acallando voces.
    Me gusta ser curiosa e inquieta, últimamente me está dando muchas cosas buenas... ¿un café?... por ejemplo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace, un café. Acabo de sentarme mientras la batalla por la consola me deja cinco minutos; y tienes razón, demasiado poder acallando voces. ¿Cuántas veces has escuchado, "tú aguanta a ese desgraciado de tu jefe, hija, que con lo mal que está el trabajo"? Últimamente demasiadas...

      La curiosidad sana es una buena compañía, amiga. La curiosidad nos llevó a La Malvarrosa, no?

      Un beso y ¿un café?

      Eliminar
  31. Todos ansiamos ser hombres idealistas habiendo nacido hombres inferiores, pero la mayoría de las veces, por más esfuerzo que le pongamos a las cosas, nunca pasamos de la mediocridad habitual a la que el sistema quiere acostumbrarnos. Celebro a Ingenieros, pero si no hacemos nada para romper nuestros propios límites, nunca saldremos de la mediocridad.

    Y no, las drogas no son el camino, son sólo un medio de control más.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  32. Gracias por este pequeño deleite de discernimiento y sabiduría.
    Como dice una amiga mía: Los argentinos son la leche. :D
    Un fuerte abrazo.
    Cuando quieras estás invitada a café/té en Aranda de Duero.

    Eduardo.

    ResponderEliminar