viernes, 3 de agosto de 2012

Este jueves: "Aprovechando el tiempo..."


¡¡Aprovecha el tiempo y sé creativo!!

Hay una frase de Shakespeare que me gusta mucho, más que el autor en sí, y que dice así: "El pasado es un prólogo". Manifiesta la relatividad y la subjetividad de algo conceptual, A- e IN-temporal, es decir, el mismísimo tiempo. Es afortunado el consciente de que todo fluye, todo cambia y se transforma quiera o no, esté preparado o le pille por sorpresa, le guste o le saque de quicio... hay formas de fluir, rápida y torrencialmente, arrastrando y dejando caer la baba como un caracol o manteniéndose pasivo y con menos movimiento que un pedrusco, contemplando como transcurre el susodicho sin actuar.
Una profesora, a la que consideré "rarita" años y años, me dijo una vez que todos los trabajos escritos debían tener este formato: Prólogo - Introducción - Desarrollo - Conclusión, y que este modelo debíamos aplicarlo a nuestra vida.

Si todo nuestro pasado es el Prólogo ¿dónde comienza la Introducción? Tal vez en el momento en el que somos conscientes de que tenemos ese pasado, ajeno, familiar o propio, y comenzamos a ordenar periodos y acontecimientos de forma mental... Lo del Desarrollo lo tengo claro, viene a ser como el momento presente y es la parte más breve, diría que fulgurante para unos e inexistente para otros; aunque algunos se jacten de que siempre viven el presente. Que me cuenten cómo. Pero ¿Y la conclusión? ¿Cómo concluye una vida sin que citemos a Dña Muerte? ¿O tal vez la concluyen los demás cuando ya inexistentes somos parte de su presente?

No somos más que un evento físico del universo, así que muévete porque el movimiento es el único indicio de que existe el tiempo...




45 comentarios:

  1. Me muevooo, me muevo al ritmo de un bolero y sí, noto el momento presente, uyyyy, ya es pasado y yo con estos pelos mojados (de la mar salada)
    Quieta parada también noto el tiempo, veo a un gato cazando, él se mueve y yo parada, tecleando. La verdad, no me aclaro con el tiempo, del prólogo no me acuerdo, del pasado a ramalazos y según qué cosas, del presente, pues intento vivirlo y !zas! ya es pasado. Del futuro, pos no soy dada a lo futurólogo ni tengo, ni ganas, bola de cristal. A la Parca no la mento que cuento con ella, cuando sea.
    Ayyyy Ben Templà, qué manera tonta la mía de perder el tiempo escribiendo tonterias, no te rías.
    Petonets saladets, i ja saps, paciència, ánims molts i + petonets x 4.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meneo, meneo... ¿Cómo ers aquella canción que decía "Yo muevo el cucu"???

      Pitonisas Felisas no somos, amiga.
      No te rías, no te rías de la Bruja Avería...

      Un besito, compi. Quina enveja em dona eixa mar salà!

      Eliminar
  2. Esa fugacidad del tiempo está muy presente en una hermosa poesía de Jorge Manrique a la muerte de su padre:

    Pues si vemos lo presente,
    cómo en un punto se es ido
    y acabado,
    Si juzgamos sabiamente,
    daremos lo no venido por
    por pasado.

    Así que habría que decir aquello de: A vivir, que son dos días.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, amigo, la vida es un tango y hay que bailarlo. Lo malo es que cuando ya te sabes los pasos te suenan sevillanas...

      Muy buen poema, me encantó, gracias.
      Cuatro besos.

      Eliminar
  3. No tengo muy claro esto del prologo, introducción,desarrollo y conclusión. Lo que sí sé, o al menos es lo que yo pienso que siento nostalgia del pasado porque sé que ya no lo volveré a vivir, el futuro no sé lo que me depara y el presente me tiene en vilo por sí no despierto mañana. Vamos que soy de lo más optimista. Mí padre decía que esta vida son cuatro días, y de esos cuatro tres los vivimos con problemas, así que él día que se pueda uno tirar bueno es lo único que sacamos. Es malo ser pesimista, pero el optimismo en un grado elevado tampoco creo que es muy recomendable, ya que cuando te viene el palo, el susto es mucho más gordo.

    Besos censurasigloXXI

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cómo era aquello de que un pesimista es un optimista bien informado? Por eso decía el mío, que ser el tonto es el ser más listo.

      Pues yo, sigo esperando ese día cuarto sin problemas, espero que me llegue antes de la conclusión! :)))

      Beso, Rafa.

      Eliminar
  4. Complicado esto del tiempo, intentar disfrutar del momento, cada cual como crea más conveniente, es lo que nos queda, si hay alguien que nos recuerde cuando no estemos seremos eternos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, hija, no... si yo ya intento disfrutar los momentos, aunque siempre hay algún descerebrado austrolopiteco emboinado que trata de impedírmelo!!!

      Un beso, Teresa, feliz domingo.

      Eliminar
  5. Veo que esos tapetitos rebordados han sido de lo más creativos y adornar adornan, bien aprovechado el tiempo...
    Madre mía que te estaba yo echando de menos y mira usted por donde abro y aquí tengo el tiempo de Vero. Eso de Prólogo - Introducción - Desarrollo - Conclusión, pues igual la mujer llevaba razón y así se han de dar las cosas, pero cuando uno es algo díscolo igual altera el orden , yo que sé, !vaya usted a saber! la cuestión es hacernos pensar, y como dice Nátali !y yo con estos pelos!.
    Como siempre un muy buen aporte.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, hay personas que invierten su tiempo aunque sea haciendo mantelitos y se ve su esfuerzo, se ve un tiempo invertido. Hay otras cosas, como la lectura o la investigación, que necesitan tanto o más tiempo y que no se ven por ningún sitio...

      El movimiento neuronal también cuenta??? Jajaja!

      Un abrazo dominguero.

      Eliminar
  6. Los antiguos pensaban -y los filósofos podemos corroborarlo con nuestro pensamiento- que aquello que los hindúes llamaban Sadhana, el sentido de la vida, existe, porque está presente en todos los seres vivos.
    De la mano del tiempo llegan todas las enseñanzas a nuestra alma. El nos coloca en circunstancias de aprender aquello que necesitamos en su momento oportuno.
    Aún queda mucho por descubrir, aprender y hacer.... La danza de la vida continúa y ella sonriente nos invita a seguir bailando juntos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si acaba de gustarme que nada ni nadie me coloque allá dónde se le antoje o piense que necesito. Soy más bien de pensar que cada uno forja su destino con sus actos y lo modifica consciente o incoscientemente. La predestinación o el mismo determinado destino me asfixian, amiga mía.

      Lo de bailar juntos sí que me ha gustado ¿Te apuntas a un rock? :))

      UN abrazo bien fuerte.

      Eliminar
  7. "La vida es una hebra roja entre la nada, y la eternidad..."

    Y que es el tiempo?

    Es lo determinante.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un proverbio chino que dice así: "Un hilo rojo invisible conecta a quienes están destinados a encontrarse, sin que importe el tiempo, el lugar o las circunstancias. El hilo puede estirarse o contraerse, pero nunca romperse."

      Sí, el tiempo es el mejor determinante para curarse de todo...

      Un abrazo y gracias por esa cita inicial. Cafelito doble para usted, caballero!

      Eliminar
  8. Cada vez me alejo más de la infalibilidad del enfoque "Prólogo - Introducción - Desarrollo - Conclusión".
    Creo que vale como UN método perceptivo.
    Es verdad que el tiempo mide el movimiento, y éste parece absoluto (parafarseandoa Don Immanuel) e incontrastable.
    No soy seguidor de las conductas filosóficas, ni tengo capacidad de exposición. Sí sé que hay más de un plano de conciencia.

    Muy interesantes tus preguntas "pre conclusivas".
    Coclusión? De qué? La muerte concluye algo? Lo empieza? Es parte de algún desarrollo? (Siempre intentando aplicar este método)

    Todo es tan relativo...

    Un abrazo, Censu. Buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, amigo!
      Pues eso mismo pienso yo cuando rechazo cualquier categoría que no sea físicamente visible o contrastable. Las calificaciones elaboradas para poder encasillar son simples convencionalismos útiles para una metodología de trabajo, esto es algo que se hace en la Historia por ejemplo, cuando denomimanos Alta o Baja Edad Media, como si el filo de una navaja cortase el ayer del anteayer...

      Bueno, preguntas sobre el tiempo nos hacemos todos por lo impalpable, imagino, igual que otros pasa su vida cuestionándose sobre la existencia o no-existencia de la divinidad.

      Todo es relativo, amigo mío, hasta es relativo en uno mismo un pensamiento propio que creemos inamovible.

      Un abrazo y feliz domingo!!!

      Eliminar
  9. Pues llevas razón, ¿concluir?, como se prepara una para esto... aunque si es cierto que el bagaje si nos puede dar pistas sobre nuestra vida, lo mismo toca hacer balance (ya empezamos con las mates...) y firmar, como si fuera nuestra declaración de la renta...positiva "tanto tienes, tanto vales"

    Lo dicho, GRACIAS!!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como decía mi padre, uno concluye su existencia cuando nadie le recuerda.

      De nada, ha sido un placer. No podía fallar a tu convocatoria, compañera!

      Feliz domingo con mucha pereza para ir a la playa ¡¡¡UF!!!

      Beso.

      Eliminar
  10. Sabias palabras las tuyas, Vero. Me he quedado pensando en eso del prólogo y creo que podrían ser las condiciones para que naciéramos, tanto por nuestros padres como por el contexto social cultural donde caemos...el inicio, nuestro periodo de formación y educación, el desarrollo, la forma en que aplicamos lo aprehendido, la conclusión (sin nombrar a doña muerte, como dices!), quizás sería el proceso durante el que maduramos el objetivo mismo de nuestra vida,sería la mayor aproximación a "la sabiduría", al menos a la que podemos alcanzar...y mirá las elucubraciones en las que me has hecho divagar! jajajaa

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Divagué yo cuando recordé a esta profesora, y me vino inmediatamente la frase de Shakespeare, y me puse a escribir un pensamiento medio hilvanado e invertí el tiempo en algo que me gusta horrores hacer... comunicarme con vosotros!

      Me gustó esa idea de prólogo ante-vida, creo que no hay mejor pasado que el que no hemos vivido porque el vivido por nosotros es nuestro presente.

      Beso gordo.

      Eliminar
  11. Odio los tapetitos (como dice San, no se en realidad como le dicen aqui) para el baño; sobre todo unos que vienen en una especie de piel sintética de colores, horror!
    Como Neo, creo que el prólogo sería la "escenografía" que nos tiene preparada la vida al llegar; lo malo es que a algunos la "introducción" nos lleva tanto tiempo que la "conclusión" nos toma de sorpresa y con las cosas a medio terminar ... jajaja!
    Un beso Vero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace millones de años, casi en la prehistoria, cuando yo iba a la escuela y teníamos una asignatura que se llamaba Formación del Espíritu Nacional (Sí, sí, alucina) teníamos un libro de texto muy cutre que nos enseñaba a las niñas a almidonar los susodichos mantelitos!!!

      Mejor me dedico a otras tareas... eso no significa que cada cual se dedique a lo que más le guste ¡¡¡otros se reirán de mi pasión por la cocina!!! jajajajaj!

      ¿¿¿A medio terminar???? Yo no he comenzado todavía a vivir!!!!!

      Un beso.

      Eliminar
  12. Ante todo me quedo con ésto: "Prólogo - Introducción - Desarrollo - Conclusión". Se puede considerar parte de la explicación del tiempo: aprendemos cosas nuevas que se introducen a las experiencias que poseemos, conformando un nuevo tiempo en nuestra persona. Luego está la parte en la que decidimos continuar haciendo cosas para avanzar o bien, hay que se detiene y no prospera, paralizando sus conocimientos, su motivación y sus inquietudes.
    Tu texto invita a seguir aprendiendo, despertando el interés.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, compañera!
      Si dirigiéramos así nuestra vida, supongo que la mía estaría llena de subdivisiones y apartados, anexos y documentos adjuntos!!! :)))

      Un beso

      Eliminar
  13. Excelentísimo análisis de la frase. Moverse implica tiempo y espacio... Me suena parecido a lo que escribi yo. Sin dudas yo también tuve una maestra que me dijo lo mismo. Me encantaron tus palabras jueveras. Un beso con mate en la mañana de este sábado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Si nos estamos quietos y sin pensar no pasa el tiempo? Como mi mente jamás se ha quedado en blanco, no lo sé!

      Un beso y gracias por el mate, ¡¡¡¡aunque sea una pócima horrorosamente amarga!!!!!

      Eliminar
  14. NOSOTROS SOMOS UNA TEORÍA PROPIA DE LO INCIERTO. EXCELENTE POST.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, amiga, e incierta es nuestra mente que se forma de las impresiones de nuestros inciertos sentidos.

      Beso y gracias. Cafelito extra.

      Eliminar
  15. Qué difícil aplicar ese orden a mi vida, creo que yo estoy en constante desarrollo, me salteé el prólogo y la conclusión quién sabe cuando llegara. Prefiero no pensar en ello. Mientras tanto como nos recomendas me muevo, me muevo, porque si no me muevo yo, el tiempo me arrasa.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya somos dos, no sé si he hecho alguna vez las cosas a la edad que me tocaba... más bien comencé por la conclusión y luego hice algunas piruetas!!!

      Beso y café de lux.

      Eliminar
  16. Hola!!!! No sé muy bien si la vida de una persona se puede resumir en los apartados que se supone debe tener un libro. Es una buena comparación pero hay vidas en las que es dificil mantener ese orden. Un besos muy fuerte desde Jaca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Liova, buenos días! No creo que se califique nada en la vida de nadie más que en sus etapas propias, en antes o después de cualquier acontecimiento... cada uno se ordena como puede y cuando ya está ordenado, si ha podido, claro, se acabó lo que se daba.

      UN besito y cafelito con hielo.

      Eliminar
  17. No se cuántos prólogos podría poner a mi vida ni cuántos desarrollos, creo que lo único que se va a ajustar a esa forma de dividir el tiempo, en mi caso, va a ser la conclusión porque no está en mi mano cambiarla.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces, compañera, concluye cuantas veces quieras, porque concluir es sólo el final de un argumento y, en esta vida, hay personas que argumentan decenas de veces. Seguro que tú estás entre ellas, igual que yo.

      Besos a miles y cafelito aromático para ti.

      Eliminar
  18. Muy interesante reflexión. Creo que a veces nos quedamos dando vueltas en la introducción, si tenemos suerte de aceptar nuestros prólogos. En la introducción, supongo, que planteamos los proyectos, las dudas, los miedos pero las ansias de vivir, tal vez que vuelan con más altura trascender. En el desarrollo, está la acción. Y pienso que este tiempo es el más complejo porque arrastramos lo anterior. Entonces hay un peso que vamos arrastrando por el tiempo para llegar a presentar aunque sea un digno trabajo. Para vivir bajo ese método hay que ser muy aplicado. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues así es, soy de las que jamás aplicaría este método, aunque como le decía a Leonor, tal vez (dentro del argumento del post, evidentemente) lo que más me guste sea concluir argumentos y comenzar con nuevas premisas de vida.

      Y sí, las mochilas que llevamos a la espalda llenas de prólogos pesan mucho para algunos, otros tienen las espaldas anchas y ni las notan.

      Un abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  19. Es difícil poner tanto orden (y menos en el baño, jajaj) Tanto esquema solo me llevaría a que la fe de erratas, sería mucho más extenso que el mismo libro...

    En todo caso, dale alegría a tu cuerpo Macarena y a moverse mucho, que esta vida no tiene cambio.

    Besos y abrazos en absoluto desorden.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Macarena este verano está un poco rancia y no le apetece más que estar al fresco.

      Felices travesías, amiga viajera.

      Eliminar
  20. Hola, Censu. Tarde pero aquí estoy. Hablar del tiempo puede ser un tema inacabable, cada uno vive el tiempo a su manera e incluso según el momento de diferentes maneras. Lo que más me fastidia del tiempo, como a todos y lo lentos que discurre a veces y lo fugaz que nos parece en los momentos mágicos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía me acuerdo de cuando preguntaba a mis padres trescientas veces cada minuto aquello de: "¿Ya me puedo bañar?" Esas digestiones que no pasaban nunca y el tiempo eterno de espera, leeeeeeeeento, leeeeeeeeentoooo...

      Un beso, compañera, y un cafelito del tiempo.

      Eliminar
  21. Cuando he leído la frase me he sonreído, la usé como introducción a una novela corta que mantengo inédita, "La niña que fui". Y coincidido contigo en la reflexión. Es lo mejor que he leído en mucho tiempo. Muévete, sólo el movimiento es la respuesta, el movimiento es el arte y la vida con todo su Universo. Genial. Te felicito amiga, creo que andamos por la misma galaxia. Un beso y mi cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julie, buenos días, amiga!
      Mucho calor por esta zona y acalorada estoy tratando de que la segunda novela de mi "consorte" se acabe y deje de ser inédita.
      Pensaba en que el movimiento puede ser mental y no físico, incluso estático como ocurría con las esculturas helenas; además, si la mente no para, el tiempo tiene otra dimensión, con la lectura por ejemplo... Es todo tan relativo, verdad?

      Un beso y muchas gracias por venir. Ando escasa de tiempo, amiga... verano... niños en casa... piscinas y playas... :)))

      Eliminar
  22. Uhm, como moverse estando a 42 grados a la sombra...

    Creo que con el calor ya ni existe el tiempo.

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿¿¿¿Y qué haces que no te tomas una clara de gaseosa con jarra congelada, tan fría que cuando la bebas te haga saltar hasta las lágrimas????

      No hay 42 grados que se resistan, amigo mío! :)))

      Beso y feliz día, hoy fresquito y nublado por estos lares.

      Eliminar
  23. Estás que lo tiras de inspirada. Lo cierto es que con tan buenos comentarios solo se me ocurre añadir a estas alturas que el resto de mi vida fue el prólogo de este momento, y me alegra.
    De la muerte no diré nada porque ya hay demasiadas entradas de referencia a la susodicha en mi primer blog, ese del Otoño...., aún en activo.
    Solo recordar que la vida no es sino un proceso que va in crescendo, alcanza una meseta y luego toca descender, esto último me parece lo más importante porque ahora si que como des un traspiés... te "escorromoñas" y no tiene gracia ni da tiempo de pensar adecuadamente en el proceso. Bssss.

    ResponderEliminar