martes, 24 de septiembre de 2013

Este jueves bien temprano: "Bailar amar ver soñar morir..."




Los pies ensangrentados de tanto bailar descalza sobre la mellada tarima. Las faldas “remangás” a la orilla del escenario, que se le vea bien. Tú enséñalo que así beben más. Al puerco le gusta verla, le gusta mirarla de cerca, pero Ña Paca no le deja tocar. De tocarla nada, Tomás. La miras a la niña y punto. El olor agrio de su ropa la arrulla cada “madrugá” porque sabe que el catre está pagado esa noche.  Una única duda tiene la niña antes de dormir, solo quiere saber si cuando sea mujer, más mujer, alguien la amará.

27 comentarios:

  1. Lo mas seguro es que sí, que alguien la amará. Lo malo es que quizás, ella, mal acostumbrada, confunda los sentimientos y deje pasar el amor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ay las niñas, cuanto peligro corren, ... y los niños también, pero de otra manera, aunque ambos se pueden convertir en adultos crueles. De viejos todos quieren ser "buenos" para que les quieran.
    Gran entrada Censu. Besos con el café.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso relato. Una pregunta,una duda, de difícil respuesta.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Ben templà, la vida es un cúmulo de preguntas cuya respuesta tampoco nos defiende de nada ni aclara nasa que no se resuelva viviendo y que sea lo que los dioses verdaderos quieran..
    Escrito con genialidad y gracejo, deja el pósito de la angustia, ayyyy, existencial !!genial!
    Beset, petó quis, baci...i cafetet templaet com tú.

    ResponderEliminar
  5. amar y no dejar pasar las ocasiones de bailar....como la vida misma Censura!!!!

    ResponderEliminar
  6. Has plasmado toda una etnia, que somos todos y es filosofía pura, haciendo una pregunta clave: la duda del amor nos atañe a todos. Me ha encantado.

    ResponderEliminar
  7. Curioso lo que ves en el grabado. Todo es posible.

    Me voy a por un café bien cargado.

    ResponderEliminar
  8. Relato tierno; pero con un final desgarrador, ante esa pregunta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. La vida es un baile... un baile que nadie sabe a ciencia cierta qué pasos, qué músicas,que compañeros nos permitirá tener y gozar (o padecer). Muy bien contado Censu, esa niña ofreciéndose en giros, desgastando las plantas de sus pies para sobrevivir... Bastante duro, si que sí.
    Besos!
    Gaby*

    ResponderEliminar
  10. Anónimo26/9/13 5:35

    UN TEMA ANTIGUO Y MUY ACTUAL.
    BESOS

    ResponderEliminar
  11. CRUDA REALIDAD, LA QUE NOS TRAES HOY AMIGA.
    MIENTRAS NA PACA, SE MANTENEGA FIRME, IERMOS BIÉN.PERO SI LA TIENTAN MUCHO ...A LO MEJOR CAMBIA DE OIPINIÓN .UN POST ATREVIDO Y SUGERENTE. UN BESO.

    ResponderEliminar
  12. Me ha recordado a la cuevas del Sacromonte de Graná.

    ResponderEliminar
  13. Me ha recordado a la cuevas del Sacromonte de Graná.

    ResponderEliminar
  14. Pienso que sí, que alguien la amará, que el amor no tiene que ver con las clases sociales, que atañe más a la condición de las personas y que es esta condición la que nos facilita o dificulta el amar o ser amados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Hola Vero... Creo que es una historia realmente cruel. De degenerados... qué poco hombre quien hace eso! te mando un beso! :D

    ResponderEliminar
  16. Seguro que sí, seguro que alguien la amará. Dura infancia para algunos niños. Adultos consentidores, todo sea por el dinero.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Me gusta comentaros de forma personal, individualmente, con el interés que me muestra cada uno de vuestros comentarios. Tiempo escaso, teclado abandonado... ese es hoy el lema. Ni para tomar café tengo tiempo, pero sí mucho corazón para quereros a todos. Beso y cafelito, chicos. Muchas gracias por venir.

    ResponderEliminar
  18. Madre mía!!! :(

    Besos y lágrimas.

    ResponderEliminar
  19. Duro es, veo un relato muy de la tradición hispana y me pregunto si se están repitiendo esas situaciones que debieron quedaron superadas cuando vivimos el Estado del Bienestar.
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  20. Que crudo es el relato, y que real. Me ha llevado a otra época de nuestra España, pero con los tiempos que vivimos, perfectamente aplicable a la actualidad (desgraciadamente, hay much@s que no saben de donde van a sacar para seguir tirando día a día).

    Bss.

    ResponderEliminar
  21. Una realidad, le llevará a otra... Cuando?
    Seguramente ni siquiera depende de ella.
    Inquietante texto con hedor a rioja del malo.
    Besos y gracias por estar.

    ResponderEliminar
  22. Espero que el amor si llegue, ¿y sabes porqué? porque el corazón a veces hace trampas y se escapa de la mente para volar en libertad...
    El fondo que duele existe, esperemos que los recortes no lleguen también al corazón por costumbre...
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  23. Ese olor a agrio se me ha quedao enganchao en la memoria...
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Ese olor a agrio se me ha quedao enganchao en la memoria...
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Ese olor a agrio se me ha quedao enganchao en la memoria...
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Qué triste relato... Espero que sí, que un día alguien la quiera y la ayude a olvidar esa tristeza...

    ResponderEliminar
  27. Estoy de acuerdo con los compañeros jueveros en que seguro que alguien la amará algún día, aunque también supongo que ella habrá construido un fuerte muro delante de su corazón. Me ha gustado mucho el relato. Un beso.

    ResponderEliminar