lunes, 30 de septiembre de 2013

Este Juevilunes las dos propuestas: "El camino..." y "Rosebud"


La mente, cuando alguien propone una idea juevera, divaga durante unos segundos; a veces ni una décima de segundo y ya aparece el flash, o los flashes; otras veces pasan los días y la mente sigue vacía, como una tarrina de helado a los pocos minutos de haberla comprado en manos de un par de niños... Hoy, el asunto no era, ni un

...camino de piedras...

 ni un

...camino de rosas...

ni me apetecía hablar de esas

...personas que se cruzan en nuestro camino y a las que estimamos, de las que esperamos algo no sé bien por qué, a las que ofreces y no corresponden...

ni tampoco de

...el camino de la vida...

Pero, en un muy corto espacio de tiempo, he atajado recordando

...los maravillosos caminos del deseo...


Esos senderos más naturales que los proyectados "sabia o estéticamente" y que provocan los paseantes apresurados o comodones, incluso animales; esas sendas que, poco a poco, se van marcando en la tierra o en la hierba de los parques, caminitos que hacen el trayecto más corto y son tan anchos como personas circulan por él. No, no es lo mismo que entrar y salir de unos grandes almacenes aprovechando que dos de sus puertas nos ahorran dar la vuelta a la manzana, porque ese camino es práctico pero invisible. 
Cada uno de nosotros tiene muchos caminos del deseo marcados en su mente, estrategias que nos hacen evitar escollos y que nos han funcionado alguna vez, por eso las seguimos usando. 
Poder mental y manipulación de la mente. Estrategias de lavado de cerebro

Así,  y pensando en como dice ese refrán chino: "Antes de comenzar a cambiar el mundo, da tres vueltas a tu propia casa", pienso que no siempre es bueno acortar el camino, que hay momentos en los que hay que dar la curva entera, seguir el camino que alguien marcó, no ir a lo fácil.

Con tanto camino, senda y traqueteo, os dejo un café para llevar...




Y para el lunes, acompañando a Natàlia, dejo esta imagen impactante de niños siux, dispuestos para ir a la escuela que les dejaría limpios de tradiciones, dentro de la reserva ROSEBUD. Ellos, probablemente, también murieron pronunciando esa palabra, ROSEBUD, pero no creo que con las mismas connotaciones...

File:Seven Indian children of uneducated parents.png

56 comentarios:

  1. Largo camino nos propones y me parece estupendo, muy sabio, si. Afortunados quienes tengan la oportunidad de recorrerlo conscientemente, bueno más o menos. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recorrerlo siguiendo el sendero del deseo es un poco arbitrario, puede resultar tirano para los demás o satisfactorio para una misma... Besito, compi.

      Eliminar
  2. Querida amiga, solo para decirte que mi blog "principal" es este otro...

    http://imagenes-palabras.blogspot.com.es/

    Un abrazo fuerte, ya volveré con mas calma

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora mismo voy a ubicarlo en mi lista. Te espero, no faltes!

      Eliminar
    2. Aqui estoy, joven, dispuesto a tomar ese café prometido...Ay, me gusto especialmente esa imagen de los niños "salvajes"... Cuanta sabiduria habia en esas tribus que vivian tan en armonia con la naturaleza

      Un abrazo

      Eliminar
  3. De esos caminos del deseo como tú los calificas, el cerebro sabe muchísimo. Tiene algo así como "mapas de rutinas" para actividades, que automatizan sobremanera la ejecución de las mismas. Como tú bien dices, no siempre es bueno atajar, aunque en esta época de prisas, es lo que más nos apetece.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los caminos del deseo son una experiencia muy hermosa, sobre todo cuando los ves en la ciudad, esos pasos que, año tras año, paso tras paso, nos hacen el trayecto más fácil. tenía algunas fotografías de hace tiempo pero no las he localizado, hay muchas en la red.

      Las del cerebro son otro asunto más peliagudo que no siempre favorecen a quienes tenemos cerca... o sí? O algunas veces?

      Un abrazo a ambos dos.

      Eliminar
  4. Hola de nuevo jajajaja. Los caminos del deseo aun siendo más largos y difíciles que otros caminos, nos ayudan a darnos cuenta de lo que es la vida en realidad, o por lo menos como es nuestra vida....La de cada uno. Siempre aprendemos caminando, quedarse quieta significa dejar de soñar, de vivir.
    Besos y abrazos, se nota que el cafelito lo has hecho con amor....MMMMM. ¡ Delicioso !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasión y cariño es lo que hay que poner en todas las cosas que hacemos, amiga mía. Por eso los caminos del deseo que se hacen sobre el césped, no dejan ni una brizna de hierba!! Si entras en la web:

      http://www.flickr.com/groups/desire_paths/

      verás la de imágenes que valen la pena, cada una de ellas son preciosas.

      De nada, ahí te dejo un termo caliente para que vengas a cualquier hora que te apetezca. Besito.

      Eliminar
  5. conozco un trillo que va de mi casa a la tuya... y aunque tenga muchas vueltas y recodos, los seguiré recorriendo no solo por el cafelito que ofreces, sino por lo bueno que anida en tu casa.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, compañera-madrina-amiga. Es un placer que tengamos esos ratitos para comunicarnos. ¿Qué seríamos nosotras sin nosotras? :))

      Besito y café.

      Eliminar
  6. sI, amiga, a todos nos gustan esas sendas más cortas,que nos aligeran el viaje...Y también hemos andado alguna vez esos caminos del deseo, que nos facilitan lo que nos pide el ego...Pero, no siempre son gratificantes, porque a veces la conciencia no los acepta y hay que eludirlos y caminar por el camino ya marcado...Muy bueno e inspirador, amiga.
    Mi felicitación y mi abrazo grande por tu creatividad.
    Feliz semana, Verónica.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. En eso estaba pensando cuando me vino la imagen del camino corto, tanto el físico como el mental. Las personas solemos tender al mínimo esfuerzo y eso no siempre resulta. Llevas toda la razón. Gracias por venir y por tus palabras. Un abrazo y tu cafelito para mañana.

      Eliminar
  7. Los caminos del deseo me traen una visión negativa, en cuanto se trazan sin respeto, como el de la imagen. Sin embargo esos caminos del deseo, mientras se tracen con respeto, llevan a innovar, a mejorar el mundo.
    Besos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé qué pensar, porque tal vez el que construyó la senda "oficial" estaba equivocado y era él quien no respetó lo natural haciendo un trazado poco práctico. Los caminos mentales ya son otra cosa más compleja...

      Un saludo.

      Eliminar
  8. Y al final de camino, de los caminos, senderos, sendas, vericuetos ¿qué diremos? Algo paracido a nuestro íntimo ROSEBUD?
    Mentres, cafelet i carajillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No digamos nada. Mejor bebamos y contemplemos el paisaje.

      Eliminar
  9. "Los caminos del Señor son infinitos..."
    Excelente entrada.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. ¿El de los anillos? :))

      Un abrazo, compañero.

      Eliminar
  10. Los caminos del deseo…los intrincados, los que se bifurcan, los que nos conducen derecho y sin contratiempos. Sí, Censu, muchos de ellos están marcados y nos marcan. Creo que necesito urgente ese cafelito rico, después del tremendo galope entre los pensamientos!
    Gracias guapa, por mantener este espacio tan agradable y hospitalario para todos nosotros. Mi abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya ves, con lo maravilloso que sería que cada cual pudiese acortar por el atajo, y la de vueltas y vueltas que damos en nuestra vida, pensamientos y recorridos emocionales para llegar a donde sea...

      Estos humanos son muy complejos, amiga :))

      Ah, ah, pues ahí está preparado tu cafelito. Gracias a ti. Un besito.

      Eliminar
  11. nos has hecho una interesante propuesta que sugiere comenzar por un viaje al interior. Espero encontrar en el una buena brújula que no confunda el norte con es sur. Muchos saludos censura, muy lindo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me parece que esa brújula no depende ni se adquiere con la edad, hay personas que nacen ya brujulados y otros que mueren abrújulos... :))

      Un abrazo y muchas gracias. NO te olvides el cafelito.

      Eliminar
  12. Los caminos del deseo, qué buena frase y qué buena reflexión has hecho, la verdad es que nunca me había parado a pensarlo, pero ahora que me has obligado a ello pienso en los "contrarios" quiero decir en los que son capaces de recorrer el doble de distancia sólo por no pasar por determinado sitio o encontrarse con según quién.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo, por ejemplo, puedo dar una vuelta de kilómetros con tal de no toparme con la visión espeluznante de alguien que me amargue el día... Depende del día y del humor, no? :))

      Un besito, Charo.

      Eliminar
  13. Tu relato de este jueves me recuerda eso de que "el camino más corto no siempre es el mejor". A veces, es necesario dar varias vueltas para llegar a un punto concreto, cuesta más, pero el resultado es mejor (o al menos eso se supone). Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé, también los hay que dan más vueltas que la burra en una noria y no llegan a ninguna parte, jajaja!

      Un abrazo, Cristina. Como tú bien dices, todo se supone.

      Eliminar
  14. Yo diría que totdos los caminos llevan a Roma. los de los deseos igualmente. Lo importante es hacer el camino, com armonia y compañerismo, Así, tomándonos un cafetito, a cada tramo y reposar.
    Como tienes por costumbre, has hecho un post, largo y completo. Es siempre un placer leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y entre sorbo y sorbo, una buena charla. Ay, amiga, eso de la armonía suena últimamente a cacofonía, parece que todo el mundo anda con los nervios crispados... Un besito y ese café recién hecho para ti.

      Eliminar
  15. A veces el deseo impetuoso nos lleva a buscar atajos... y... no siempre por llegar más rápido se llega mejor. Quizá seamos inoportunos y nos presentemos a la hora equivocada o terminemos donde no esperábamos estar... pero bueno, es mejor llegar a alguna parte que quedarse estampando moscas, o no haberlo intentado nunca. No sé si voy voy bien rumbeada... lo que importa es que voy... a dónde? por lo pronto ahora, a saborear ese cafelito que siempre se agradece!
    Besos,
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo misma confieso: Depende de lo claro que lo tengo...; es decir, si lo veo claro, no doy tiempo ni a pisar la hierba, voy directa y derecha. Ahora, si tengo dudas, doy más vueltas que un tonto y al final me quedo donde estaba.

      Beso, Gaby.

      Eliminar
  16. Has resuelto muy bien la unión de los lunes con los jueves, quedó perfecta, incluso el recorrido que sigue la mente desde el momento que aparece la propuesta juevera en el ordenador hasta que tomas la decisíón de cómo encauzar el relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caray, eso sí que es un piropo, Tracy. Muchas gracias.

      Eliminar
  17. Da tres vueltas a tu propia casa... ¿Podría ser más acertado ese final del relato? Siempre oportuna y elocuente... siempre con ese giro que sólo vos conseguis! te mando un beso... y me llevo un café... yo te dejo un pedacito de torta! :D hasta pronto amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, como decimos por aquí: "Primero hay que barrer el patio de uno antes de criticar la basura en otro" :))

      Gracias por la torta, espero que tenga miles de calorías, jajaja.

      Un besito.

      Eliminar
  18. Hola amiga, veo que has tuneado la version juevera y lunera jajaj lo que tu no hagas, bueno que voy a dar vueltas por mi casa pero me vas poniendo el café, pero espero que no sea como el de emejota porque sino no voy a dormir jajaja. Besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Marchando una de café al gusto de mi amiga!

      Un beso, gracias por venir.

      Eliminar
  19. Genial tu recorrido por los caminos del deseo, nos deja pensando y como siempre aprendiendo algo.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sindel. Atajos psicológicos que todos tenemos. Un besito y tu café de hoy.

      Eliminar
  20. Y cuando el deseo coincide con el camino que has elegido seguir, entonces sonríes y bailas bajo la lluvia (olé), jajajaja...

    CARAJILLO CON TEQUILA!!!

    Y un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, sí, sí, y suele bailarse sin paraguas!

      Venga ese carajillo, amigo!

      Un abrazo bien gordo.

      Eliminar
  21. ¿Cómo es que siempre que paso por aquí me llevo muchas cosas para reflexionar? ¿Cómo es que ya casi no quedan blogs que puedan lograr algo semejante?

    Saludos!

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias, supongo que depende de los intereses de cada uno, de las expectativas, o mejor aún, de las inquietudes de uno, José.

      Gracias de nuevo. Un saludo y tu cafelito de hoy.

      Eliminar
  22. Hola amiga, ante todo decirte que tienes uno de los blogs más bonitos que he visto. Se nota tu buen gusto. También decirte que conozco muchos de esos senderos que nos comentas. Los que hace la gente para atajar en un jardín (soy jardinero). Son senderos que deberían respetarse, yo los respeto. Si la gente desea el camino más lógico hay que permitírselo. Es cierto que a veces los evitan para no mancharse de barro. Moraleja: Si quieres acortar debes saber que te vas a manchar los pies pero que, aun así, llegarás antes a tu destino.

    Un beso muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias, Alberto, vas a hacer que me sonroje! Sí, o barro o polvo seguro que te llevas si quieres las cosas fáciles. Es también una forma de vida, porque hay gente que siempre va a lo cómodo y encima les sale bien, otros que dan vueltas y vueltas o siguen la norma establecida y no llegan de ninguna forma a su destino...
      Bueno, también tiene que ver con la cuna... un poco, no?

      Un besito y tu café de hoy, compañero. Gracias de nuevo.

      Eliminar
  23. Veo que en tu caso cada semana se trata sólo de un flash de medio segundo, lo cual me lleva a pensar en la lucidez con la que asimilas los deberes y la capacidad para diseccionar el tema llevándolo a terrenos tan particulares como originales. Es envidiable tener esa claridad de ideas para coger el hilván al principio y acabar con el pespunte hecho costura de la Alta.

    Te confieso que yo siempre atajo por la primera planta del Corte Inglés, el interior de un gran almacén también es un trozo de mundo, lo de menos es el minuto que te ahorras.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O me estoy volviendo cegato, o cada vez me cuesta más leer esa letra tan pequeña, fina y traidoramente cursiva...

      Más besos

      Eliminar
    2. Pues sí, ese flash se dispara solo, aunque no me preguntes cómo porque es autónomo. La idea aparece y se teje, como tú dices, ella solita, yo me limito a disfrutar.

      Pues no sé cambiar el tamaño de letra, Alfredo, a ver si encuentro el camino y cumplo tu deseo...

      Besos de cuatro morros.

      Eliminar
  24. Yo no voy a hablar de caminos hacia el deseo que últimamente los tengo muy oscuros...
    Eres increíble, ehh
    Venga, que traigo pastelitos... hace un café? :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues precisamente están más abiertos que nunca esos nuevos caminos para ti, amiga mía. Un beso. Claro que hace un café!

      Eliminar
  25. Como siempre tu aportación es entretenida y didáctica. Desde hace unos días estoy recordándote cuando voy a caminar por las mañanas y veo un camino que se está formando sobre la hierba por el paso de algunos caminantes.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una bonita forma de acordarse de esta que escribe, paseando entre caminitos... ¿Y cuando hueles a café? :))

      Un abrazo bien gordo.

      Eliminar
  26. Coincido con las primeras lineas de tu relato: que hay jueves que no te sale nada, otros que a la primera sale la inspiración, otros que vengan el vueltas y al final algo hay... y me reconforta un poco el saber que no soy la única a quien le sucede esto jajaja :)

    Bss.

    ResponderEliminar
  27. Pues te diré Ceci, que los atajos son algo que me atrae pero a veces ha resultado en que llegué anticipada y me encontré con cosas que podría evitado ver y tal vez me perdí seguramente de lo que había en el camino marcado. Son las prisas amiga y ese libre albedrío que a veces nos juega malas pasadas jajajjajaj. Siempre tenés para compartir, te sobra imaginación y inspiración, ¿Otro cafelito?

    ResponderEliminar