lunes, 24 de febrero de 2014

La palabra DUDA...


Dice el diccionario que fluctuar o balancearse es sinónimo de dudar, a más de otros. Lo dudo, porque la Historia es uno de los conceptos que más se balancean, la Historia transcurre y se sucede con movimientos pendulares y siempre ha sido así, no hay duda.
Vivimos un gran cambio mundial y hacia donde nos lleve el péndulo de la Historia, solamente el tiempo nos lo dirá; tampoco hay duda de ello.
El cambio será tan lento que necesitará de otro siglo, dicen. No lo dudo, será así porque todavía tenemos que llegar al límite y no hemos ni visto los dientes al lobo; bueno, en realidad le hemos visto solamente uno de los pelos del rabo y éste se encuentra muy lejos de su colmilludo hocico. 
En lo que no quiero tener dudas es en que en un tiempo llegaremos mundialmente a lo contrario de lo que tenemos: Una mayor humanización.


Café del futuro para todos... sin dudarlo.
Depositando uno de estos granos en la taza y analizando nuestro aliento con un simple soplo, el café, leche, canela, nata, agua caliente, wisky, ron negro...,  se combinarán a gusto de cada uno.


32 comentarios:

  1. No creo que llegue a ver el cambio, pero espero que se realice de una vez por todas ya que no tengo dudas de que es necesario.
    Un aporte con esa chispa mágica que le pones a todos tus escritos.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, amiga mía, no veremos el cambio aunque sí que estamos sufriendo las entradas del mismo... si hay que pasarlo mal, al menos que sea con un poco de magia, verdad? :))

      Un besito y tu café de hoy.

      Eliminar
  2. ¿Me contradigo? Muy bien, me contradigo. (Soy enorme, contengo multitudes)”, escribió el poeta Walt Whitman a mediados del siglo XIX.

    La duda es prima hermana de la contradicción, ojalá los cambios sean para mejor....

    Mi cafelito lo quiero al natural jaja.
    Besos Compi.
    Que lindo el nuevo look del blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que con la edad deberíamos contradecirnos menos porque deberíamos conocernos mejor, aunque lo dudo porque a veces todavía me sorprendo a mí misma, jajaja!

      Uno natural para ti, entonces, y el abrazo de hoy, cálido y con cariño.

      Eliminar
  3. Siempre me sorprendes con tus cafés, te gusta casi tanto como a mi jeje. Y me ha encantado tu participación con DUDA, Saltibrincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ester. Tu ímpetu es contagioso, aquí me tienes saltibrincando en la silla! :))

      Un abrazo y tu cafelito.

      Eliminar
  4. ¿Dudar si tener o no tener dudas?

    ResponderEliminar
  5. Dudar es un ejercicio muy sano, salvo cuando se transforma en un ser machacón que te da en toda la cresta cada noche.

    ¿Café? No sé, dudo que el café me despeje hoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dudar es sano, sí, la falta de decisión es la que me enferma tanto cuando me pasa a mí como cuando les pasa a los demás. Pierdo la compostura, jajajaa!

      Pues una manzanilla con miel?

      Eliminar
  6. Me encantan tus combinaciones con el café!
    Interesante artículo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, siempre a vuestro gusto!

      Más que un artículo es una simple opinión dudosa :)

      Besito.

      Eliminar
  7. Permíteme dudar de lo que dices. Creo que más rápido de lo que vamos es imposible ir. Los acontecimientos se suceden cada vez conmenos espacio entre unos y otros; la sempresas nacen y caen y cuando me subo al mástila del barco, de humanización a la vista, ni rastro...
    Ahora, un buen café podría hacerme cambiar de parecer...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te sirvo un café especial, rico, aromático y sabroso... :))

      Creo que vamos muy rápido en lo tecnológico, en lo superficial, en la información que corre que se las pela. Sin embargo, los grandes ciclos históricos pasan su transformación en siglos, como el sistema medieval de jerarquías, o los periodos clásicos, renacentistas o barrocos, por ejemplo, o los periodos de entreguerras... cualquiera que esté inmerso en un proceso histórico no puede verlo y no puede ser consciente de lo lento que está pasando, porque el humano no capta esos procesos inherentes a él mismo. Digo yo, del barroco al clasicismo que pasaron en el mismo siglo, pocos fueron conscientes del momento del cambio, solamente los de la avanzadilla. Si imaginamos ahora periodos como el tiempo que abarca el nacimiento de la escritura, la historia antigua, la medieval, la moderna o la contemporanea, pues menos todavía. Aunque todo sean convencionalismos, claro.

      Por eso decía yo que no quiero dudar de que será mejor, el ser humano "menos" humano, porque si lo es más, estan perdidas las generaciones que vienen, más todavía.

      No, no hay rastro de que todo irá a mejor, ni un poquito y en eso tienes razón, sin lugar a dudas.

      Gracias por tu contribución, estos comentarios ayudan a pensar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Lo que me hace dudar de ese necesario cambio, es el presumir que vamos a seguir pastoreados por los mismos o parecidos politicos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras sigan generaciones tan tontas como ésta que les vote, mucho me temo que seguiremos igual, y por lo que veo en las escuelas, institutos y universidad... tiemblo, Juan.

      Un abrazo y tu cafelito.

      Eliminar
  9. En estos momentos de tanta confusión y dudas...de lo único que no dudo, es del amor que le hechas a los cafés que nos regalas.
    Besos ricos como tu café.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, eso sí, ene sta casa que es la vuestra, cada uno tiene el cafelito a su gusto y con mucho cariño servido :)))

      Gracias, Lucía. Un besito.

      Eliminar
  10. Dudo que las cosas cambien así con prisa, al menos hay que cambiar mentalidades y contagiar a otros. Saludos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los procesos históricos son largos, lo que da miedo es que algunos sepan lo que nos viene encima y otros, los de a pie, ignoramos nuestro futuro y el de nuestros niños.

      Un abrazo para tí, voy a ver tu blog y a seguirte, si? Gracias por venir.

      Eliminar
  11. Hola, vengo de la mano de Sindel a concerté (no sé porque no te había visto antes).
    Creo que el cambio es difícil que nosotros lo podamos ver, la duda es ¿se producirá?
    Me gusta la temática que usaste para esa “duda” social.
    Me quedo por aquí para compartir tu café.
    Cariños…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Oriana, vienes de buena mano. El cambio, al que están denominando las altas esferas "Nuevo orden mundial", no nos deja ver ni entrever lo que será de las próximas generaciones. Se está viendo el cambio en el nivel adquisitivo de una clase media que casi no existe, pero sobre todo en el nivel escolar, el pésimo nivel de comprensión de los textos que tienen los niños y no tan niños... todo perfecto para la manipulación.

      En fin, un buen cafelito te esperará siempre que vengas, muchas gracias.

      Un abrazo. Voy a cotillearte :))

      Eliminar
  12. A pesar de que soy de té, no me puedo negar a tu café y además en tu interesante conversación.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo te preparo un té de tomillo y romero con una cucharadita de miel, y me preparo para la charla.

      Beso.

      Eliminar
  13. Que el mundo cambiará, no hay duda, pero hacia dónde y cómo...
    ahí se acumulan las dudas.

    Me gustó tu escrito. Gracias por el café. Para mí, solo y con azúcar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hacia donde cambie no lo sé, pero seguro que no nos favorece a los de abajo...

      Muchas gracias. Ahí te dejo ese solo con azúcar y un gran abrazo.

      Eliminar
  14. Con dudas o sin dudas... no me queda claro hacia dónde vamos ni a dónde llegaremos (si es que llegamos a alguna parte)... lo que me deja pensando, que estoy sembrando un regadero de dudas. La vida en sí, carga demasiadas dudas mi amiga. Un beso! Y el cafelito me lo tomo, ciertamente, sin dudarlo!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi desde que tomamos las riendas de nuestras vidas y comenzamos a ser responsables de nuestra toma de decisiones, se acabó la infancia y llegan las dudas...

      Un beso y gracias por venir. Ahí te dejo el cafelito preparado.

      Eliminar
  15. Anónimo27/2/14 0:54

    SIN DUDAS; LO RETRO SIEMPRE RESURGE.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo retro y lo revival... no sé si es cuestión de péndulo o de falta de originalidad.

      Un abrazo, compañero.

      Eliminar
  16. Las dudas nos asaltan aunque no lo queramos, pero hay cosas de las que no se tienen dudas, como del amor por los que tenemos a nuestros alrededor.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Anónimo4/3/14 20:50

    Optimista te leo, Verónica. Tengo serias dudas de que caminemos hacia una mayor humanización. Es claro que un profundo cambio se está produciendo en la sociedad, es claro que la cuerda de la Humanidad está en un punto de tensión que no parece tener retorno y que esto producirá un nuevo amanecer, pero dudo de que de este maremagnum surga una sociedad más humana. Ojalá y no te equivoques, aunque ni tu ni yo lo veamos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar