miércoles, 18 de junio de 2014

Este jueves hechicero: "La criatura..."


Hallaron unos marineros misterioso objeto flotando en las aguas, lo arrastraron hasta la costa. No era un barco, sino una especie de olla de las que se empleaban para cocer el arroz. El objeto tenía unos tres metros de altura y unos seis diámetro, la parte que la cubría era como de vidrio y tenía unas ventanas selladas con resina de pino para evitar que entrase el agua. La parte de abajo tenía unas láminas de hierro acopladas como los gajos de una naranja, 
Los marineros se asomaron precavidos y guardando las distancias a la transparencia para ver el interior. Una mujer hermosa de no más de veinte años, cabellos rojos con extrañas y largas mechas blancas, cejas carmesí y un rostro de tono rosa extremadamente pálido. Vestiduras elegantes y palabras no reconocibles. 
En sus manos sujetaba fuertemente una caja rectangular de madera, que ni a la fuerza lograron los marineros arrebatarle de las manos. 
Con indiferencia y crueldad por no haber logrado su objetivo, los marineros la volvieron a arrastrar a las profundas aguas y la abandonaron a su suerte.



Historia basada en la unión del primer libro y el segundo de Toen Shosetsu, dos historias que tienen lugar, una el 22 de febrero de 1803 y la otra, un 24 de marzo del mismo año. 
En la antigua Rusia, la zona más oriental cercana a Japón, existían unas leyes consuetudinarias que se aplicaban a las mujeres infieles. La esposa era embarcada en un bote dejada a la deriva en el mar. Y ella era la que salía bienparada porque al amante le cortaban el cuello y metían su cabeza en una caja que le daban a la mujer para que la compañase en el viaje. 

¿Cómo la describen, cuenta Toen Shosetsu, de piel blanca, cabello rojo y lengua incomprensible? Hmmmm, podría tratarse de una de estas pobres desgraciadas. 






Y mi regalito hecho por Cass...


50 comentarios:

  1. Depende de la mujer puedes arriesgarte a que te corten el cuello y acompañarla así toda la eternidad. Hoy se sigue practicando toda clase de tropelías contra los adúlteros demostrando sólo una doble moral y un escaso sentido de la justicia y de la comprensión del alma humana.
    Besos.
    P.D. Tu relato es magnífico, y corto que lo hace todavía mejor. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, compañero,

      La justicia o las leyes, que poco tienen que ver, parece que están hechas para acoplarse a la moral o al interés de cuatro borregos.

      Qué bonito, sería un buen tema el que me cuentas para hacer un relato de caballeros andantes y su corcel vestido de tul, dejar que cercenen tu cuello para vivir eternamente el amor de la dama... :))

      Muchas gracias. Besito y café.

      Eliminar
  2. A lo que se ve estos dias en paises islamicos o en la india, las cosas no han mejorado mucho que digamos. En cuanto a la historia que nos traes es tan tragica como poetica. Gracias por contarnosla, Vero.

    Hoy me he encontrado con la amiga que te dije que tenia casa proxima a la tuya y si te conoce. Al parecer sois vecinos por la parte posterior, ella tiene un niño llamado como yo y de una edad aproximada a los tuyos.

    El mundo es chiquito, ya ves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por venir, David. Sí me suena la familia aunque no sé si viven aquí todo el año, si son los que creo son muy buena gente.

      Un mocador, xiquet, net, eh? :))

      Eliminar
  3. Se me parte el corazón solo de recordar lo primitivo del las emociones humanas.
    Muy buena narración. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esas emociones que se aplican sin rigor, se cortan cuellos, se lapida, se quema vivo a alguien... parten el espíritu de cualquier persona cuerda.

      Un beso, MJ.

      Eliminar
  4. No si lo de las mujeres viene de tiempos ancestrales,vaya que no es nuevo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para nada nuevo, desde el troglodito que nos arrastraba de los pelos hasta hoy, lo mismo de lo mismo, amiga...

      Eliminar
  5. ¡Qué horror! Para su desgracia debía cargar con la cabeza del muerto. Valla relato, esto si es tenebroso, cruel y místico. =)
    Saludos, y gracias por el cafelito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, cuentan que salieron en la prensa japonesa esas dos noticias sobre Rusia y el escritor las empleó para crear las leyendas.

      De nada, yo te preoaro otro, compi. Beso.

      Ojo, vaYa.

      Eliminar
  6. Hola, Verónica:
    Como te acabo de escribir, disfruto leyéndote: me sorprende lo que escribes y me gusta cómo lo escribes.
    Me acabo de releer, voy a ver si en mi comentario sé escribir más verbos que el escribir, ¡glups!

    Sigo dándole vueltas a la tragedia de Waewundi.

    Céntrándome en esta entrada, me llama la atención la persistencia de las Sociedades en que la legalidad y la moralina legislen las relaciones de pasión compartida. Imagino que un miedo común entre los machotes del planeta es a que nos quiten a nuestra hembra. Ayer vi un episodio de la teleserie “Padre de familia” donde se trataba el tema, al verse el tálamo de los Griffin amenazado por un machomán negrote. También hubo amputaciones y desmembramientos en el episodio, de lo que deduzco que la solución ruso-japonesa es tan vieja como obsoleto lo es el de la posesión matrimonial.

    Tras leerte me viene a la cabeza la película “El imperio de los sentidos”, no para verla, que no me apetece aburrirme, pero sí como imagen de pasión penada con amputación. No sé, seguro que hay miles de mejores ejemplos, pero mi incultura me limita.

    En mi opinión, el Lenguaje vuelve a ser el mejor represor del que dispone la moral de la Realidad para castigar la pasión del Deseo; ya que hablamos de “amores prohibidos” cuando deberíamos decir “amores verdaderos” para referirnos a estas pasiones en las que la fugacidad del amor se impone al miedo a condenas eternas.

    ¡Hago promesa solemne de que mis comentarios no volverán a exceder las 200 palabras!

    Feliz tarde, Verónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Ah, no, no, no... si no me haces comentarios kilométricos te voy a extrañar!! :))

      Yo creo que esa moralina perniciosa solamente se aplica cruelmente, física o psicológicamente, por envidia o miedo de perder privilegios, sino ¿¿¿a qué iban a las mujeres a tenernos tan machacadas???

      Padre de familia no lo veo porque es hora de niños y es tan pedagógica la serie como la de los Simpson u Hora de Aventuras, madre mía que lenguaje. Son para adultos y de momento, en esta casa bailamos a ritmo de Bob Esponja y Slug Terra, jajajaja!

      El Imperio de los Sentidos, es cierto, es peli para ver una ves, dejar que te impacte y recordarla, ya no somos aptos para tanta lentitud en este cosmos veloz. De todas formas agradezco las películas antiguas que llevan un hilo conductor único, me relajan.

      La incultura infinita, querido amigo, es la que nos hace curiosear en el conocimiento, es genial.

      Que pases un buen día. te hago el cafelito en un momento.

      Eliminar
  7. Demasiado drástico, tanto para uno como para el otro. ¿Porque razón hay que castigar el enamoramiento?..
    Brillante escrito, como acostumbras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los amantes por envidia y los pescadores por miedo, siempre hay motivos necios para ser tan burros, amigo.

      Un beso de los cuatro y muchas gracias.

      Eliminar
  8. Recuerda a Dánae, la hija de Acrisio. Fue aislada por su padre, a quien le habían profetizado que sería asesinado por el hijo de su hija. Pero apareció Zeus y tiempo después nació Perseo.
    Acrisio les impuso un castigo muy similar. Lo único que Dánae y Perseo fueron encontrados por Dictis, hermano de un rey. Dictis se portó muy distinto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de las maravillas de los mitos y leyendas, que siempre nos dejan la moralina ejemplar a pesar de los siglos que pasan. En este caso las historias son verdad, salieron en un diario prohibido en Japón por sensacionalista.

      Eliminar
  9. Ay por favor!!!! Qué tremendas costumbres! Cómo se puede ser tan cruel? Me imagino que habrá quedado en la antiguedad, aunque doy fe de que cosas peores se ejecutan en estos días como castigo a la infidelidad, sobre todo para las mujeres.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues igual que ahora con las niñas que son quemadas por no querer casarse o simplemente por enamorarse de un chico, cuando las familias ya la habían prometido antes de nacer a otro. O a esas otras que lapidan cuando las violan...

      La encarnizada maldad humana me deja siempre de piedra, sobre todo cuando ataca como un virus a una masa humana.

      Beso y cafelito, compi.

      Eliminar
  10. Y eso pasa por no controlar las emociones, eso de enamorarse de quien no se debe.... Que crueldad encerrada bajo el agua mientras la moral, intacta, festeja la victoria.
    Un besazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este Cupido siempre tan juguetón y con su toque maléfico... el problema es que su buena puntería y mal juicio lo pagan otros y otras.

      Un beso, corazón.

      Eliminar
  11. Que barbaridad... Pues vaya efectos secundarios que tenia, y tiene, el amor en ciertos lugares...

    Quedo desolado, amiga

    Un abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, pues si lo sabían no haber ido a la era...

      No te "desoles", amigo mío, no era mi intención.

      Gracias por estar ahí.

      Eliminar
  12. Que chulo, No se de donde sacas tantas curiosidades e información. Pero venir a leerte es descubrir algo nuevo, que si sabía ni sabría donde buscar.
    Y que curiosas son las cosas que realizan y han realizados las divesas civilizaciones que han habitado este mundo????
    Amiga un beso y gracias por pasarte por mi casa para leer un poco de mí.
    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre paso a leerte, el tiempo es el que deja colapsada los minutos que me siento al ordenador. ya ves, este comentario lo he escrito en tres tandas, el uno que quería que le buscase la canción Happy de no sé quién... hala, busca los auriculares, apártate para que ponga una silla al lado de la mía... La otra que quería ver la foto de un murciélago boca abajo... hala, abre otra página y busca al bicho... Luego viene el, mamá que no me deja ver, yo sí tu no, quiero otra silla, no cabes, que no oigo... :))) Lo digo con orgullo PERO SIN TIEMPO. Ditasea.

      Un beso y gracias a ti.

      Eliminar
  13. Verónica, siempre nos sorprendes, amiga...Lo cierto es que hay miles de costumbres, que no conocemos y nos hacen ver la variedad de castigos, que el hombre impone con una crueldad insuperable...Naturalmente todo esto nos sobrecoge y sentimos miedo...Uffff, voy a tomarme tu cafelito para reponerme...Estos últimos posts, que nos dejas nos prueban...Verónica.
    Mi abrazo inmenso y feliz fin de semana, compañera de letras.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que ando optimista, porque cuando ando de capa caída me salen unas entradas bastante sosainas. NOooooo, en realidad ha sido coincidencia o es que el subsconciente me guiaba hacia esos derroteros antifémina...

      Un beso bien gordo, gracias por ese abrazo tan cálido, siempre me reconforta. Te preparo el cafelito rápido,

      Eliminar
  14. Creo que ya lo dije, pero no me parece que sea ocioso: venir aquí me entretiene y me hace aprender.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues bienvenido seas siempre, Humberto. Algunas veces es por casualidad que me viene un recuerdo de algo leído o encuentro un enlace con información que me apetece compartir, me alegra que te guste.

      Un abrazo, compañero.

      Eliminar
  15. Describes el "bote" de la primera historia como una especie de "nave espacial" y una historia de misterio, quien era aquella mujer que sujetaba la caja, como si su vida dependiese de ello,..mas allá la historia se desenreda con un relato de adulterio luego, comprendemos que las costumbres no cambian,... siguen cometiéndose arbitrariedades solo por que las mujeres deciden tener sexo,...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, parece que la moralina de la iglesia también actúa sin que abundase demasiado esa secta por aquellos mundos.

      Me alegra verte por aquí. Un cafelito.

      Eliminar
  16. ¡Qué peligroso era enamorarse de la persona equivocada...!,
    ¡Mira que dar con la cabeza en una caja...!
    Terrible historia, esta, mezcla misterio y miedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, uno en un trozo y la otra entera, a los dos los metieron en una caja... no quiero pensar que no se pudiera abrir desde dentro... iba yo a durar poco encerrada!!!

      Gracias.

      Eliminar
  17. Yo por eso no he sido nunca muy enamoradizo, no quiero hacerle daño a ninguna criatura, o que vengan los mozos del pueblo con pantalones de pana, boina y garrote y me partan las piernas.

    Abrazos Censu y Coronita fresquita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mejor, no creo que tu enamorada fuese feliz en una barca espacial con tus dos piernas en una caja... Así me gusta, que seas un chico de pro :)

      Beset, company... Coronita 00 hay?

      Eliminar
  18. Una vez que la mujer sale mejor tratada que el varón!...al menos existe una posibilidad de sobre vida!...como siempre, historias para pensar y aprender.
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pensaba yo, no dice en ningún caso que pudiera abrir la puerta y salir... y las ventanitas parecen minúsculas ¡¡UF!!
      Pero bueno, si encuentra otros pescadores más caritativos...

      Beso y chocolate helado con almendras caramelizadas.

      Eliminar
  19. Dios mío! Qué cosas tan terribles! Eso del adulterio está muy mal pero al fin y al cabo es cosa de dos que tienen que solucionar entres ellos, Por qué se tienen que meter los demás e infligir esos castigos tan aberrantes?
    Tus historias son siempre muy originales, me encantan!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que todavía hay una gran parte del sexo masculino que tiene el problema de la incontinencia cerebral. Mientras alguien se sienta superior a otro o le tenga miedo, siempre pasarán este tipo de cosas. Horrible.

      Un beso, compañera.

      Eliminar
  20. Vaya leyes, el puede ser infiel y no pasa nada.
    Muy buena tu reflexión

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esos actos solamente les tildan de cobardes.
      Gracias, Carmen. Te dejo el cafelito.

      Eliminar
  21. MUY INTERESANTE HISTORIA. GRACIAS.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti. Que tengas un feliz fin de semana.

      Eliminar
  22. No solo es terriblemente cruel, es estúpido, como si las ofensas se borraran con no verlas, literalmente: echarlas al agua, además, si tanto molesta ¿porque no terminar con su vidas y ya?, serían igual de barbaros, pero por lo menos mas honestos con su propia barbarie

    Abrazo Vero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más razón no puedes tener.

      Ya ves que poco hemos cambiado, será que temen perder esos bárbaros su machuna existencia. Luego está la parte opuesta, los hombres que dan la vida por sus esposas o hijas, madres y hermanas...

      Un beso, Ceci.

      Eliminar
  23. Interesante tu historia Censura....

    ResponderEliminar
  24. Está visto que la mujer nunca sale bien parada, porque cortarle la cabeza no, pero dejarla encerrada y sin posibilidad de salir, ya les vale, ya.
    Interesante señora censura. como siempre.
    Besos y café.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La boca le cerraban con esa jaula en la cabeza y la que no podía salir era su lengua viperina, jajaja!

      Gracias, Chelo. Un beso de los cuatro.

      Eliminar
  25. Parece que no se ha cambiado tanto como pensamos...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca he creído en los avances de mentalidad.

      Abrazos de los cuatro.

      Eliminar