miércoles, 25 de abril de 2012

Este jueves un relato: "Superstición y mal agüero..."



Perfilado mi ungüento de vuelta, maldita raza humana, nada grato merece. Nigromante y ave de mal agüero me llaman. Mi doble vida es mi doble cuerpo. Brujo Tué-tué me llaman.
Restregaré sobre mí, esta noche, mi ungüento; mi cabeza se desprenderá de mi organismo. Plumaje y zarpas aguzadas. Enormes y puntiagudas orejas se transformarán en alas descarnadas. Tal vez en esta tiniebla obtenga metamorfosis completa. Sobrevolaré más resuelto en forma búho o lechuza, aunque mantenga mi cabeza humana. No importa. Mi cuerpo permanecerá en la casa. Yo liviano. Y, sí, por fin, dos siglos han sido necesarios para obtener el particular y costoso mágico ungüento, el que me devolverá a mi forma mortal y efímera.

… María había oído las tres últimas lunas llenas el sonido terrorífico y, aunque nadie fallecía en su familia, sí ocurría una desgracia en casas vecinas cada vez que el tué – tué, tué – tué, sobrevolaba el poblado. La vieja del árbol había cobrado cara su información, sangre de tres generaciones. Para acabar con el Tué – tué, bastaba ocultar o destruir su ungüento…
Aquella noche me froté, me transformé pero al lanzar mi primer graznido perdí el equilibrio en el aire, me estrellé contra el suelo sabiendo que no volvería a ser humano y que en el suelo solo quedaría el cadáver de una lechuza o búho con cabeza humana.

… María lo había logrado. Había aniquilado lo que otros llamaban leyenda y temían como superstición… Había terminado con algo real.

Más agoreros, en la casa de las sonrisas...

41 comentarios:

  1. Pues vaya con el tue-tue. Sé que no tiene mucho que ver, pero al leer tu texto me he acordado de lo que dicen en mi pueblo, que cada vez que viene el "afilaor" se muere alguien. Y la verdad es que es cierto y más de uno y más de dos se pone a temblar cuando lo escucha... Buen relato, compañera. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cristina. eso pensaba yo, que por una parte hay leyendas que se transforman en realidad y suelen perjudicar al afilador, por ejemplo, y, por otra parte, hay realidades que se convirtieron en leyenda y desaparecieron. El caso que cuento está basado en una leyenda "real", el Tué tué existe, sólo que he añadido a María. Cuentan que si se oculta o destruye el ungüento el ave humana se destruye de esa forma.

      Besito y gracias.

      Eliminar
  2. Yo lo que había oído es que cuando aúlla un perro por la noche, al día siguiente muere alguien, mi madre siempre lo dice, pero lo del tué tué muy interesante y curioso; lo que estamos apendiendo los miércoles-jueves...jajaja
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresa, a mí también se me pone el vello como escarpia cuando oigo aullar a los chuchos del vecino. Ya ves, compartimos leyenda "real"!!!

      Venga pues, compartamos un cafelito.

      Beso y feliz día.

      Eliminar
  3. Amiga, uno, cada dia, se está haciendo mas supersticioso... Y es que cada dia tiene uno ocasion de comprobar aquello de que "mienta al diablo y el diablo se aparecera..."

    Uf, estoy un tanto supersticionado.

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya mismo te mando una pata de conejo y una hoja de laurel. No, no es para que hagas un estofado, es para que envuelvas ambas cosas en una tela blanca de algodón, digas las palabras mágicas y el tercer día de la luna creciente, entierres el paquete en un lugar donde haya pinos y sirvan la cerveza bien fría...

      PALABRAS MÁGICAS: Una cerveza y un pincho tortilla!

      ADIÓS SUPERSTICIONES.

      Besito, amigo, y gracias por venir.

      Eliminar
    2. Lo que tu quieras, amiga... Pero te daré un ejemplo:

      Hoy se me ocurrió pensar: Ay, madre, sera capaz don Mariano, en su plan de tajos, de quitarnos los sabados...

      Y -tiempo al tiempo- veras como mañana sale algun vasallo diciendo que por orden mariana quedan suprimidos del calendario los sabados.

      Ay, que terror, amiga...

      Eliminar
  4. Ajajajajaaaaaaa!!!!!! aquí estás!!!!!! Acabo de escribirte un email preguntando si eres tú y...voilá!!!!!! aquí estás!!!!!!
    Me alegro mucho...

    En el floklore brasileño también hay una leyenda muy parecida, seguramente traída de África igual que el candomblé, la macumbá, y tantos personajes cargados de misterio y temor.
    Lo de los aullidos de perro... si que acoj...onan.
    Me ja encantado!!!!! Un besito, querida amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí estoy, compañera! Ya estás "respondida" con un explicativo mail! Gracias por venir y por estar ahí.
      Sí, son leyendas latinas traídas probablemente por los esclavos, cambia de nombre el personaje o las circunstancias pero todas dicen aprox. lo mismo.

      Besito y cafelito con galletas de choco-coco mías!

      Eliminar
  5. Leyenda muy bella, parte animal, parte humano, se transforma; pero al final pasa alguna desgracia y el encanto se rompe.
    Me ha gustado mucho
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, compi! Gracias por tus palabras. No pasa nada, cuando un encanto se rompe es porque no era lo bastante fuerte, algo irá a mejor desde que de el brujo se fue, seguro.

      Un besito.

      Eliminar
  6. Desconocía ese mito. Si bien todas estas historias tienen mucho en común, no siempre el bien vence a el mal y por suerte, en esta -si bien a gran costo- se ha conseguido detener el maleficio!
    =)

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el mal está presente siempre hay grandes pérdidas, aunque luego surja la luz. El malestar físico y psíquico ya no se recuperan, al igual que María no se recuperó y las generaciones siguientes pagaron las consecuencias...

      Beso, compi!

      Eliminar
  7. Un relato maligno y sobrecogedor amiga la supersticion cobro vida al morir el brujo, dos siglos para poder al fin refregarse con el unguento magico que le hiba a devolver la mortalidad,...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate, amiga, dos siglos haciendo una poción y llega María y la tira por la alcantarilla... se ve que era brujo pero no adivino!

      Beso.

      Eliminar
  8. Superticiones, cultura popular el bien y el mal en la supertición de los superticiosos.
    Dicen los superticiosos tocar madera.

    Mil gracias por seguir El blog de MA.
    Me gusta tu casa de letras y te sigo.

    Un abrazo de MA y feliz día.
    El blog de MA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, MA. Ahí me tienes siguiéndote y brindando por la libertad de expresión.

      Un besito y un café.

      Eliminar
  9. Supesticiones que crean mito entre las gentes que resulta que ocurre..
    eso de los perros tambien mi abuela lo cree.
    Muy buen relato
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Primavera. Mucho tiempo sin verte! me alegra tu vuelta.

      Un abrazo y cafelito con charla.

      Eliminar
  10. Las leyendas ancestrales, practicamente no hay pueblo que no las tenga. Lo curioso es que la mayor parte, al menos en éste país, tienen al lobo como protagonista. Durante algunos años parecía haberse firmado una paz con ellos. Ahora parece ser que se quiere volver a convertirlos en los enemigos número 1.
    Mi comentario no tiene mucho que ver con la leyenda que tu cuentas, pero como no la conocía, la traslado a los miedos ancestrales de los pueblos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, tienes razón, José Vicente, los lobos están siendo los protagonistas, así, como a los marcianos ya no les tenemos miedo, las mentes se dedican a temer a los lobos y no se dedican a pensar en la crisis o en la ejemplar actuación de los políticos de este país (ironía y carcajadas), por ejemplo!

      Y tanto que viene a cuento. Muchas gracias. Cafelito doble.

      Eliminar
  11. Anónimo27/4/12 1:49

    He querido conocer esta leyenda del tué-tué que nos has narrado de una forma magistral, como siempre. He sabido de su origen mapuche y de cómo la ausencia del ungüento de vuelta a su realidad humana acaba con la vida del tué-tué, en el suelo, como buho o lechuza muertos. Es lo que hizo María, harta de ver desgracias a su alrededor. ¿Tendrán tantas leyendas de transformación de humanos en animales dañinos algo de realidad?.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hombre, de sanguijuelas está el gobierno lleno, de parásitos la casta administrativa y de alimañas está este pueblo lleno y no es leyenda, es la actualidad actual de las más grandes actualidades!!!

      Ya ves que puse poco de mi parte porque la historia existe en realidad, simplemente tomé unos datos e inventé un pequeño cuento.

      Muchas gracias, Pepe.

      Un beso a los dos.

      Eliminar
  12. hace pocos años, un tipo de los mayores d i pueblo, camos, un vejete, me dijo no sé qué acerca del "mío mío". ¡¡será cabrónnn¡¡ y es que resulta que los mochuelos hacen ese ruido por la noche, y es que resulta que os mochuelos se posan en los tejados o en las antenas de los tejados, para ser más concretos, o en las chimeneas, que también lo hacen...y desde esas atalayas hacen ese ruido: "mío mío"...
    sí, y qué, me decía yo pensando para mis adentros.
    pues que cuando hacen ese ruido lo que están diciendo es que al personaje o personajes que viven en la casa en cuyo tejado está el mochuelo diciendo eso de "mío mío", lo que está diciendo de verdad es que quiere llevarte con él a la muerte...que es así como me finalizó el vejete aquel la historia...será cabrón...por que nunca había oído yo ese sonido y desde aquel día pasé un mes escuchando el "mío mío"...jajaaa
    medio beso, mamá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me espantes, ahora cuando una lechuza tiraré traca para que se vaya bien lejos. No he visto nunca ninguna en su hábitat, la verdad, por aquí solamente hay alimañas...

      Tué - tué, mío -mío...

      Jolines con el viejo!

      Besitooooooo.

      Eliminar
  13. Soy muy miedosa desde muy chica, por eso con unos cuantos años he aprendido a vencer el miedo enfrentandolo con la realidad. No siempre puedo, pero trato, porque la superstición es una esclavitud que nos paraliza.
    Tampoco soy Superman, pero hago hasta donde puedo por no temer a los lobos, ni a las aves de mal agüero, ni a la mala gente, ni a las maldiciones, ni.... en fin, no me demoro más y disfruto de tu rico café y me dejo de miedos, jajaj.

    besos y abrazos multiplicados, ampliados y con los mejores designios!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La paloma supermana... hay una canción de Quico veneno que así canta... queda dedicada a mi superamiga, supermadrina y supercompi!

      Los mejores designios ya nos van llegando, gracias.

      Besito ¿Ya estás mejor?

      Cafelito para las dos y una charla, que te echo de menos.

      Eliminar
  14. Yo presencié una mala experiencia sobre las supersticiones, y no importa que tú las creas porque como las crean otras personas a pies juntillas, estamos perdidos, y la cosa puede salir de forma trágica.

    María supo muy bien cómo acabar con todo aquello, y creo que en casos extremos se debería de hacer romper la superchería.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encarni, hola!!! Bienvenida de nuevo!!!
      Hay una superstición que se metamorfosea en miedo, en temor a lo extraño, a lo diferente y esa sí que es terrorífica para el desgraciado que sin quererlo no es como los demás, la gran mayoría dominante. La superstición de masas es algo muy dañino, es tal y como tú dices.

      Gracias por volver. Cafelito doble, compi! Beso.

      Eliminar
  15. Pues un aplauso para María, que ya estaba bien con el Tué-Tiué ese del unguento. Y tiene una bastante con lo que tiene para que un pajarraco nos complique aún más la vida y si para colmo fué real ya ni que decir, doble aplauso,
    Me tomo el café contigo hoy que me hace bien.
    Besos animosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que se dijo ¡Se acabó de pajarraco! ¡Ni tué-tué ni porras! ¡Ni ungüentos ni nada! Seguro que apretó la mandíbula, se remangó, se ató bien fuerte el delantal y salió hecha una furia de casa a buscar a la vieja. Cuántas mujeres habrá existido que han acabado con el cacique del pueblo o con el abusón y se ha silenciado el asunto por bien de todos...

      Un besito y te dejo café recién hecho en el termo para cuando te levantes mañana que ahora no son horas :)))

      Eliminar
  16. muy bueno creo que una leyenda verdaderamente cierta, pues a mucha gente e incluso a mi propia abuela la he escuchado hablar de aquel animal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué interesante, fíjate que yo he llegado a esta leyenda por la lectura pero tú en vivo y en directo!!!! Qué "suertuda"!!

      Un beso.

      Eliminar
  17. Hola Censura, no conocia esta leyenda, pero mira gracias a estos magicos jueves entre vosotr@s, estoy aprendiendo un monton y eso me gusta,
    La verdad, a mi me da un poco de mieditis jajajaj. pensar que pueda ser posible, pero la historia nos demuestra que tod@s tenem@s creencias, que vienen del boca a boca de nuestr@s ancestros, y las costumbres entre los pueblos.
    Un beso y si me permites, seguire tus huellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por venir. Yo creo que todos nos hacemos un poco los héroes pero cuando escuchamos el aullido... los pelillos de la nuca reaccionan que es un gusto!

      Besito a ti también, nos seguimos tomando un cafelito y charlamos!

      Eliminar
  18. Interesante, amiga. había escuchado lo de tue tue, pero no sabía, hasta hoy, que era.
    Me llama la atención esa familla de misteriosos que se ha colgado a buhos y lechuzas, animales que me gustan, solo por ser noctámbulos, salen siempre en el lado de los "malos".
    Reivindico a las rapaces nocturnas, víctimas de la maledicencia literaria.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reivindiquemos pues, amigo.
      Las lechuzas, debo estar influenciada por Harry Potter, son buenas mensajeras. Además son uno de los símbolos más usados en la Hélade y de los más bonitos en numismática.

      Reivindiquemos.
      Besito y gracias por todo.

      Eliminar
  19. Es curioso como lo real se entremezcla con lo irreal. Como aquello en lo que se cree, puede ser aniquilado por los incrédulos con la indiferencia, o, en el caso de María (que puso manos a la obra) exterminado de la faz de la tierra... Si fuera una película y no una leyenda, seguro que hubiera quedado algo de ungüento para urdir una segunda parte: "El retorno del Tué tué" reforzado de malignidad y malas intenciones, por supuesto!
    Me gustan los mitos, esas leyendas que tuvieron consistencia alguna vez... aunque se tengan sobradas cosas por las que temer y en las que creer, éstas, sin dudas, tienen un encanto particular y hablan con la voz de lejanas culturas.
    Besitos al vuelo!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena esa de la película II, jajajaa!
      Así son las leyendas, tienen su encanto en algunas ocasiones pero en otras hacen mucho mal. Hace unos años, corría el rumor de que en ciertos supermercados había unos orientales escondidos que raptaban niños, o que se los metían en la trastienda cuando te descuidabas y no los volvías a ver...

      Cuando hay cerebro, toda leyenda es leyenda, pero cuando hay cernícalos que agrandan las cosas por pura cobardía, la leyenda o su versión de los hechos se convierte en enfermedad mental!

      Un besito. Particularmente me gustan las leyendas, casi todas por la fantasía que portan y su posible unión con la realidad, verdad?

      Cafelito.

      Eliminar
  20. Magnifico relato, tanto que se ha quedado corto. Lastima.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  21. Bueno, querida amiga, creo que eso de estarse untando cremas o menjurjes varios es como lo que nos venden para "retener la juventud": no funciona, pero nos gusta creer que si...
    Abrazos y café
    Wendy

    ResponderEliminar