viernes, 7 de septiembre de 2012

De ruyn a ruyn... de chinches, sanguijuelas y hombres.


“… No solamente bevidos estos animalejos hidiondos, empero tambien administrados en sahumerio, hazen caer las sanguijuelas que se asieron en la boca o en la garganta: de lo qual el otro dia experimente en mi cavallo. Porque haviendose quedado de cierta agua turbia, una sanguijuela asida en la lengua, luego se desasió con el humo de unas pocas chinches: las cuales mueren tambien con el perfume de sanguijuelas, porque de ruyn a ruyn, quien acomete vence. Provocan a orinar notablemente las chinches, y esto no tanto majadas y puestas, como metidas bivas en el canal orinario. De suerte que no ay animal tan dañoso, que en alguna cosa no sirva al hombre, sino es el hombre: el qual una vez siendo malo, para nada es bueno, sino solamente para verdugo de su linage.”

Pedanio Dioscorides, llamado el Anazarbeo por haber nacido en Anazarba, al sur de Cilicia, escribió 5 tomos dibujando y describiendo más de 600 plantas y sus propiedades medicinales, 90 minerales y unas 30 sustancias animales, en  De materia medica.

Pedanio fue un médico cirujano, de soldados más que nada y de paso por el camino recogía muestras e información adicional, que iba a las guerras en época de Nerón, por eso sabemos que vivió en el siglo I dne. Otro que tal, el pobre Nerón, de éste encantador personaje hablaré a la próxima...

Igual que los vampiros, las chinches actúan a la puesta de sol. Te chupan la sangre durante unos cinco minutos y tú ni te enteras, porque de los dos pinchos que tiene en la boca, uno te chuperretea y el otro te inyecta anti-coagulante y anestésico. Pasadas unas horas te mueres del picor. La chinche puede ayunar casi año y medio aunque, si la dejas, te desangra cada cuatro o cinco días. Se aparea a lo bestia, el macho, en lugar de copular por donde se supone natural y obvio, se lo toma a la tremenda, introduce su semen desgarrando el cuerpo de la hembra generalmente por el vientre. Le chiflan los hospitales y, sobre todo los hoteles. Dicen que las picaduras suelen estar en línea recta porque la muy astuta hace un caminito mientras busca la vena más sabrosa.

¡Hala, a rascarse!

36 comentarios:

  1. Pozo de sapiencias muchas eres Ben Plantà, pero últimamente se te va la manita con los bichos y monstruos dantescos (¿culpita de los virus y del frenadol?). ¿A qué me sonará este ataque de chupopteros chinches y sanguijuelas?
    Ataques a la yugular o a la entrepernera, uyyy, qué picor, qué plaga. El ejemplar de la foto tiene una retirada a...no sé, le falta barba y bigote, conozco una chinche de nombre Esperanza, tiene gracia, y a otros y otros !quita, quita! pero se enganchan y no se sueltan, chupan y chupan.
    Ben Plantà eres y me he disfrutado lo mío con lo del doctor en época romanoide, más con la traducción "livre" del supuesto original latinajo o griego.
    Quedo a la espera de Nerón Peter Ustinov, así lo recuerdo, más Nerón que Nerón. Petonssssssssssssss y cúrate pupas o les puces, jejeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chincheramente, ando un poco repelente yo también. Afectada por la ausencia de dos de mis sentidos, estoy tan coja como manca... y da igual que coma mancas que perdices que murieron felices porque se las comían dos energúmenos que se querían aparear. Y da igual que huela a flores que a estiércol de puerco, por fortuna no huelo lo malo pero me pierdo lo bueno, mis berengenas con queso, el lomo al limón, el pan de olivas negras y el flan de huevo ¡Mandagüevos! ¡Cagonrusia!

      El Nerón de los nerones o ¿era el melón de los melones?

      Besitooooo y gracias; nada chica, que me tienen amarrada la pituitaria...

      Eliminar
    2. De verdad verdadera...que aludas a lo griposo no vale como excusa, estás fasciná fascinerosamente, de mente, con lo bichil y le veo doblez muy oportuna o no veo tres en un burro, que también tengo lo mío. Pero nos conocemos y más abajo vislumbro que también cazan liendres con segundas.
      En éstas; ¿no era el cucumis, el pepone,νερό neró acuoso, el asunto de la tajada (lo juro, estoy serena)? Ponme una tajada de melón de la teva terra maduret y deja para más tarde al Ustinof.

      Lo nuestro no tiene cura, pero...que dure.

      A la pituitaria esa, no la conozco ni ganas, huele mal o ni huele, pero a ti casi que ni te hace falta la napia para oler de lejos con el coco (sin piojos).
      Lo dejo con beso inodoro que no insípido x 4 (que no todoterreno)

      Eliminar
    3. menos mal que es un beso inodoro y no un beso en el inodoro!!! Tajada la que sacan muchas de su minifalda y chinches, los metamorfoseados de tantos años de sacarnos la sangre! Muy aguda tú!

      Beso sin olor, ni sabor, ni perrito que le ladre. Sacos preparados, listos, ya!

      Eliminar
  2. Cada vez hay más humanos que mutan en estos chupopteros bichitos.
    Lo de la copulación del Macho...¡Bufff! Una Pasada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Mira que si ha sido al revés, que las chinches han mutado en políticos y banqueros y no nos hemos enterado? Ya ves, y ella aguantando sin defenderse, porque no creo que le resulte grata la "penetración"... coñe, que he visto fotos y casi me muero yo del susto!

      Un abrazo ¿Ya tomaste tu café?

      Eliminar
  3. Corro a comprar un bote de insecticida... De esos que tenian DDT de los tiempos antiguos, que no fallaban...

    Por si acaso, antes pedire confesion, no sea que tambien caiga uno...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni fallaban con los bichos ni con los humanos, que son todavía más sangrientos insectos... mejor nos compramos un TBO para esperar a que mosén nos confiese, se entere de nuestras entretelas y nos perdone por haber comido un chuletón de Ávila en tiempos de cuaresma...

      Un abrazo, compañero!

      Eliminar
  4. ajjjj...que has conseguido despertarme el asco! jajaja...las pócimas que el fulano hacía con las chinches son para seguir la receta! ajjajaja...auqnue algo de razón tenía!...el mal o el bien de lo que la naturaleza brinda, está en nosotros en cómo emplearlo.
    Cuesta creer que desde aquellos años de incipiente y "bestial" conocimiento, hemos avanzado hasta la elaborada tecnología de nuestros días.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, de introducir chinches machadas por el conducto urinario hasta tomarte un antibiótico, hay una sutil diferencia... Menos mal que aquello pasó y ahora somos tan modernos que, por no imprimir una nueva receta, el médico anotan los medicamentos en un papel, así ni el gasta papel ni el estado el medicinas, que se apañe el usuario...

      ¡Ay, señor, señor, qué cosas....!

      Un abrazo, Amiga.

      Eliminar
  5. Verónica,espero que estés mejor de tu resfriado,seguro que si...Tu entrada de hoy muy interesante.Pedanio,médico cirujano,estará encantado desde las regiones celestiales,al ver que cada "santo tiene su día"y hoy le ha tocado a él,aunque tenga que compartir entrada con semejantes y desagradables bichejos,que a todos nos ponen nerviosos...Me gusta esa mezcla de historia y buen humor,que nos dejas grabada de forma amena y genuina...
    Mi felicitación por tu optimismo y animosidad,Verónica.
    Mi abrazo grande por tu cercanía.
    FELIZ FIN DE SEMANA,AMIGA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El libro de Dioscórides estuvo mucho tiempo, hasta pasada la Edad Media, como Best Seller de la medicina porque ofrecía la descripción del elemento, la forma de prepararlo y para qué era útil. Muchos médicos se sirvieron de esta obra, para bien o para mal del paciente... eso no lo sé :)))

      Gracias, yo me divertí un rato escribiendo y, creo, que para están un poco los blogs, para divertirnos, comunicarnos y hacer la vida más amena de tanto en tanto. Si fuera aburrido, nadie nos comentara e hiciera nuestra vida un calvario, dudo que hubiera muchos blogueros :)))))


      Un beso y muchas gracias por tus palabras. Cafelito descafeinado que ya es tarde y no dormirás!

      Eliminar
  6. Tremenda historia. Menudo hijos de puta estos chinches. Dices que pueden ayunar hasta año y medio, y que buscan las vías y venas con una astucia tremenda. Y ya la forma de fornicar ni te cuento: "Me cago en la puta madre que los pario". Bueno aunque creo que los defensores de los animales, cuando les chupen a ellos, los guardarán en un frasquito, para que cuando a estos cabrones les apetezca sacarlos y que les peguen cuatro chupetones en el culo. Ese Nerón no sería el que tocaba los cojones. Por cierto que hay políticos y banqueros chinches, a mí no me cabe la menor duda.

    Besos censu y cuidadín con el café y el ron.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves qué bichos; bueno, en realidad, una especie más de chupasangres.

      Pues el Nerón, además de que no tocaba la lira cuando se incendió nada, porque está ya más que archidemostrado, fue uno de los más acérrimos persecutores de la secta de los cristianos... de poco sirvió por que se reproducen y penetran en los cerebros igual que las chinches.

      Un beso, compañero, cuidadín, cuidadín...

      Eliminar
  7. Hoy no debo estar bien del todo, es lo que tiene esto de la imaginación y la visualización, que en lugar de pu..s chinches estaba viendo puñeteros mamíferos bípedos con el cerebro en la zona inferior del torax. Bsss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no... estás muy bien, eso quiere decir que he empleado una buena metáfora! Jajaja!

      UN beso, compi.

      Eliminar
  8. Que bicho feo, la chinche.

    Como siempre, lo tuyo muy ameno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gaucho. Si posteo tostones nadie me leerá y entonces me quedaría yo aquí sola con 20 litros de café que prepara cada día para repartir... :)))

      Un besito.

      Eliminar
  9. Anónimo7/9/12 21:42

    BICHITOS MUY PERJUDICIALES Y MOLESTOS.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace un año me encontré uno en un ajado y rajado colchón de hotel...

      Beso, compañera.

      Eliminar
  10. Qué listas las condenadas, hasta un camino abren.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compáralas con cualquier chupasangre, político o banquero, y verás que hace lo mismo. Inteligentes no serán pero astutas un rato largo...

      Beso.

      Eliminar
  11. Ah pero que bicho asqueroso, maleducado y desconsiderado incluso con la Sra. Chinche! Que no es raro encontrarlas en los hoteles es muy cierto. Ya recuerdo yo un hospedaje en Santiago de Chile, donde fuimos a caer luego de caminar como enanos buscando alojamiento ... un antro propiamente, pero era eso o dormir en la plaza. Pues hubiera sido preferible dormir en la plaza; a la mañana siguiente amanecí toda picoteada por quien sabe que monstruo espantoso (después me dijeron que eran chinches) y tuve que ir al médico porque pensé que moriría de un ataque de picazón. Y es cierto además que pican en hilera, son muy ordenados estos bichos desgraciados.
    Había ademas otras bestias salvajes como cucarachas y arañas ... menos mal que yo me desmayé al caer sobre la cama y me desperté al otro día. Y salí huyendo después de lavarme los dientes. Calculo que el castillo de Drácula en Transilvania debe ser el Hilton comparado con esa covacha.
    Me había olvidado ya de este episodio jajaja!
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo, decía más arriba, me pasó en un hotel que hacía las veces de residencia de estudiantes. cada habitación era peor que la otra, en la primera que estuve, como hacía calor porque era septiembre todavía, encendí el ventilador y a los 15 segundos, me cayó sobre la cabeza. Claro, me dieron otra habitación peor porque esa primera era de las mejores; la segunda tenía el colchón roto por mil sitios, desgarrones y manchurrones de todos los colores!!! Le puse unas toallas encima, entre sábanas y colchón para no morirme de asco, y por la noche, ni recuerdo por qué, me desperté y las vi correr sobre las sábanas ¡¡¡qué asco!!!

      Un beso, amiga.

      Eliminar
  12. Hola!!!! No me digas que no te funciona la pituitaria... te cuento... tengo anosmia... eso... que nunca he olido!!! Sé que me pierdo muchas cosas buenas... pero también las malas!!! ÁNIMO MUJER!!! Besitos cariñosos desde Jaca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué horror! Sé que hay otros sentidos mucho más importantes pero la sosez en lo que como me resulta un calvario. Sabiendo que lo mío será pasajero, me pongo en tu lugar. Cómo estas cosas no tienen terapia ya en el siglo XXI?

      Un beso, compañera.

      Eliminar
  13. A los chinches se las mata con la indiferencia...

    Beso, Censu.

    Buen finde!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Si los ignoras se retiran de la política? ¿No te cobran intereses? ¿No te pican? Probaré, pero no sé yo si tu receta.... Un buen fumigador mejor, no?

      Un beso y feliz finde.

      Eliminar
  14. Vaya, los de Ryanair habrán salido escocidos, jajaja. Se nota que en aquella epoca los medicos tenian pocas soluciones a los problemas que les daba tiempo a tomar notas adicionales, jajaja.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues supongo que recogían de aquí y de allá y aportaban su grano de arena. Uno les hablaría de las chinches, otro que las molía en luna llena, otro que sólo molía las cabezas, otro que las mezclaba con mantequilla y se las ponía en la tostada y, al final, se le pasaba el mal por sí solo... Lo escribían en un libro y venían los comodones, como ahora, diciendo que, como ya está publicado ¿para qué investigar más? Y así, siglos y siglos... No capto lo de Ryanair, chico.

      Un abrazo, compañero

      Eliminar
  15. ¡Qué barbariad! Qué cruel es la naturaleza.
    Acabo de ver un par de vídeos del apareamiento de los "Animalicos" y... ¡¡¡ufff!!! Quita, quita...

    Φιλάκια και καλή εβδομάδα σου εύχομαι!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Καλή σου εβδομάδα, φίλε μου!!!
      Son asquerosos, eh? me venían a la mente ciertos pernonajes... hasta uno del norte costero de la comunidad que te anda chinchando!!! Flit y a por ellos!!! :)))

      Un b7, amic meu.

      Eliminar
  16. De solo leerte ya me pico todo el cuerpo amiga, hayy que asquito, la verdad es que no me gustan nada los bichos ni grandes ni microscopicos, son una verdadera molestia ademas que asquerosos como ellos solos....jejjeje pero dejame decirte Vero que tu post aun asi no deja de ser divertido amiga...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, al final me doy cuenta, algo tenía que aprender con los años, a buscarle el buen sentido del humor hasta a las picaduras de las chinches!!! Un abrazo y muchas gracias.

      Eliminar
  17. Me encanta como escribís, me hiciste reir y aprendí un par de cosas de paso, por aquí se ven chinches aggggg, voy a ver si son las mismas que describís y Flit!!
    Un abrazo desde Uruguay con cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Zapatazo con ellas!!! Jajajja! Ojalá fuera tan fácil eliminar a los humanos que se pasan el día chinchando a los impotentes ciudadanos de a pie, un zapatillazo en el hocico y fuera banquero!!!

      Un besito y un café!

      Eliminar