jueves, 8 de noviembre de 2012

Este jueves: "Seis minutos y volvemos..."


Me desespera la frase tan de moda en televisión y parece que el "míster" o "místera" que la propuso, tuvo la santa intención de crearla sólo para ponerme de los nervios. Hay noches en las que pretendo adecuar mi cara bonita a la tapicería del sofá y tratar de relajarme viendo cualquier película bodrio más vista que vista, y me levanto a mitad película o serie con la mandíbula apretada y el sistema nervioso como alfileres sin acerico de tanto escuchar el "Seis minutos y volvemos", "Tres minutos y volvemos", "Enseguida volvemos"...
Si recordáis, hace unos años escuchábamos el "Volvemos después de la publicidad..."

Pero, la verdad, es que cuando era niña sentía un verdadero desasosiego cuando escuchaba o leía  en la enorme pantalla abombada del Anglo en blanco y negro, de aquellos que contaban con los dos botones únicos que cambiaban, claro que a mano, de UHF a VHF, se trataba del famoso "Rogamos disculpen esta interrupción, permanezcan atentos a sus pantallas"...

Y de ahí y pensando en esa frase, me han venido a la memoria algunas cosas agradables, menos agradables y desagradables no porque entonces no entendía sus pretensiones; entre otras, algunos las conoceréis y otros ni siquiera habíais llegado a este cosmos, como no hablar fuerte de ciertas cosas porque te podía escuchar algún franquista y crearte problemas peores que arder en el infierno, el "Con flores a María que madre nuestra es...", la estufa de butano y las faldas de la mesa camilla con brasero de mi tía Rosa, al cartero tocando el picaporte del portal tantas veces según la planta a la que debía dar las cartas, a la leche de vaca recién ordeñada que nos traía el lechero a casa y que mi madre hervía y apestaba la casa, a las tarjetas de pedida de aguinaldos navideños del basurero, del cartero, del barrendero, del vigilante o del sereno..., a la saragatona, a las lombrices que picaban en el cu..., a la tuberculina, al Seiscientos, a "las diez en casa", a los Chiripitiflaúticos, El asfalto, El fugitivo, El Séneca, El televisor, El Virginiano, Bonanza, Embrujada, Los Invencibles de Némesis, Escala en HIFI o La Familia Monster..., la Formación del Espíritu Nacional, el "he dicho dos mentiras, he robado un sacapuntas y he insultado a mi hermano..." y rezabas un par de credos y otro par de padresuyos, el recibo del Ocaso, los calcetines con dos bolitas colgando, las viviendas con una chapa en el portal con el yugo y las flechas dibujadas, el pescado envuelto en papel de periódico, el papel higiénico de El Elefante, el Nodo, los Celtas y el Bisonte, los niños con los niños y las niñas con las niñas, hacer vainica y rezar el rosario de los viernes (dita sea)..., el bote de melocotón el almíbar o la caja de polvorones a la maestra para San José de Calasanz...

Eso sí que son "Seis minutos y volvemos..." ¡Qué rápido han pasado, amigos, estos seis minutos de vida!


67 comentarios:

  1. Aquí, es la fracesita "volvemos después de la pausa",...igual no veo mucha tele ni de niña hasta ahora, me gusta mas ver vídeos alguna película bonita para distraerme, pero al leer tu escrito hábilmente pensado ya que pusiste muchos ejemplos que me recordaron la infancia como las medias con las dos bolitas colgando o la leche hervida, ademas del pescado envuelto en papel periódico, me recuerda muchísimo a la niñes,yo creo que muchos coincidirán con lo mismo,...lo cierto es que parece ayer haber pasado por todos estos traumas jejjeje,...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, cuando me entra la nostalgia suelo ver algún youtube y me parece mentira lo que ha cambiado todo.
      Cuando ves las imágenes parece que son de hace 200 años y no han pasado más que unas pocas décadas... UFFF, como corre de rápido el reloj por fuera, amiga mía, pero por dentro de nosotros, en nuestras mentes, que fresco se mantiene todo recuerdo!

      Un beso

      Eliminar
  2. Cuánta nostalgia! Hummm y qué rápido han pasado esos minutos, amiga. Todo lo que mencionas lo he vivido y es cierto, ver una película ahora en la televisión, es lo más penoso por el exceso de publicidad. Así estamos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si durante un sólo día nadie, absolutamente nadie encendiese su televisor, la de dinero que perderían los publicitantes y que pronto nos bajarían los precios...

      Es que nos hecho muy cómodos todos, una pena.

      Besito.

      Eliminar
  3. Te has soltado bién y te has quedado tan agustito. A mi toda esta letanía de hechos, de los tiempos grises de nuestra infancia, me han sabido a poco. Eran los tiempos del pan duro,como les llamo yo. Y como estamos suspendidos de la ley del péndulo, pues ahora nos hallamos en el otro extremo. A al espera de ir regresando a la cordura a la sensatez, a lo humano.
    Ha sido un placer pasar por aqui.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, MOntserrat! Bienvenida. Tomaste tu café?
      El otro extremo del péndulo histórico ya no lo veremos porque la previsión es de completo desastre mundial. A no ser que un cataclismo nos devuelva el sentido común... porque una revolución lo dudo, tenemos el culete demasiado apoltronado, amiga!

      Muchas gracias por tus palabras, corro a cotillearte y a añadirte! Beso.

      Eliminar
  4. Soy de la época que dices. "Con flores a Maria" He dicho mentiras, era lo mas socorrido en la obligada confesión.
    El recibo del Ocaso, que todos llamaban de los muertos.
    Como me has hecho recordar aquellos tiempos! Gracias.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, Rafaela. Bienvenida seas. Creo que quien más y quien menos ha disfrutado de programas que entonces eran buenos, porque cuando eres niño y en aquellos años, todo nos parecía estupendo. La tele sola ya era medio milagro en os hogares.

      Ostras, es verdad, el recibo de los muertos!!!! Jajajaja! No me acordaba.

      Voy a cotillearte y a añadirte a mis amigos, gracias por venir. Beso y café.

      Eliminar
    2. Creo que ya nos seguimos mutuamente, yo te visito de vez en cuando, cuando puedo jajaja.

      Beso, el café mañana vale!

      Eliminar
  5. ¡Eress tremenda!
    Mira que ir a sacar el elefantito del papel, el robo de la goma que te habías comido a cachitos con Mari Pili, las flores de la pobre María. Te ha faltado la peli de "Marcelino pan y vino" tan obligada como el padre nuestro, la tarima dónde estaba la mesa de la maestra para no perderse ni una coma, y la regla que la sor balanceaba en la diestra, mientras te preguntaba la tabla del siete.
    Me ha encantado leerte, amiga.

    Besos desde la ventana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Y la de Fray Escoba!!!!! ¿Te acuerdas????

      Yo no tenía monjas pero el altar de la María nos lo ponían todos los años, y los rosarios de los viernes mientras hacíamos labores????

      De nada, compi, gracias por la visita. Espero que tomases tu café. Beso.

      Eliminar
  6. ¡qué placer acompañarte por esos recuerdos. Muchos de ellos no los he vivido, son propios de tu lugar, pero comparto el espíritu y las sensaciones que nos cuentas!
    Muy bueno!
    =)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la vida es un soplo ¿¿¿Cuántos años dices que cumplo???? Naaaa, que va! Pero si fue ayer, todo fue ayer...

      Un beso, gracias por entender, ya me di cuenta de que la mitad de mis amigos no habrían visto los programas, pero sí se entendía la velocidad de esos seis minutos vitales.

      Un besito y un cafelito.

      Eliminar
  7. Ay mi Censu, que de nostalgias me trajiste amiga!! Y aunque mi niñez no fué muy linda, recuerdo algunas cosas buenas. Y una caña agujereada que oficiaba de "control remoto" a la hora de arreglar el vertical-horizontal jajjajajjaj mientras miraba La Familia Ingals. Y se me fueron mas de seis minutos hermosa, ahora no miro más tv, compro películas y las disfruto sin cortes jajajajj . Un abrazote amiga, me encanta pasar por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días domingueros, amiga Lyliam. Eso de la piratería es una bendición ;)

      Ver películas sin publicidad se ha convertido en un verdadero placer, lo mejor lo que tú haces, me pongo lo que me anima, o me relaja, o me saca la adrenalina, o me introduce en un final de boda segura, según el estado anímico... Tele a la carta.

      Un beso bien gordo, amiga mía.

      Eliminar
  8. Anónimo9/11/12 3:30

    ESOS BENDITOS TIEMPOS DE OTRORA...

    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que en nuestra mente parecen de ahora... :))

      UN BESO NOSTÁLGICO, Reltih.

      Eliminar
  9. Verónica,tu post nos ha abrazado a todos en el recuerdo.Eres tremenda amiga,tu buena memoria,tu imaginación y tu genuina perspectiva ha hecho un repaso general de ese pasado,que sigue siendo vida y sigue presente,aunque a veces lo creamos olvidado...Somos un puzle de todo aquello,que nos fué modelando y formando,lo que vivimos como bueno y menos bueno,pero con intensidad,porque la vida es la intensidad del sentimiento.
    Mi felicitación por esa autenticidad que se sale de la pantalla.
    Mi abrazo inmenso y feliz fin de semana,Verónica.
    M.Jesús
    PD:Disculpa si a veces tardo,un largo constipado me hace ir muy lenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, compañera, feliz donimgo ante todo y mis mejores deseos de que tu salud ya esté fuerte como un roble... y si no, te mando un caldo de gallina ardiendo, sopla!

      Los recuerdos los tengo muy velados, me doy cuenta de que mi memoria infantil es más feliz que la de ahora. Todos los youtube que encuentro de series antiguas me hacen sonreír; lo que se proyecta ahora prácticamente no me dice nada, sólo se conserva su superficialidad.

      Un beso, María Jesús. La frescura de lo vivido viene a veces acompañado de buenos o de malos recuerdos. Una amiga mía llora cada vez que le recuerdan una serie infantil porque era el momento de las peleas entre sus padres... Ah, ya me acuerdo la serie de "Marco".

      Gracias por tus palabras, como siempre. Tus comentarios son un remanso de paz o una pomada suave sobre una heridita. Un beso y feliz domingo.

      Eliminar
  10. Te diría que con rápidas y certeras pinceladas has dibujado un cuadro realista, pero no de realismo mágico porque de mágico nada tenía, de una época que nos tocó vivir y que por lo presente que está, por lo mucho que nos marcó, pudiera parecer que ocurrió hace tan sólo un instante y que duró tan sólo seis minutos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que toda esta nostalgia, así quieren llamarla, duró un tiempo preciso que nos marcó y en la mochila de nuestra configuración humana la mantenemos. Imaginemos qué será de los niños marcados ahora dentro de 30 años.... tiemblo, Pepe.

      Un beso a los dos y cafelito bien caliente.

      Eliminar
  11. A veces parece que hemos vivido una misma vida, algunos recuerdos, expresiones y ocurrencias que nos ofreces se unen a los míos, y supongo que a los de muchos... He disfrutado de lo lindo.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, esta semana triste y lluviosa es un estímulo escribir sobre esos simples momentos vividos, creo que excepto el franquismo moralístico impuesto, los programas infantiles eran más inocentes, o estoy soñando?

      Un beso, Nieves.

      Eliminar
  12. Auch! me quedé afuera, no entiendo nada! Imagino que todo español que pase por aqui se sentirá un poco nostálgico y se reconocerá en alguna (o todas) de esas cosas que describís.
    Repito, no se de que hablamos pero de haber pasado mi infancia alli, seguramente hubiera sido fan de Los Chiripitifláuticos, la sola palabra ya me parece una genialidad!

    Un beso, tres besos, diez besos y muchos abrazos. A mi no me asustan las penas (las ajenas, las mias si pa' que negarlo) asi que cuando quieras ... . Tenemos que planear un encuentro en el boliche virtual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No importa que no viéramos los mismos programas, se trata de lo fresco que se mantiene en nuestra mente todo un contexto que parece que sucedió hace seis minutos, y cuando cuentas los años pasados te da un patatús!

      Recogí los besos y metí en u frasco para ir sacándolos en el momento en que necesite mimos. Muchas gracias por todo, de veras.

      Cuando queráis me virtualizo bolichando!

      Beso.

      Eliminar
  13. A VER SI ME ACUERDO...
    dios te salve maría llena eres de gracia y...yupiiii, te doy mi palabra, mamá, que no paso de ahí ahora...viva yo y mi mala memoria..viva FRANCO¡¡¡ JAJAJAJJA y la apóstolica iglesia que me creo más de un problema en mis tiempos...
    dios te salve maría llena eres de gracia y a tomar po´l culo...
    medio beso, mamá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, poner la cara al sol todavía me gusta, no canto pero me suaviza y reblandece la sesera. Que les den a los rosarios y a los dejad que nos niños se me acerquen a las sotanas... Un respeto a las creencias de cada uno, evidentemente, cada cual con su paz interna.

      La otra mitad para ti, Sr, Apóstata.
      Muchas gracias por todo, por estar ahí.

      Eliminar
  14. El recorrido de tus seis minutos del pasado han sido intensos y muy frutíferos. Qué bien te acuerdas de todo!
    Sinceramente, había algún tiempo que no me acordaba que también yo viví con todo eso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, entonces te he ayudado a desempolvar viejos recuerdos y a sacar las telarañas de de las esquinas memorísticas, pues espero que haya sido para bien.

      Besito y café humeante!

      Eliminar
  15. Tus recuerdos lo valen, porque me entero como ha sido tu programación, porque de algunas cosas, y claro esta como dice Neo, desconozco.
    Le has sacado ventaja a los 6 o tres o después de la publicidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchas sonrisas en las series y programas que veía. recuerdo que teníamos una mesa de comedor grande, como las de entonces, con una alfombra de esparto verde oscuro debajo. Yo veía la tele apoyada en una pata de la mesa y era una felicidad ver a la Familia Monster o a la abuela de los Nuevos Ricos, por ejemplo...

      Ah, los niños de mañana... no guardarán tan bellos recuerdos, la abundancia mata la imaginación, amiga mía.

      Un beso bien grande.

      Eliminar
  16. Quise, pero no pude por tiempo y quehaceres, entrarte a lo del Nerón, yo tampoco quemé Roma, la adorada !salve! Admito que le vino bien al Neroncete esponjar el barrio para levantar su Domus, dejémoslo porque entraría a saco en QVO VADIS (mejor Ustinov peliculero que el mismísimo de los Claudios matador matricida de la Agripina sibilina)en la novela, reconozco, bien escrita en el estilo de la época, por el muy católico Henryk Sienkiewicz, que se le ve el plumero. No entro en Fabiolas y demás melindres abominables, versiones fílmicas o escritas difumidadoras del virus de matanzas cristianas neronianas para que el Papa de turno haga el VIA Crucis en un lugar equivocado, pues ningún león se comió cristianos en el Coliseo (época posterior de los Flavios)Diocleciano llegó tarde para la purga, ver hechos posteriores, no quemaron Roma los cristianos pero quemaron el imperio a fuego lento !dioses! (muchos no uno) ver Concilios y matanzas de díscolos con las cuales se quedó corto Diocleciano.
    Dejémoslo insisto, pero me gusta acompañarte en tus sublimes puntualizaciones (con enlaces sucosos)!Ave!

    Perdón por el añadido que viene a cuento con otra sensacional entrada de la ínclita Censura.

    A lo TV. Un "poti-poti" o mezcla de sensaciones variopintas muy sentidas y vividas en las carnes.
    Somos, no podemos negarlo, audiovisuales de cara (al sol, jejej) a la pantalla, en todos los sentidos.
    Ayyy amiga, no nos amarguemos con pausas o anuncios o cortes o recortes, te recomiendo la 2 o la 1 sin tiempo a lavarte los dientes porque no ponen anuncios. A más consejos no llego, cada cual.
    Me fumo, no un bisosnte neolítico, me fumo un Coronas canario y te invito a chupito de orujo o a cafelito del que sabes, y sabes muuucho ben plantà. Petonssss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el Coloseo se llenó de Fruitis...
      Y Heidi sembró el ágora de flores...

      Historias antiguas o modernas, ¿Te das cuenta de que cuando leemos a los antiguos historiadores nos ponemos en sus zapatos en un segundo, o cuando vemos y entendemos el contexto del motivo por el que una obra de arte fue encargada, de una forma tan fácil como revisar nuestra infancia?

      Y la tele empezaba a medio día y finalizaba con la bandera española y el himno nacional...

      Un abrazo, un café y un par de copas de vino fresco para la paella de marisco, amb allioli :)))


      Eliminar
  17. Yo cojo y me voy a la cama con mi libro preferido... prefiero dormirme con letras en mis manos que con tonterias en la tele. bESOS MIL.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo trato de hacer las dos cosas, primero una dosis de humor viendo la tomadura de pelo de las noticias televisivas, luego a la cama a leer un buen libro...

      Un montón de abrazos y un cafelito.

      Eliminar
  18. Me gusta todo lo que pueden dar de sí 6 minutos en tu mente llena de recuerdos. Visualizar este documental que has preparado con tanta nostalgia y sinceridad, da pie a recordar mi infancia: los días se hacían largos en el colegio puesto que me quedaba a comer en el comedor del centro y las clases de la tarde terminaban a las cinco de la tarde, a lo que añadiría el viaje en transporte escolar hasta casa, llegando cerca de las seis de la tarde.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué cerca se ve la distancia de la infancia en muchos momentos y hay días en que lo vivido ayer mismo parece lejano, no te ha pasado nunca?

      Un beso, compañera.

      Eliminar
  19. Seis minutos que han dado para mucho, el tiempo vuela. Cada letra tuya un recuerdo, y como bien has dicho, bueno, malo y regular. !que tiempos Verónica!Te quedó la mantequilla de tres colores untadita en el pan, entre descanso y descanso jejeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Ostras!!! El Tulicrem!!! Y tanto que me acuerdo, lo vendían en barras que parecían del queso de lonchas actual!!! Qué buen recuerdo!

      Gracias. UN beso. Te llamo.

      Eliminar
  20. La peli de tu cosmos. Seis minutos de lo mejorcito. El inesperado final me ha hecho sonreír.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, nuevo compañero!
      Me alegra haberte provocado una sonrisa. Tomaste tu café de invitación?

      Un abrazo, ahora paso a cotillear en tu blog!

      Eliminar
  21. ¡Guau chiquilla! no se puede condensar mas ni mejor que en seis minutos, a borbotones esos recuerdos que nos son comunes a muchos. Una mezcla de nostalgia y de risa me has dejao colgada de la ventana.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rosa, buenos días! Nublados pero buenos...
      Hay que ver los recuerdos que nos dejó la televisión, yo creo que como había poco lo apreciábamos mucho más y aunque fuera malo no importaba. El problema es que ahora se te duerme el dedo cambiando canal a ver qué ponen de decente y al final te vas a dormir o a teclear...

      Un besito bien gordo.

      Eliminar
  22. Que tiempos aquellos, yo creo que nos gustaba todo o casi todo, pero quizás por que teníamos menos y lo apreciábamos más. Nos has hecho volver a la infancia, ya que con esos 6 minutos hemos repasado y recordado más 40 años. La Vespa, la Mirinda, y sino recuerdo mal y lo he visto bien el Simca 1000. En este coche recuerdo que nos metíamos una caterva de personas, entre niños y adultos. Por la tarde la tele que con poca cosas nos reíamos, y la merienda. Joder que me estoy poniendo ñoño.

    Besos censu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que sí, en el primer 600 que hubo en casa cabíamos 9 personas; yo, que era la más pequeña, siempre iba a los pies de mi prima Carmela la gorda!

      Todavía recuerdo que algunas sintonías preliminares de series (por no llamarlas americanadas porque entonces ni de eso sabíamos, "adiosgracias" jajajaja) nos emocionaban y ya tomábamos posición delante de la tele.

      Un besito, Rafa. Compartamos ñoñez pues... :)))

      Eliminar
  23. Me he quedado con cierta nostalgia, y no por los padres nuestros, ni la televisión. Me quedado con la nostalgia del paso del tiempo y las huellas que nos dejó.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo rápido que pasa, amiga mía, miras el ayer más lejano como cada vez más próximo... ¿será señal de que envejecemos? Naaaaaaa, nosotras nooooo! :))))

      Un beso.

      Eliminar
  24. Pues el los seis minutos han cabido mis 49 años, ¿Qué eran de antena3?, jajaja. Vaya recuerdos, cuando lo lean mis hijas van a flipar, jajaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo vivos que mantenemos esos recuerdos en la mente, los de la siguiente (casi) generación ya comenzaron con La Bola de Cristal, que por cierto me chiflaba!!! No te rías, no te rías...

      Un beso de cuatro.

      Eliminar
  25. De verdad han sido 6 minutos?? Mira que han dado de sí en el tiempo, algunos programas me suenan, pero lejanos...
    bueno me ha gustado este tiempo invertido.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El una metáfora simple de lo rápido que pasa el tiempo y lo poco que cuesta remontarse a ese lejano pasado de cada uno, parece que la vida son seis minutos condensados...

      Un beso, Encarni.

      Eliminar
  26. Muy, pero que Muy-Requeterápido pasaron esos "Seis Minutos" Amiga. Tanto, que apenas nos dieron tiempo de saborear algo de vida, mientras destrenzábamos nuestro cabello, nos subíamos a los tacones (y nos volvíamos a bajar) Precioso y cálido relato!

    Besos Doña Censu! Fue un alegrón encontrarte días pasados en el video! Muchas Gracias Amiga!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demasiado rápidos pasa esa vida, un soplo de seis minutos y una mente abarrotada de recuerdos...

      De nada, disfruté viendo el vídeo y los amigos están para algo. Un beso.

      Eliminar
  27. Vaya tela, qué recuerdos. Bueno, para que te hagas una idea de por dónde andan los míos, pues te diré que tengo 46 y sí, de pequeño la emisión se cerraba de noche y empezaba con la carta de ajuste.
    La primera tele que compró mi padre en color (jo, una Vanguard!!!), ufffffff, aquello fue la bomba, pero sin mando a distancia, claro. Y a partir de ahí, pues ya te imaginas, ahora, hasta con el móvil si uno se lo propone, tiene ganas y encima buena vista de "cerca", jajajajaja

    Un beso + carajillo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y la bandera y el himno nacional para cerrar la emisión! Recuerdo que el primer programa mañanero fue el de Jesús Hermida, no? Aquello fue un boom! Jajajaa! Me río porque se le criticaba mucho debido a que por su culpa, las amas de casa ya no hacían sus tareas diarias, se pasaban las mañanas delante de la tele cuando los peques estaban en el cole y el marido trabajando!!!

      La vista? No me hables! Gafa p'arriba, gafa p'abajo! :)))

      Un beso y que sea de ron negrita.

      Eliminar
  28. Un bello paseo por los recuerdos de tu televisión, esos que parecen tan lejanos e irrepetibles. Algunas cosas no las conocía y me gusta haberlas descubierto de tu mano.
    Emotivo y tierno relato.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sindel. la vida es un tango y hay que bailarlo, amiga. Pasa en seis minutos pero ya no volvemos después de la publicidad... Huy, que me pongo fúnebre...:)))

      Besito y café.

      Eliminar
  29. Vaya, ya se me habían olvidado todas esas cosas, claro que la tele me pilló mayorcita, la primeras series que disfruté fueron en blanco y negro fue en EEUU, a los 16 años, en nuestras actuales coordenadas comencé a verla a los 18 años, mi padre la compró para verme en unas pruebas que hice a ver si me caía el papel de "presentadora". Posteriormente me aclararon el percal, lo había hecho muy bien pero no tenía padrinos.
    Resumiendo lo que más recuerdo de aquellos tiempos era el Teatro Estudio y Escala en Hi-Fi. Jajjj, menuda carrozona. Bsss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te creas, hace poco encontré en una biblioteca municipal vídeos de las emisiones teatrales que ponían en la UHF y las estoy revisionando ¡¡¡mejores que cualquier bodrio actual!!!

      No me he olvidado de Mochi, el presentador de escala en Hifi, y Si yo tuviera una escoba, cuantas cosas barrería...!!! jajajaj!

      UN beso.

      Eliminar
  30. Hola Verónica, parece que esta semana hemos cogido caminos paralelos.

    Buenos recuerdos.
    Un beso.

    Leonor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía no he pasado a leer los jueves! Ha sido una semana muy triste para mí y no he conectado apenas nada. Me pondré seria y retomaré mis visitas a vuestros hogares, anda poniendo la cafetera que voy!

      Un beso ¿Todo bien?

      Eliminar
  31. ¡Pues si que te ha traído recuerdos el tema este de la televisión! Eran otros tiempos, no sé si mejores o peores, pero por lo que veo tuvisteis una infancia de la que guardáis bellos recuerdos, y eso es lo bueno. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los recuerdos son bellos por la inocencia con que los veíamos. Cuando la mente estaba en blanco y nos reíamos de cualquier payasada! Todo era muy nuevo y emocionante.

      Un beso, Cristina.

      Eliminar
  32. Pero si los anuncios es de lo mejor que tiene la tele...

    Uhm, a mi me resulta bellisimo dormirme viendo anuncios... Es maravilloso...

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo voy al revés, me despierto en los anuncios y me pierdo siempre la peli!

      Es cierto, hay algunos anuncios que son una belleza tecnológica o tienen un humor muy especial. La pena es que las repeticiones matan lo especial.

      Un abrazo, compañero.

      Eliminar
    2. los anuncios no me gustan, salvo algunos que me resultan creativos y que no inducen compulsivamente al "llame ya" jaja.
      pero siempre podemos elegir lo que creemos es mejor para nosotros.
      Besitos Compi.

      Eliminar
  33. La verdad es que hay muchos anuncios de pena, casi humillantes y vergonzosos.

    Yo suelo comprar siempre lo que no aparece en las publicidades, además de más barato suele ser de mejor cualidad. La de anuncios que hemos visto en esta vida, eh, amiga?

    UN BESITO, COMPI-AMIGA!!!

    ResponderEliminar