viernes, 28 de marzo de 2014

Dos mujeres..




Parece un duplicado pero no; si observamos bien los rostros de las madres y de los bebés, vemos que son bien distintos. Esta es una obra anónima de la escuela británica del XVII, pintada en óleo sobre una tabla bastante grande 89 cm x 172 cm.


Su título...
LAS SEÑORAS DE CHOLMONDELEY o
DAMAS DE CHOLMONDELEY


A simple vista parecen iguales pero los rostros, sus ojos sobre todo, la nariz, la boca, las joyas, el cuello del vestido;  incluso los encajes son tan bonitos como diferentes.


Igual ocurre con los dos bebés, ojitos, barbilla, color de las cejas... y los encajes del gorro y del cuello, los estampados, todos distintos. Mirad la piel y la forma de las manos de las mamás, las que sujetan a los niños...



En la parte inferior izquierda hay una inscripción pequeña en letras doradas que reza:
 Dos damas de la familia Cholmondeley, que nacieron el mismo día, se casaron el mismo día y dieron a luz el mismo día.


Una de ellas se cree que fuLettice Cholmondley, la primera esposa de Sir Richard Grosvenor, un elemento al que se le moría una esposa cada seis o siete años de forma sospechosa...
La otra es Mary Cholmondley, esposa de Sir George Calveley. Ambas eran hijas de Sir Hugh y Lady Mary.

Espero que os haya gustado.


Cafelito para todos...

28 comentarios:

  1. Extraordinaria!
    Importante un recorrido minucioso y con detalle para descubrir infinidad de cosas. La cantidad de cosas diferentes que se pueden ver cuando se hace un recorrido visual con tranquilidad.
    Me ha gustado mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me tuviera que recrear como a mí me gusta en cada obra de arte o antigüedad, tendría que montarme una tienda de campaña dentro del museo. Y ya ni te cuento en un museo arqueológico!!!!

      El arte es pura observación mezclada con los datos que tenemos del autor, de su época, su estilo...

      Gracias, balamgo.

      Beso.

      Eliminar
  2. ¿Que si me ha gustado? ¡Me ha encantado! no conozco el cuadro y por supuesto la historia y he disfrutado apreciando los detalles que nos muestras. Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te guste, es una obra tan sencilla como interesante. Se sabe poco de ella y de ellas!!

      De nada.

      Eliminar
  3. La primera te tienes que fijar mucho pero en las otras dos a poco que fijes te das cuenta. La de la dama por los collares, y la boca, y la de los niños, sobre todo por las manos de la madre.

    Besos Censu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el cuadro entero también sufrí un engaño de la vista y no entendía el motivo de pintar a la señora dos veces...

      Beset, company.

      Eliminar
  4. Que curioso Censu, hay que fijarse bien para ver las diferencias, que en cambió al ver los rostros de uno en uno, se ven perfectamente las claras. El ojo humano es engañoso...solemos ver lo que queremos y no lo que es la realidad y tu entrada es una prueba incontestable de ese proceder.
    Siempre aprendo con tus post..
    Besos agradecidos y chocolate de almendras amiga .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vista es uno de los sentidos más engañosos, debe ser por eso que los invidentes pueden captar muchu mejor su entorno que los demás.

      Gracias por tus palabras.
      Ahí me has dado, en esta casa hay batallas campales a la hora del reparto del chocolate y si tiene almendras ni te cuento!!!!
      O avellanas... Jajajaja!

      Un beso.

      Eliminar
  5. Siendo gemelas, es normal que se parezcan.
    Que cosas mas bonitas encuentras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre digo que soy una fisgona de la historia en cuaquier campo.

      Gracias, María Jesús.

      Eliminar
  6. Siempre disfruto de estas rarezas que nos cuentas. el detalle de las diferencias entre las aparentes igualdades resulta muy sugestivo e interesante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quedé tan embelesada con este cuadro y sabiendo que muchos tenemos inquietudes afines, no pude evitar compartirlo, aunque algunos me critiquen por pesada y pedante. Si te contara los correos que me llegan...

      Me alegro tanto de que te guste. Besito y café extra.

      Eliminar
  7. Es una pintura preciosa, no la conocía. Gracias por los detalles comentados.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, yo disfruto comentando y descubriendo cosas nuevas para compartir.

      Besito.

      Eliminar
  8. Verónica, ameno, original e interesante tu post, amiga...Qué bien te lo curras siempre, sabes hallar novedades históricas y artísticas.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tus buenos posts.
    Feliz fin de semana.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, María Jesús, es un placer el encontrar tanto cosas nuevas como datos que tenía olvidados, parece que se me conectan y desconectan las neuronas según se les antoja :)))

      Feliz sábado, que disfrutes y gracias por tus amables y balsámicas palabras de siempre.

      Eliminar
  9. Es verdad, si uno mira con atención puede ver las diferencias. No conocía el cuadro.
    ¡Quiero mi cafecito ...!!! :)
    ¡Lindo fin de semana !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Descubrir es uno de los verbos que más me gusta.

      El cafelito está listo y las galletas de mandarina también. Te espero.

      Feliz sábado, amiga. Un beso.

      Eliminar
  10. Diferentes pero familiares,detalles las distinguen pero a simple vista pareciera que fueran idénticas solo al mirar bien se nota que las manos son muy distintas y los ojos y la expresión,me gustó este post,se aprende mucho,y como será que ese hombre perdía sus esposas? cuando se cansaba de la rutina las ayudaba a partir con el Señor capaz! te mando unn abrazo,el cuento del oso le encantó a Mili!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy raro que después de darle un par de hijos, la esposa desapareciera, y así con todas...

      Me alegra que te gustase el cuadro y que el cuento le pareciera bonito a la pequeña Mili. Eso me da fuerza para relatar más por escrito, generalmente los invento cada noche sobre la marcha...

      Un beso a las dos.

      Eliminar
  11. Qué buena obra!
    Por lo demás, la dama de ojos claros es igualita a una amiga mía.
    Es trabajoso ponerme al día, pero bueno, algo vamos mirando.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te apenes, yo siempre te siento cerca. Me alegra verte por aquí y que te gustase el cuadro.

      Beso y café, Sr. Oso.

      Eliminar
  12. Sigue fisgoneando, y sigue enseñándonos a los que somos legos en tantas cosas. Y no solo hablo de arte.
    Un abrazo, para ti y los tuyos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juan, muchísimas gracias por todo. Ya sabes que disfruto como una cosaca sacando las entrañas a las páginas de los libros o a las imágenes y, si os gustan a vosotros, mucho mejor.

      Un fuerte abrazo y gracias de nuevo.

      Eliminar
  13. Anónimo30/3/14 4:41

    PURA CULTURA GENERAL. GRACIASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS.
    BESOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, amigo. Espero no ser pesada con estos temas.

      Un beso.

      Eliminar
  14. Me ha gustado mucho. Los que apenas sabemos de arte te lo agradecemos.

    Un beso y me tomo un café con leche en taza mediana ;-)

    ResponderEliminar
  15. Alberto, hola! Taza mediana y con leche, marchandoooo!!!

    Gracias, yo no soy experta en arte, más bien disfruto de la sociopolítica del arte y su interpretación.

    Besito, compañero.

    ResponderEliminar