martes, 9 de abril de 2013

El paseo del martes... porque llego tarde.

Porque soy lunática... me desayuno con alegría.


Siempre llego tarde o es demasiado pronto,
no respeto el tiempo social.

Mi reloj está en la pasión, 
en la madurez de cada momento.
Porque voy al revés del mundo dejo en algunas arenas, 
huellas al negativo.




30 comentarios:

  1. Anónimo9/4/13 11:30

    Suelo funcionar sin reloj, pero mi cuerpo sabe cuando es lunes. A mí los lunes me encuentran sin fuerzas, el domingo me las roba todas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El domingo me deja despachurrada, sea por la actividad que sea o por la falta de ella, de dejarme caer decorando mi cara hasta que se confunde con la tapicería del sofá.

      Eliminar
  2. Del derecho o del revés, amiga mía se notan tus huellas, cada cual anda a su manera y a su tiempo, tu estilo penetra en la arena y en el corazón. Bessets molts.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Natàlia, me gusta más tu comentario que mi escrito.

      Seguro que me entiendes cuando digo que unas huellas permanecen en los corazones y otras nos gustaría que se quedasen bien marcadas en los traseros de algunos.

      Un beset i un cafenet, templà!

      Eliminar
  3. Un imposible hecho posible: Decir mucho con pocas palabras.
    Tu lo has conseguido plenamente. Además el tiempo, es siempre relativo. Felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez sea una buena autodescripción. Suele molestar a muchos que no sigas los ritmos marcados socialmente, eso te marca como rebelde y autosuficiente; nada más opuesto, amiga Montserrat.

      Un beso bien gordo y tu cafelito de hoy.

      Eliminar
  4. Pues quizá sea una virtud!!! Besos guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendré que hacérmelo mirar, jajaja!

      Un besito y un cafelito, amiga mía.

      Eliminar
  5. Anónimo9/4/13 16:05

    Es invitable que despues del descanso se tenan ganas de consentirse...es parte de la salud que nesitamos para continuar...

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, compañera nueva! Ya pasé por tu casa, te añadí, me sumé, te comenté y te dejé la merienda. Fíjate el trabajo que me das y acabamos de empezar, jajajaja!

      Un beso y muchas gracias.

      Eliminar
  6. Convertiste el llegar tarde, el postear un martes una propuesta del lunes, en el tema. Paradojico pero creativo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues así son las cosas, o me falta o me sobra...
      Cada uno con sus proporciones temporales se maneja como puede, amigo Creador.

      Eliminar
  7. Tu siempre a tu ritmo, apasionadamente. Seguiré tus huellas ahora que sé que son especiales y te encontraré. Llevaré unas pastas para el café.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de los ritmos es tan personal; hay personas que se mantienen siempre sobre el carro de los demás, que viven absorbiendo el tiempo ajeno, los ritmos de los otros, son como parásitos temporales... ¿Conoces a alguien que siempre espera que tomes tú las decisiones para sumarse a ellas y que encima critica después si no le gustó el asunto?

      Vale, que sean de hojaldre, ya que son virtuales puedo pedir? :))

      Un beso, Leonor, el cafelito nos espera. Menuda charla nos íbamos a dar, eh?

      Eliminar
  8. jejejej me gustó tu paseo, aunque no respete relojes ni convocatorias sociales!
    =)
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mónica, es divertido compartir estas cosas, parece increíble que queramos imprimir nuestra huella personificando a veces nuestros blogs, y eso que sabemos que son públicos y manipulables.

      Beso y cafelito des.

      Eliminar
  9. Pues me encanta eso de andar sin relojes que manden en mi destino,viviendo el momento tal cual es sin mirar ese tirano que siempre hace que los momentos bellos sean cortos y los otros largos! un abrazo grande para ti y los tuyos!

    ResponderEliminar
  10. Controlar uno su tiempo, marcarse sus propios ritmos... Un lujo que la mayoría no podemos permitirnos más que unas pocas semanas al año. ¡Tengo tantas ganas de olvidarme de en qué día de la semana vivo!

    Φιλάκια και καφεδάκια!

    ResponderEliminar
  11. Anónimo9/4/13 22:58

    ME GUSTAN TUS LOCURAS!!!! YEAHHHHHHHHHHH.
    BESOS

    ResponderEliminar
  12. Tus huellas querida amiga, siempre llegan llenas de cariño hacia los demás, dá igual a donde vallan tus pasos...Tu alegria los precede...Me ha encantado tu lunes en martes...pero más me ha encantado volver a encontarte. No te olvidé...Mi chisme ultimamente me da problemas con varios blog. te he cojido en favoritos para no perderte más. Besos cielo, y gracias por encontrarme....eres linda de alma amiga.

    ResponderEliminar
  13. Bonitas palabras, bonito pensamiento, hay tanta gente que se fija tanto en los tiempos, cronometra su tiempo al segundo,...me pregunto porque,.. si el tiempo es nuestro y si queremos podemos ser maestros del tiempo, nos pertenece rotundamente,...jejjejeje...amiga un saludo,... y abrazos sin tiempo....

    ResponderEliminar
  14. Pues haces muy bien con romper esas normas, unas normas impuestas por los demás y por intereses propios. Debemos de vivir nuestro tiempo como mejor nos convenga, y marcar nosotros los espacios. Tus letras nunca dejan a nadie indiferente, y desde luego dejan huella.

    Besos, carajillet y una madalena.

    ResponderEliminar
  15. Verónica,gracias por tus palabras siempre,compañera.
    Me encanta ese reloj pasional de vida,que va marcando el sentimiento...y es que el valor de la vida no lo dá el tiempo vivido,sino la intensidad de lo vivido en cada momento...Por tanto,me alegro que tu reloj-interior vaya marcando tu propia vida y la detengas cuando te apetezca...El tiempo somos nosotros mismos,compañera.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por esa autenticidad...
    M.Jesùs

    ResponderEliminar
  16. Lindo poema. Quien pudiera...

    Besos :)

    ResponderEliminar
  17. Hermoso Vero!
    Cada uno a su ritmo.
    Te dejo un abrazo grande y besos x 4.
    Ahhhh....y un rico cafelito compartido.

    ResponderEliminar
  18. Y me encanta que seas diferente, que no respetes los tiempos y nos animes a vivir los tuyos!!! Tarde vi esta entrada pero vale.
    besotes.

    ResponderEliminar
  19. Lo importante es dejar huellas. Besos Verónica!! tarde o temprano se llega y me alegro que lo hayas logrado

    ResponderEliminar
  20. Si se es impuntual por estas razones, a nadie le importaría llegar a tiempo sólo por ser feliz.
    Gracias por compartir tus letras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Siempre es recomendable llegar elegantemente tarde a todos lados... Dicen, no sé.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  22. Nunca es tarde, el tiempo es relativo y cada quien lo vive y siente a su gusto. Ya ves... hoy viernes ando por acá para saludarte.
    Seguí unas huellas de arena precisas, bien marcadas aunque tan diferentes que pensé, deben ser de Verónica. No me equivoqué!
    Besos y linda semana!
    Gaby*

    ResponderEliminar