jueves, 25 de julio de 2013

Este jueves: "En el bosque..."


Cuenta la leyenda que el poema debe leerse sólo en la mente y jamás en voz alta. 

Muchas personas desafiaron la lectura y se filmaron leyendo en voz alta. No era importante el contenido del poema sino el lugar en el que fue hallado, El Bosque del Suicidio. Entre una botella de agua y varios envoltorios de pastillas vacíos, se hallaban huesos humanos removidos y una nota de papel bajo uno de los fémures en los que el suicida había escrito lo siguiente:

Teme por tu hermana y esposa
palpitan fuego y esquirlas de metal.
No caigas en el infierno solo;
sin primavera y oscuro.

Guíame por entre las hojas húmedas y secas
y no prestes atención a los demás.
Golondrinas llegan al bosque
y su llanto llena el arroyo.

No pinches la fruta con tu roja sangre
porque la sangre mana de la aguja.
La senda del infierno es familiar;
acógeme, bosque, en tu abrazo.

Quienes lo leyeron, perecieron; quienes lo susurraron, vagaron; quienes lo disfrutaron, enfermaron y, quienes lo ignoraron, solo ellos lo celebraron.

*Me he basado en el bosque a los pies del monte Fuji, llamado Aokigahara y también conocido como Mar de Árboles. Tiene su "algo" el El completo manual del suicidio de Kanzen Jisatsu Manyuaru quien afirma que los bosques son el mejor lugar para suicidarse, entre ellos el bosque Aokigahara, que es el ideal. Si buscáis imágenes o reportajes de suicidios en estos parajes, como el bosque de los suicidios, mejor os quedáis sentados y esperad fotografías terribles; no os lo aconsejo, yo las encontré por buscar información sobre bosques y meterme donde no me llaman.



Hablando de Japón, os reenvío parte de un mail que le mandé a Cecy sobre cómo elaboraba yo los Haikus, por si os vale, es una forma de escribirlos de andar por casa, sin pretensiones:

Las traducciones que hacen de todos los haikus de japoneses y japonesas suelen ser regulares porque pretenden adaptar la sílaba nuestra a medidas menores de una sílaba, porque en japonés hay medidas menores que una sílaba, al igual que en China o en Grecia, por eso no podemos imitarlos y menos igualarlos. 
Esa medida menor se llama mora y, simplemente, simplificaríamos diciendo que las vocales cortas tienen una mora y las largas y los diptongos dos (1).
Ese es un problema porque hay que entender la evolución de latín al castellano. En latín había CINCO vocales que eran a su vez (según la posición en la palabra) largas y breves; no es lo mismo la U de puro, que la U la de ñandú, por ejemplo... la primera mediría UNA MORA, la segunda DOS MORAS por que suena más larga. Siguiendo esa "manera" que es seguirla por simple intuición, como os suene a vosotros, si más, estaríamos haciéndolo casi bien para contar ese CINCO SIETE CINCO, solamente con las vocales más largas o más cortas.
Es decir, que sumamos cinco, siete, cinco con las moras de una unidad o las dobles, por eso no puede tener cinco SÍLABAS sino que debe medir cinco MORAS.
La temática del haiku siempre capta una sola imagen y habla de alguna emoción o sorpresa que nos produce la naturaleza, los fenómenos naturales, los cambios de estación, COMO UNA INSTANTÁNEA DE FOTOGRAFÍA. Y esa estación tiene que notarse porque debemos centrarnos en el kigo, una palabra que nos ubica en la estación en la que TOMAMOS LA INSTANTÁNEA. 
Yo prefiero los MONDOO (dos haikus juntos con su nombre antiguo), que son como dos haikus "dialogantes"; en ellos, yo te cuento mi instantánea en un haiku, digamos, y tú me respondes tu impresión con otro. 

(1) Ya sé, ya sé que lo sabéis, pero a veces, tener la chuletilla, ayuda. Los diptongos en castellano unen, en de la misma sílaba, dos vocales, como:
- abierta + cerrada: ai - au- ei- eu-oi-ou - ay- ey
- cerrada + abierta: ia-ua-ie-iu-io-uo- uy 
- cerrada + cerrada: iu - ui

Dos vocales abiertas no son diptongo ni quedan dentro de la misma sílaba: ae- ea- ao-oa-eo-oe Ej: saeta: sa -e-ta

El acento sobre la vocal cerrada deshace el diptongo
Ej. huída: hu - í - da

El acento sobre la vocal abierta lo mantiene 
Ej: camión: ca- mión

 Feliz semana con café de diseño oriental...


Enlace permanente de imagen incrustada



42 comentarios:

  1. me gustó tu relato con su poema "magico" Censura. Es muy bueno tu aporte sobre los haikú, lo he leído pero es probable que en alguna ocasión regrese sin "hacer ruido" para volver a consultarlo. Siempre es interesante aprender algo mas. Muchas gracias y saludos afectuosos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Lao. No entiendo por qué no puede entrar en tu blog, si puedes, me pasas el link directo, si?

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Gracias Censu, si bien mi ánimo no está para zarandajas de haikus y contar sílabas.
    Me ha gustado mucho ese bosque, y mira tu que el suicidio, a su debido tiempo claro, y eso es relativo, cada vez me parece una opción muy válida. Por algo se dice que los orientales tienen un elevado coeficiente intelectual. Bs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues de nada, mujer. Igual alguna vez te da un arrebato y te vale de algo la zarandaja, jajajaja!

      Tiene que ser relajante morir entre árboles, la naturaleza a la naturaleza va...

      Besito y café.

      Eliminar
  3. Es una clase de historia sobre ciertas palabras que no deben pronunciarse en ciertas circunstancias. Pero si todos hicieran caso, habría menos historias.
    Tal vez se haya perdido algo del latín al castellano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagina de qué escribiría yo si todo este cosmos fuera ortodóxamente correcto, qué aburrimiento, no? jeje.

      Eliminar
  4. No me hará daño el poema, muda lo meto en la mente. Último mensaje del suicida dormido en el lecho del bosque, tumba natural y acogedora.
    De haber sido la norma la mudez en la lectura ¿quien hubiera escuchado al bardo que cantó la Odisea? Leyendas, oriente, occidente, maneras, costumbres, modos.

    Anoto y aprendo tu lección sobre los Haikus, ciencia de exprimir al máximo una cita un pensamiento, complicada y bellísima técnica.

    Bonito café decorado a la espuma oriental, sin piedad, pero con deleite, me lo bebo a sorbitos.

    Petons templà, estiuencs x quatre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si el cafelito va a pequeños sorbos, tomemos un tequila de un trago a nuestra salud, aunque sea virtual!!!!

      Un besito, compañera. Os queremos.

      Eliminar
  5. Hablas sobre el bosque del suicidio y siento que tiene mucho de oriental, de ceremonial, de algo elegido de una forma consciente y diría que casi espiritual. En cuanto a los haikus, pienso que en su forma de expresión también se encuentra el alma japonesa, su amor por aprehender el instante, la sensación momentánea, capturar un suspiro del tiempo. Se aprecia también en muchas de sus pinturas parcas en trazos, tan sólo los precisos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una forma natural e individual de entender la vida.
      Los haikus son todo un cosmos de diferente expresión. Me recuerda un poco al método Suzuki de violín, un método creado para que decenas o cientos de niños puedan tocar a la vez sin, prácticamente, necesidad de partituras y con una gran participación de los padres. Un sistema oriental que cuatro ........ se han empeñado en europeizar, y no es posible.

      En fin.

      Un abrazo a los dos.

      Eliminar
  6. Lugares de suicidio que valgan la pena, hay pocos.
    Es por eso que la mayorìa de la gente deja que la vida la suicide.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, mejor dejarla que vaya ella sola haciendo... de momento la vida y yo somos muy buenas amigas.

      Un beso y un cafelito, Sr. Oso.

      Eliminar
  7. Veamos, el café de diseño oriental ya me apetece ...
    Tu relato tiene esa fascinación de las leyendas casi irrefutables. Por si acaso, lo he leído sin fijarme mucho, lo ignoraré, ¿vale?
    Besos para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo Juan Carlos. Pasa d elargo y no leas, no sea que el bosque te llame... UUuuuuu... Jeje.

      Un abrazo a todos de nuestra parte. cafelito.

      Eliminar
  8. Es evidente que europeos y japoneses no tenemos el mismo concepto sobre el suicidio. Un poema maldito. Un poema asesino. Tal vez no sea un suicidio sino un asesinato. Larga vida a los poetas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El pobre poema era inocente, igual que los cipreses, tristes ellos por el lugar en el que los colocaron...

      Un abrazo y un cafelito, Alberto. Buen día pases.

      Eliminar
  9. Qué escalofriante. Jamás había pensado en un bosque como un lugar de suicidios, pero me imagino que el silencio y la sabiduría pueden ser una especie de antesala de la paz buscada.
    Me gustó mucho leer tu jueves. Hago como que lo ignoro ahora, sólo porque me gusta celebrarlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pensaba yo cuando leí el documento japonés (japonés, eh? No EN japonés, jajaja), lo encontré un lugar ideal para dejarse ir. De hecho se hallan unos cientos de cadáveres al año.

      Un besito y un cafelito, compi!

      Eliminar
  10. Me gusta todo lo que cuentas y cómo lo cuentas, amiga. Entrar a tu blog, es aprender, es disfrutar, cultivarse, comer tus frutos y... con el café, la visita se repite. La aportación de tu visión del haiku, formidable. La anoto. Mi cariño siempre, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caray! Muchas gracias, me vas a sonrojar!
      Ya tenía ganas de verte, te echaba de menos por aquí. Un abrazo con todo mi cariño y muchas gracias por venir. Ya sabes, café recién hecho siempre tienes en mi rincón soleado.

      Eliminar
  11. Interesente no, más. Yo por si las moscas,he pasado del poema, que estas cosas me dan yuyu. Lo se los haikus es otra cosa, tomo nota y me tomo ese cafecito.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, compañera! Es uno libre de desaparecer cuando le pace, la individualidad ha sido aniquilada con los siglos, parece que siempre hay que estar vinculado a la pena o alegría de los demás.

      Un beso bien gordo.
      ¿Cómo va ese baile? jajaja! Cafelito.

      Eliminar
  12. Con la mente lo he leído y con rapidez por si acaso.
    Gracias por tu lección sobre haikus y acepto ese cafelito tan apetecible.

    Besos.
    Leonor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leonor, hola, compañera! ¿Todo bien?
      De nada, solamente es una forma de ver las cosas, o de entenderlas y compartirlas.

      Un besito y un cafelito. Feliz semana.

      Eliminar
  13. Copio y pego lo de las vocales y demás... este verano después de acabar el libro de Juan Antonio, no tenía más que leer, ahora ya tengo faena que resolveré, espero que cumplidamente, a pie de piscina.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AAaaahhh, entonces espero dos grandes comentarios: una crítica novelera y tu primer haiku con las moras contadas!!!

      Ahí va un cafelito y un capazo de abrazos.

      Eliminar

  14. Invitación - E
    Soy brasileño.
    Pasei acá leendo , y visitando su blog.
    También tengo un, sólo que mucho más simple.
    Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
    A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
    Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
    Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
    Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
    para ti, un abrazo desde Brasil.
    www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la invitación.

      Un saludo.

      Eliminar
  15. ESO DE HAIKÚ ES MUY COMPLEJO, POR ESO YO SÓLO HAGO "NO HAIKÚ". JEJEJEJEJE.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una forma de ver las cosas, bien libres y sin normas; dicen que las normas y los tópicos son peores que las cadenas, no?

      Un abrazo y un cafelito.

      Eliminar
  16. Esos bosques llenos de enigmas y formas extrañas sobrecogen y producen extrañas sensaciones...El poema es muy original y atrayente, a pesar de todo...sonrío...Me encanta la magia,que siempre pones en tus letras...Creo, que eres esa "bruja buena del tiempo", que sabe contar historias ocultas y acercarnos a los misterios...
    Mi gratitud por tu cercanía y mi abrazo grande por esa imaginación y conocimientos, que te permiten tocar la originalidad.
    Feliz semana,Verónica.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bosque llenos de personas que han decidido acabar con sus vidas en un cálido lugar, con la luz penetrando por entre las ramas... un extraño bosque lleno de vacíos, amiga.

      Cuando la historia es real da mucho más pavor.

      Gracias por tus palabras, María Jesús, siempre tan amable. Un cafelito con hielo.

      Eliminar
  17. Me anoto todo!!!! Siempre se aprende mucho por aquí!!!
    (Ah... y que alfredo no se olvide que el libro es mío!!!!!jajaja que fue un regalo de mi gran y querido amigo Juan Antonio.)

    ta?

    muchos besos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ta, ta... tuyo es para siempre.

      Si te vale la información, puede que no sea correcta pero es la que yo tenía y comparto!

      Un beso muy gordo, compi-amiga!

      Eliminar
  18. Me ha parecido muy original tu relato pues nunca se me hubiera ocurrido ver el bosque como un lugar donde suicidarse, sino más bien donde hay asesinatos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No se llama suicidio el asesinato de una mismo? Uf, qué macabro, no?

      Un besito, Charo, feliz finde!

      Eliminar
  19. Entrada muy buena y muy didáctica.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  20. En mi caso el bosque fue, junto con el mar, testigo de mi infancia. Los picnics que hacíamos en familia yendo a cortar juntar piñas, hongos y cortar leña (mis viejos tenían terrenos baldíos allá adentro). Más tarde a jugar con amigos, excursiones en bicicleta o a caballo. Incluso en el fondo de mi casa había 16 pinos, muchos de los cuales corté yo mismo en mi adolescencia (ya estaban viejos).
    No se me ocurriría relacionarlo con leyendas negativas o lugares siniestros. sin embargo en la capital hay un parque donde ha aparecido más de un cadáver :(

    Este finde precisamente estuve recordando y pensando en escribir sobre un bosque en particular. A ver si sale algo...

    Interesante lo del haiku. Si me da por ahí, ya sé donde venir a buscar guía.

    te dejo una taza de chocolate caliente con tortas fritas (o churros, como prefieras)

    Un beso, Censu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. OH, ahí me has dado con el chocolate... no me tientes :)

      Pues creo que mi primera referencia negativa sobre los bosques me vienen de bien pequeña, y el responsable el Sr. Disney: el asesinato de la mamá de Bambi, Blancanieves espantada por sus miedos en el bosque por la noche... qué traumas!

      Lo de juntar piñas para el fuego todavía lo hacemos en casa, la chimenea funciona a todo fuego en invierno, de coger hongos no me fío...jajaja.

      Beso y cafelito con hielo bien frío, de los 34 grados no bajamos!

      Eliminar
  21. Ignoro por completo el tema Haiku. pero sí el del bosque como lugar idóneo para el suicidio. He leído sobre esto aunque no estoy de acuerdo con los autores. Para mi el bosque es el mejor sitio donde poder estar en contacto con la naturaleza,buscar flores hallar troncos o raíces viejas de formes imposibles, que luego decoran muy bien. Hallar piedras bellísimas. Un lugar donde puedes sentarte a leer un libro, solo con el trinar de los pájaros y la brisa de los pinos, cuando son mecidos por el viento.
    Ya se sabe que no todos vemos las cosas desde la misma óptica. Saludos,y gracias por el café.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez por todo eso que me detallas, Montserrat, debe ser uno de los lugares más maravillosos para irse. La misma serenidad, por ejemplo,.

      Un beso bien grande y un buen café, amiga mía.

      Eliminar