lunes, 3 de marzo de 2014

Juevilunes: "Mi mascota..."



Mi mascota… yo misma. Soy mi animal totémico, el que vive en mí, me aceptó y protegió desde el instante de mi nacimiento.

Quieres saber el tuyo? Yo te guío, no te llevará más que un par de minutos; sí, me he convertido en chamán, concretamente para este jueves.

Relájate respirando con suavidad y los ojos cerrados.

Sitúate en el paisaje que primero acuda a tu mente y observa las plantas, las nubes o el techo, siente temperatura, olores, sonidos. 

Verás un camino o un puente que te conduce a un sendero. Camina y sigue observando. Párate si te apetece a contemplar algún detalle. 

Camina y siente que un animal te acompaña y proteje. No sabes cuál es, no importa.

Cuando decidas pararte porque has llegado a un espacio especial y cómodo, puedes querer sentarte o seguir contemplando con placer.

Tómate tu tiempo y cuando estés listo, date la vuelta y verás tu tótem.

Dale las gracias por acompañarte y protegerte y háblale si lo necesitas.

Regresa por el mismo sendero y abre los ojos despacio.

Bueno, yo lo he puesto en práctica porque nunca lo había hecho y hay que probar de todo, sobre todo para hacer una entrada juevera en condiciones. No se debe hablar de lo que no se conoce.
Mi tótem ha sido un gato pequeño y rojizo, nada importante ni fascinante.

Sin embargo, el gato tótem no negro tiene una serie de sugestivas particularidades, porque mira con picardía un mundo que no entiende su interés por el conocimiento. Porque es un animal lunar, intuitivo y soñador, como los buenos cáncer. Es inteligente, tímido, selectivo, refinado, y capta frecuencias que los humanos son incapaces de percibir. Como símbolo de bondad interna, un gato es capaz de hacer más flexible nuestra forma de pensar.
El gato puede ser tan meloso como distante e impredecible, transforma las energías negativas de un hogar, porque es guardián de su casa, o de una persona, en energías positivas, porque es un protector natural. Dicen que es bueno llevar un amuleto con la figura de un gato.

En Japón maneki neko es el animal de la fortuna.


Ponerlo en el blog da buena suerte a quien lo visita... e invita a entrar en él.
Os regalo esta preciosidad del siglo XIX...




Cafelito para todos, amigos totémicos... y buena fortuna os sople.







Más animalitos en casa de Charo... 


Gracias, Charo...


56 comentarios:

  1. Bueno, volviendo luego de algunas peripecias. Ya voy a ver si puedo engancharme en la juevada. Yo tengo un perro y un gato. El felino me ha transformado, ¡y cómo! No soy amigo de los gatos, pero me ha quedado como herencia y testigo de un amor y se ha convertido en un personaje central en casa. Es bastante forro, pero nos entendemos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi casa familiar siempre hubo perros, jamás gatos. Luego pasé por pez y hamster. Volví a pez y cada vez soporto menos que se mueran, es todo un drama, amigo mío...

      Debe ser que tengo tan mala fortuna en la economía por no tener gato???

      Ay, ay, ay... me veo adoptando uno, Sr. Oso.

      Un beso y tu cafelito.

      Eliminar
    2. No creo que los gatos incidan en la economía. Siempre fui un seco, antes y después del arribo del felino.
      Besos

      Eliminar
    3. Jajajaja, pues ya somos dos, solamente me faltaba alimentar a un gato, jajaja!

      Eliminar
  2. Interesante y cultural planteo, una buena manera de inaugurar la propuesta juevera. Y me gusta el gato cafetero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, eres muy amable. El felino del café, bien abrigadito hoy que vuelve el fresquete en esta zona...

      Eliminar
  3. Un camino que quizá empiece para descubrir que podría ser mi totem, no estoy segura de que fuera un animal. Me ha resultado interesante, eres original. Abrazos de colores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual era una amapola y tu totem es vegetal... el mío podría ser una coliflor, jajaja!

      Un abrazo y muchas gracias coloreadas.

      Eliminar
  4. He caminado por ese paisaje y lo he disfrutado, cuando me he dado la vuelta he visto mi tótem, no era un animal.

    Un beso y un café que voy a hacer ahora mismo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y qué había tras de ti? No me dejes entre dudas... sería un pino, una parra, una nube, superman?

      Dudoso café me dejas, compi. Besito sin dudar.

      Eliminar
  5. He seguido tus pasos, me he concentrado, y algo no sé lo que ha sido me ha llevado derecho al armario de la cocina, a pillar media torta con chocolate. Lo que no he visto por el camino ha sido ni gato ni hostias.

    Besos Censu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NI gato ni hostias, hummmm, igual era el fantasma de los michelines perdidos que te perseguía por comer calorías extra... Ojo que muerde!! :))

      Beset, Rafa.

      Eliminar
  6. No probé, pero si me pasa como habitualmente, detrás de mi van mis perros, mi caballo y mis gallinas...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues igual tu totem es un zoológico granjero en pleno, fíjate si estarás bien cuidada :))) Vida feliz y próspera...

      Eliminar
  7. Verónica, siempre me gustó volar por amplios espacios, intuyo que mi totem o mascota es una paloma o gaviota...Asi que te agradezco la guía que nos das, veremos si la encuentro...Original post, amiga...Espero que el gatito, te dé mucha suerte y confianza en la vida.
    Te dejo mi abrazo y mi cariño, compañera...Gracias por el cafelito.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues imagino que me dará tanta suerte como el horóscopo del diario cuando me favorece...
      Hay que estar abierto a CASI todo...

      Un abrazo con mucho cariño y tu cafelito de hoy.

      Eliminar
  8. Anónimo4/3/14 14:31

    SI, ELLOS SON UN GRAN AMULETO. TENGO 2.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a disfrutar de la suerte, amigo. Buenos vientos te soplen...

      Beso.

      Eliminar
  9. ¡Qué bueno,ya no soy la única! Muy ingenioso preciosa, muy ingenioso. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, a veces es divertido salirse por la tangente con un texto divertido.

      Un besito y tu café.

      Eliminar
  10. Hablan de los totems como si fueran mascotas, pero, ¿qué pasa si es un animal menos amable como un oso, un puma o una serpiente? Ahí las querría ver, con semejante mascota...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues imagino que si me doy la vuelta y veo un león o un cocodrilo, salgo pitando pies para qué os quiero... :))

      Eliminar
  11. como bien decis, hay que probarlo.luego te cuento. por ahora me resultó muy interesante (en el blog de nuestro amigo Alfredo, creo que están hablando de vos..no te lo cuento de chismosa, sino porque te va a gustar,jajaja.) besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno, vengo de hacerle un comentario y me ha echo mucha ilusión el recordar. Me alegra que me pasaras el cotilleo, jajajaa!

      Un beso, amiga mía.

      Eliminar
  12. Qué bueno! Cuando tenga tiempo voy a probar a hacerlo a ver que animal soy yo!
    Gracias por participar.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Huy, pues me vino a la mente al verte que será un simpático hurón... no me preguntes... me apareció en la mente :))

      Beso y cafelito, Charo, gracias a ti.

      Eliminar
  13. Yo camine el sendero con curiosidad y decisión, lo único que vi fue un arce rojo, ya me dirás que hago con eso jajaj
    Tienes un premio para tu bello blog en el mio, deseo que te guste amiga...pasa a recogerlo cuando puedas.
    Por cierto, llevo varios días intentando mandarte un mail, pero debo de tener mal tu dirección, porque me vuelve y dice el muy geta que no te conoce en ese sitio....¿ Quien no conoce a vero ? le pregunto y así ando un poco desquiciadita jajajja Hoy tu café me sereno la tarde besos dulces guapa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, los árboles representan el crecimiento de una familia, ciudad, personal... es un bonito lugar en el que apoyarse y cobijarse...

      Te mandé mail para que lo tengas.

      Voy por el regalo, rápida y veloz y de paso te dejo un cafelito.

      Beso y muchísimas gracias.

      Eliminar
  14. Yo sigo pensando igual...

    https://www.youtube.com/watch?v=jHioQ18JHoQ

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, qué bonito el regalo, aquí me has dejado moviendo los pies y una sonrisa. ¡Gracias, José!

      Un abrazo y tu cafelito.

      Eliminar
  15. A mi me ha salido un perro callejero. Es leal, humilde yno pide nada, solo da.
    Buen experimento. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí señor, calor y protección incondicional. Se ve que a cada uno nos acompaña el animal similar a nosotros... dicen...

      Un abrazo, gracias.

      Eliminar
  16. Buena suerte para tí también, y que te vaya bien con tu gato. café y cafelito. ;-)

    ResponderEliminar
  17. Perdón, quería decir beso y cafelito, dos cafés puedes ser mucho ¿no? jeje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rrrrrr, me chirrían hasta los dientes de pensar en dos cafés, jajaaa! Un beso, Cristina. Gracias por venir.

      Eliminar
  18. Bueno, bueno, yo no se si el mío es un tótem, pero doy fe, que cambia la energía, cuida la casa y también de mi. O quizás todo esto sea simplemente mi mirada de el. No importa de cualquier manera da resultado.

    Me pareció ver un lindo gatito!!!


    Abrazo amiga :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegra porque hoy día estar rodeado de buenas energías es tan importante.

      Pobre Silvestre, jajajaa, siempre me dio pena, el pobre.

      Un besito, compañera.

      Eliminar
  19. He seguido al pie de la letra tus indicaciones -cómo me gustan estas cosas amiga! jeje!- y verás, vi un pájaro de colores, pequeño y de agil vuelo, tan ágil que se me escapó al instante. Pero juro que no ando con los pájaros revoloteados ni se me subieron a la cabeza, eh? Así que ese ha de ser mi tótem! Siempre interesantes y originales tus aportes. El gatito de la suerte ya me lo he llevado, que todo lo que traiga buena onda bienvenido es.
    El cafelito, infaltable, te traigo unos bombones con avellanas, espero te gusten.
    Besos al vuelo del tótem de mi pajarito!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito tu totem, parece ser -si funciona, claro- que no lo elegies tú, él viene en tu busca.

      ¿¿¿¿QUE SI ME GUSTA EL CHOCOLATE CON AVELLANA, DICES?????

      Soy la reina de los "Ambrosios" y de la nocilla, mala fortuna me sopla con las dietas pero bueno, cuando hago bocatas la huelo, jajajjaa!

      Un beso bien grande.

      Eliminar
  20. Esta noche no estoy yo muy fija, he intentado buscar mi totem y me ha aparecido un lagarto con cara de pocos amigos. Me niego, me niego a quedarmelo porque me da pánico. Mañana lo intento de nuevo.
    Mientras, acariciare a mi gato que lo tengo en el regazo.
    Aiiissssss, lo que se aprende con censura.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un lagarto? Pues son muy pacíficos y comen insectos molestos, picosos y dañinos...
      Igual era una simpática lagartija, sonriente como tú!

      Seguro que es un buen protector, si no le has dado las gracias antes de espantarte no sirve el juego... dicen...

      Un besito, Rosa, feliz tarde.

      Eliminar
  21. Creo que el mío es un leopardo...algo más grande, pero felino también!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. UUuuuuu, qué terrible mujer... protegida estarás, amiga, con un bicho tan grande y de alto realengo.

      Un beso.

      Eliminar
  22. Anónimo7/3/14 19:10

    Siguiendo al pie de la letra tus precisas instrucciones, me he topado con un hormiguero y pienso yo que son demasiados aspirantes así que mejor sigo sin mascota. Cuando la quiera, me miraré a un espejo a ver si me sirve.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Pepe, qué risa, me he acordado de aquella peli del año de catapún que iba de una invasión de hormigas, La Marabunta!!! Yo creo que tu totem sería una gacela o un gacelo, mejor.

      Abrazo a los dos y vuestro cafelito.

      Eliminar
  23. Muy bonito Verónica! ¿sabes? el animal que se me ha aparecido es un zorro del tamaño de un perro grande y con las patas muy largas y negras. Curioso, ¿verdad?

    Muchas gracias por tu entrada y un fuerte abrazo.
    Alberto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alberto. Sí, muy curioso porque dicen que no es un animal frecuente en aparecer, que es muy rápido y desaparece enseguida antes de que le des las gracias.

      Muchas gracias a ti por venir. Un abrazo y tu cafelito.

      Eliminar
  24. Bien, llego te leo y curioseo, me llevo con tu permiso el gato con el cafe y me quedo de seguidora, ¡TODO UN PLACER¡
    Sindel tiene claro porque te premio,

    Besos muchos ♥♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, amiga nueva!
      Gracias por venir y por seguirme, ahora mismo voy a cotillear tu casa y a dejarte un cafelito.

      Un abrazo bien grande.

      Eliminar
  25. Pues yo, me he relajado con tu entrada, he cerrado los ojos y he seguido tus instrucciones, y creo que ese gato me gusta, y más después de leer todas tus explicaciones.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso sentí yo, me relajé... el resto supongo que fue mera ilusión mental, pero ahí estaba el gato.

      Gracias, Carmen. Un besito.

      Eliminar
  26. Me gusta que tu mascota sea un gato, en casa había uno precioso, un cruce de romano y persa, era en su comportamiento como tú has los has definido. He paseado e imaginato segun tus instruciones y tres de mí había un caballo blanco, no se que significa, pero ahora lo busco rápidamente.
    Me tomo tu cafelito.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Caray, un caballo, tu no te protejes con algo pequeño, eh? a lo grande :))) Y blanco... tenía un prncipe azul encima???

      Un besito, compañera.

      Eliminar
  27. Seguí tus indicaciones y allí estaba mi tótem... un pato blanco y negro. No imagino que pueda significar, pero me agradó la experiencia. Me gustó lo del gato de la suerte, así que con tu permiso me lo llevo a mi blog :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito animal, muy resistente y belicoso, eso está bien. Claro, pon al gatito en tu blog, eso dicen, que tendrás gratas visitas.

      Un beso bien grande y sonoro.

      Eliminar
  28. Y una vez cubierto el expediente del relato juevero, (que para ser un expediente, me ha parecido magnífico) me ha picado la curiosidad y me he ejercitado en la prueba de descubrir mi "tótem"
    He ido y he vuelto, con los ojos cerrados, además de tropezar con dos sillas y un paragüero, al abrir los ojos he visto un reguero de hormigas en busca del chocolate perdido... ¿es normal? ¿Debo ilusionarme con alguna de ellas para toda la vida? ¿Me pasará algo por matar esas mascotas indiscriminadamente?

    Besitos... Ah, recuerdos de Pericles.

    ResponderEliminar